ENEAGRAMA, COMUNICACIÓN Y NATURALEZA

 

 

Propósito

 

Dentro del taller Eneagrama, Comunicación y Naturaleza trabajamos profundas herramientas de auto-conocimiento y comunicación para tener los elementos necesarios que nos permitan manejar nuestro proceso de desarrollo como seres humanos de forma mucho más eficaz y que nos lleve hacia niveles más satisfactorios en todas las áreas de nuestras vidas.

 

Buscamos actualizar por completo la percepción de nosotros mismos, renovando nuestros vínculos afectivos y ensayando nuevas vías de acción.

 

Afirmamos que el bienestar del ser humano depende principalmente del conocimiento  que posea de sí mismo, de su desarrollo a través de la comprensión y la depuración de su pasado y de su interrelación y equilibrio con los elementos del ambiente que habita.

 

Introducción

 

El ser humano desde que se separó o, mejor dicho, se distinguió del mundo animal -debido a la evolución de la especie y por múltiples causas que van desde su alimentación, pasando por el descubrimiento del fuego, siguiendo por la evolución a lo largo de millones de años y de su capacidad de visualizar el futuro y desarrollar nuevas estructuras neocorticales hasta convertirse en “homo sapiens”-, estuvo intrínsecamente unido a la naturaleza y a todos los seres vivos que habitaban a su alrededor. Los animales significaban alimentación, orientación, colaboración, curiosidad sobre su manera de conducirse ante la vida (etología) y cualidades intrínsecas. Los hombres aprendían y se guiaban por sus compañeros vivos de planeta -los animales- para su supervivencia y, como veremos en este taller, también para la compañía, el estudio y observación de los mismos para su orientación y su evolución como especie; y en algunos casos, para su compañía y aspectos más psicológicos que son los que nos van a interesar fundamentalmente.

 

De los animales, así como de algunas especies vegetales, se servía el ser humano para la alimentación, así como la imitación de ellos, también se servía de ellos para su desplazamiento y para organizar partidas de caza. De igual manera se apoyaba en ellos para conocer las mejores rutas en su estado nómada y, sobre todo, para estudiarlos y comunicarse con ellos con la intención de mejorar su calidad de vida aprendiendo sobre ritmos, movimientos y en suma sobre los ciclos que tiene la vida.

 

Si uno contempla el reino animal, puede ver variadas pautas de comportamiento, hábitos alimenticios diversos, modos de relacionarse unos con otros, actitudes curiosas y sorprendentes. Pero si uno observa con el corazón abierto y la conciencia alerta –sin prejuicios ni preconcepciones-, podrá descubrir que esos patrones de conducta ocultan mensajes para los humanos, importantes lecciones que pueden transformar el curso de sus vidas para siempre.

 

Por otro lado podremos ver asociaciones entre nuestra Personalidad y cómo está sellada en la naturaleza a través de seres vivos que nos podrían llegar a representar en algunos aspectos. Y, en el momento en que estuviéramos identificados con una u otra forma de procesar la información, podríamos encontrar una correspondencia en la naturaleza a través del estudio de la etología de ciertos animales que, en principio, ofrecemos la idea de que nos representan. Es decir, representan parte de nuestros comportamientos, de nuestras conductas y de la manera como nos representamos ante el mundo en la integridad y completitud de nuestro ser.

 

Explicaremos qué es un Ser Humano y en qué se asemeja y diferencia de un animal a través del estudio de la conformación tricerebral (paleoencéfalo, mesoencéfalo, telencéfalo), el Sistema Nervioso Central y el Sistema Nervioso Autónomo, con el impacto psicológico que producen dichos centros. Encontraremos la explicación de por qué hoy día reacciona como reacciona a través de las respuestas de sus sistemas nerviosos y su psique a los estímulos actuales tan diferentes a los de otros tiempos. Relacionaremos todo ello con diferentes maneras que tiene el Ser Humano de reaccionar ante el estrés, según su personalidad y cómo todo ello le afecta psicológicamente tanto a nivel conductual, como intelectual y emocionalmente.

 

Las crisis existenciales y de relaciones que vemos a nuestro alrededor, y que nos dedicamos a investigar los profesionales de la salud mental, suelen ser producto de emociones básicas que nos dominan, a veces sin motivos aparentes, como son la rabia, el miedo, la tristeza y de actitudes prepotentes llenas de tensión que facilitan las llamadas enfermedades psicosomáticas al no darle una salida saludable a las  emergencias instintivas, emocionales y/o mentales propias de nuestra naturaleza y de la propia definición de lo que es un ser humano, que nos provocan ansiedad y miedo de los demás y hasta de nosotros mismos.

 

Eneagrama

 

Con el Eneagrama de la Personalidad podemos acceder a un profundo conocimiento de nosotros mismos, a la estrategia preferida que tenemos para relacionarnos con los demás y percibir el mundo en general. Buscamos encontrar aquellos puntos ciegos o nudos que nos impiden tener una vida más satisfactoria y, al mismo tiempo, (nos muestra) las claves de acceso para despejar aquello que está limitando la actualización y la expresión de todo nuestro potencial.

 

El Eneagrama de la Personalidad es un esquema de relaciones que va a ayudarnos a comprender mejor nuestro funcionamiento interno. Es un instrumento muy útil que podemos usar para auto-conocernos en profundidad y hacer un trabajo psicológico que conduzca a la comprensión de nuestros niveles más profundos para comenzar a tomar conciencia de los automatismos que usualmente nos gobiernan impidiéndonos mayor flexibilidad y apertura.

 

En un momento temprano en nuestra infancia, cada uno de nosotros desarrolló un determinado estilo de adaptación a la realidad. Este estilo de adaptación adquiere un carácter compulsivo convirtiéndose en una verdadera estrategia de vida. Hay nueve estilos de estrategias básicas de vida, o sea, nueve tipos de personalidades que nos proponemos estudiar en detenimiento dentro de este taller.

 

Si bien cada uno de nosotros puede considerarse como una amalgama en la cual posee rasgos de todo el espectro del Eneagrama, también es cierto que en cada uno de nosotros hay una piedra angular, tendencia dominante o “piedra de toque” que determina su cosmovisión o estrategia vital, es decir: para cada ser humano sobre el planeta existe un sólo Eneatipo básico, aunque lo exprese de manera muy particular y característica, de acuerdo a su respectiva individualidad.

 

Existe un tema de estudio dentro del trabajo con el Eneagrama de la personalidad al cual se le llama el tótem de cada eneatipo. ¿Qué es un tótem? Es una representación simbólica de ciertos rasgos que hacen a una persona o a una tribu.

 

En este caso, el tótem de cada eneatipo estaría constituido por aquellos animales que podrían representar distintos aspectos de su funcionamiento psicológico, tanto en lo funcional como en lo disfuncional.

 

Algo importante: este tipo de comprensión sobre un tema, como el Eneagrama de la personalidad, se fundamenta en lo que se llama Ley de Analogía: esto significa que ciertos arquetipos pueden representarse simbólicamente porque hay una similitud que emparienta dos o más cosas aparentemente muy disímiles, como pueden ser el carácter de un hombre y una montaña. Y lo cierto es que un determinado sujeto bien podría ser como una montaña: grande, impasible, sólido, con visión panorámica de las cosas, incondicional, pues siempre está.

 

Los aborígenes de distintas culturas conocían muy bien esta Ley interna empíricamente, adjudicándole nombres a sus individuos en base a ella, y no porque tal o cual nombre "estuviera de moda" o sea, no le  llamaban al recién nacido "Luis Miguel", sino “Cielo Claro”.

 

Naturaleza

 

Trabajamos con y dentro de la naturaleza, comprendiendo el enorme beneficio que ella nos provee y la importancia que tiene dentro de nuestro propio desarrollo el contar con prácticas armonizantes y espacios adecuados donde equilibrar nuestra salud, aquietar la mente y aclarar y depurar las emociones.

 

El trabajo con la naturaleza nos permite reencontrar nuestro punto de balance y recuperar nuestro ritmo. Logrando reconocer la expresión de la perfección de la vida que se manifiesta primordialmente en la naturaleza no contaminada.

 

El contacto con la naturaleza, desde nuestro punto de vista, es absolutamente imprescindible para una rehabilitación y una aceptación del sí mismo en la totalidad.

 

Comunicación

 

La comunicación es un tema fundamental para salir avante en la vida.  Aprender a comunicarse con el mundo, con las personas, con los animales y con el entorno, así como con uno mismo, resulta clave para sacar adelante los proyectos vitales y cumplir los objetivos que uno se propone. Podríamos decir que uno de los más grandes males que aquejan a la humanidad se encuentra en el área de las relaciones, las personas usualmente no saben cómo relacionarse sanamente, creando vínculos sólidos y maduros y una parte fundamental de las relaciones es manejar una comunicación adecuada, tanto interpersonal como intrapersonal.

 

Trabajaremos tanto con la comunicación interpersonal, o entre las personas y de ellas con un grupo, como con la comunicación con uno mismo, con el entorno y los animales,  y muy en especial con la comunicación no verbal, de ello nos ocuparemos también.

 

Los animales no emiten juicios de valor; no son capaces de interpretar dobles sentidos, ni actitudes cínicas ni hipócritas. Ellas representan la inocencia de la Naturaleza y la maravilla de la creación en seres latentes con necesidades, tipos de conducta, formas de comunicación no verbal, que le pueden ayudar al ser humano a tomar de nuevo contacto consigo mismo, con sus valores, su empatía, su compasión, su escucha atenta y el conocimiento de sí mismo y de los demás, a través de una orientación profesional sobre cómo optimizar sus relaciones con éstas.

 

En resumen, el mensaje global de nuestro taller es que no importa lo que haya pasado en la niñez, no es tarde para hacer cambios, para probar nuevas vías y para reprogramar nuestra mente y actualizar la visión que tenemos de nosotros mismos.

 

Queremos llevar la conciencia a aquellas situaciones que se presentan de manera repetitiva en nuestra vida y que conforman patrones que difícilmente pueden llegar a romperse usando las mismas herramientas que antaño pudieron funcionar, pero que ahora se hace necesario revisar y adecuar a nuestras verdaderas posibilidades.