¿Qué es un gato?

Felis silvestris catus.Es un mamífero, exclusivamente carnívoro, de la especie felino, género felis. Procede de la coincidencia de muchas especies salvajes de felis, entre ellos el gato indio del desierto y gato líbico. El género felis nace en el Plioceno (terciario) hace +-4 millones de años. El gato salvaje es del Holoceno hace 20.000 años y los primeros domésticos hace unos 5.000 años

Primeros datos de domesticación proceden de Egipto aunque se supone que existían ya gatos domésticos en la India. El proceso fue, con casi toda seguridad doble: El hombre acumuló comida, atrajo roedores, los roedores actuaron como reclamo de los gatos y el hombre le permitió cobijarse a cambio de tan valioso servicio.

Un gato, por lo tanto y ante todo, es un predador salvaje que no tiene conciencia jerárquica ya que sus miembros son autosuficientes incluso en el caso de que se organicen en grupos numerosos.

Organización social

No hay patrones fijos

Depende mucho del medio, la necesidad de reproducirse, el número de individuos y el sexo predominante de estos.

En las calles: lo más común es un grupo de varias hembras con papeles sociales puntualmente bien definidos aunque éstos pueden cambiar según varíen las circunstancias. Hay siempre una hembra con prioridad para la reproducción pero no significa que otras hembras no puedan gestar, al contrario, suelen ser madres a la vez (organización tipo leon).

Los machos pueden ser nómadas o integrarse en un grupo de hembras.

En el medio natural (especialmente en el desierto): Madres con sus crías y machos que abarcan un territorio extenso con varias hembras Se da un desequilibrio sexual evidente.(organización tipo leopardo)

Algunas razas concretas tienen organizaciones específicas: Siameses, en parejas, por ejemplo.

Conclusión:

    Gran adaptabilidad social

    Jerarquía más flexible y menos evidente que en otras fieras como los perros o los lobos.

    Consecuencia: no va a asumir nuestra superioridad de entrada. Tampoco va a querer imponer su voluntad.


Rasgos psicológicos y de comportamiento gatunos

    Animal en extremo territorial. Los gatos que viven en manada no tienen ninguna restricción en su territorio. Por eso no entenderá que se le cierren puertas o que se le niegue el acceso a ciertas zonas (sofá). La forma de marcar es arañando y dejando rastros de feromonas.

    Instinto predatorio prácticamente intacto. Si un gato no caza tendrá que entrenarse mediante juegos. Es una buena manera de interactuar con un gato.

    Fácil adaptabilidad al inicio de su vida pero poca resistencia a los cambios. Puede sufrir episodios de estrés que terminen en agresividad o fugas en el caso de que cambie de familia cuando el animal es adulto.

    Elevadísima resistencia a la frustración.

    Bajísima tolerancia al ruido intenso, movimientos bruscos, hiperactividad, etc (en general huyen de los niños muy pequeños)

    Muchos recursos para la supervivencia: amplio espectro nutritivo dentro de la dieta carnívora; capacidad para ocultarse; extrema adaptabilidad corporal para el ataque y la huida.

    En la mayoría de los casos no atienden a órdenes directas. Escasa respuesta al castigo. Mayor respuesta al refuerzo positivo especialmente con los juegos (menos con la comida)

Lenguaje felino

Verbal:

    Ronroneo: gran satisfacción o muerte inminente

    Maullidos cortos: llamada a los miembros de la familia, petición de solución a algún problema, ansiedad.

    Rugido gutural: aviso de ataque. Animal muy asustado o/y enfurecido.

    Grito de gran intensidad (parecido al de un leopardo): Agresión en curso, no hay vuelta atrás.

No verbal:

    Orejas. Lo normal es tenerlas erguidas sobre la cabeza o dirigidas hacia los lugares de donde viene el sonido. Hacia los lados indica malestar o prevención. Hacia atrás, enfado, miedo o agresión.

    Ojos. Abiertos: gran atención o reclamo para iniciar un juego. Entreabiertos, sueño, placer, serenidad y seguridad. Cerrados, gran seguridad, no necesariamente está dormido.

    Pelo. Debe estar pegado al cuerpo, en el momento que se eriza, especialmente en el rabo y lomo es señal de miedo y/o furia.

    Cola.

 Erguida, madre que guía a sus cachorros, cachorros que buscan a su madre, gato marcando territorio (movimientos cortos y frecuentes), advertencia de agresión.

Muy baja, miedo, enfermedad, malestar.

Movimientos muy rápidos, nerviosismo, incertidumbre, el gato está molesto o está jugando a atacar.

Aplicación en terapia.

Los gatos tienen la virtud de poner a los humanos en su sitio y de recordarles que el resto del planeta también existe con sus necesidades y derechos. Egocentrismo

El gato, en general, es una cura de humildad. Con un gato no se puede uno permitir ser un maniático de la pulcritud. Aunque son animales muy limpios, tienen su propia interpretación de la utilidad de las cortinas de casa y del tapizado del sofá. Obsesión, intolerancia.

Para un gato, su “dueño” no es una autoridad. Su voluntad no es manipulable a discreción, jamás te dará la patita ni hará el past o el sit. Manipulación, megalomanías, necesidad de control.

Cuando un gato se propone algo no ceja en su empeño. Si no se le quiere dejar pasar a algún lugar concreto, o se quiere modificar algún comportamiento, tendremos que ser más resistentes que él. Impaciencia, baja resistencia a la frustración.