CUESTIONARIO:

0.- Confírmame por favor tu edad y datos personales y
profesionales.
Mª Isabel Salama Falabella, 47 años, licenciada y doctorada en psicología clínica, psicoterapeuta con dos herramientas: el eneagrama y la psicoterapia asistida con animales. Profesora honoraria de psiquiatría, Universidad Autónoma de Madrid.
Madre de tres hijos.

1.- En tu vida los animales han estado presentes desde
tu infancia y te han acompañado en lo profesional y lo
personal. ¿Qué significan para ti nombres como Huaso,
Kira, Jara, Lassi, Cleopatra, Margarita, Rodolfo o
Pachita?
Efectivamente los animales me han acompañado a lo largo de mi vida siempre. He tenido una comunicación muy especial con mis mascotas: mi perro Huaso que fué el primero, mi pastora alemana Kira con la que tuve un profundo sentimiento de AMOR, mi yegua Lassi que me llevaba libre y adolescente a galopar por el campo, una yegua que me señalo un camino Margarita, una tortuga de tierra que me maravilló Cleopatra, un loro que me enseñó sobre la mentira Rodolfo y una gatita muy especial a la que busco y busco y huye y huye, ella necesita otros modos de ver su realidad...
Hoy día me acompañan en mi desempeño profesional Saldete, un caballo español y Lola, una potra de ya dos años a la que vimos nacer.

2.- ¿Cómo surge en ti el interés por la psicología?
¿Cómo descubres y te orientas hacia la terapia
asistida por animales? ¿Qué te ha aportado a nivel
personal?
El interés por la psicología no nacio de mí hasta cuarto de carrera, a través de un magnmífico profesor de psicpatología, fué mi madre quien me dijo, cuando tenía yo 17 años que hiciera psicología, y obedecí. Fué a raíz de una crsis personal después de haber sido madre tres veces, que recordé haber hecho esa carrera profesional y retomé mi función, y también fué cuando me encontré en la vida con el humanismo, que preparó el camino para un desempeño de dicha función muy diferente a la que había estudiado en la universidad. Fué a través de la comunicación con animales que me fuí encontrando a lo largo de esa época, que me dí cuenta que a mí los animales me habían apoyado para autorrealizarme. Y es ahí cuando decidí unir mis dos grandes amores: la psicología y los animales, que junto con el magnífico estudio de la personalidad que nos enseña el enagrama , he podido sacar adelante mi profesión como psicóloga clínica.
 
3.- ¿Qué tienen los animales que no tengamos los
humanos? ¿Cómo pueden ayudarnos? ¿Qué podemos aprender
de ellos?
Es una pregunta muy larga, para comenzar tienen una manera fascinante y diferente de nosotros de procesar la información y la psicoterapia consiste en comunicarnos con los animales a nivel de su etología. Si son presas, si son derpredadores, si son de manada, si dicha manada es dominante o ejerce liderazgo, si son solitarios en la naturaleza. Es por éso que reaquiere para comunicarse con ellos, el estudio de su comunicación intre e interespecífica. Ampliamos pues la comunicación y sus técnicas y nos ponemos más en el lugar de los otros. Salimos del yo para ponernos en el tú.
Respeto a su idiosincrasia y estudio del lugar que ocupan en el planeta.
Los animales no nos juzgan, pero si nos respetan en nuestra sucesión de presentes si salimos de las actitudes prepotentes y bajamos nuestras defernsas. Toda una psicoterapia holística integral en el que trabajamos con el cuerpo, con la comunicación no verbal, con nuestras emociones y también con el conocimiento.
Los animales nos hablan sin actitudes a través de sus reacciones ante nosotros, en ese sentido actúan como espejos, y somos nosotros los psicoterapuetas quienes hacemos la traducción.
Yo desde pequeña quería ser etóloga, pero no existía esa carrera, la vida misma me ha dado un lugar para estudiar etología (ciencia del comportamiento animal) a través d emi profesión.

4.- ¿Existe una especie animal adecuada para cada tipo
de terapia (perros, gatos, defines, caballos, animales
de granja)? ¿Qué personas pueden beneficiarse de la
terapia asistida por animales en cada caso y cuáles
son esos beneficios? (ESTA PREGUNTA LA PODRÍA
CONTESTAR CON LOS DATOS DE LA WEB, SI QUIERES
SÁLTATELA)
No existe un animal para cada psicopatología, puede ser cualquier animal el que estimule al ser humano en crisis vital (que es a lo que me dedico) a ramonizar su vida y darse cuenta, es decir, a cuestionar su sistema de creencias.

5.- Comentas en tu web que estás haciendo un estudio
sobre personalidad y mascota y raza de perro adecuada.
¿Podrías hablarnos sobre qué te llevó a plantearte ese
trabajo y sus conclusiones?
Las preguntas de los medios de comunicación, ya que es yuna pregunta que se hace siempre. De todos modos he decidido investigar sobre el instinto humano y en instinto en la naturaleza que es lo que prioriza hoy día el ritmo de mis investigaciones.

6.- Consideras que los animales de compañía pueden
absorber la neurosis de sus compañeros humanos y
abogas por la psicoterapia conjunta en estos casos.
¿Crees que es posible tratar a un animal sin abordar
la neurosis del dueño? ¿Cómo sería este tipo de
terapia, qué beneficios aportaría, en qué casos sería
apropiada?
Los animales mascota efectivamente por una cuestión de supervivencia sobre todo, sí que absorven las neurosis humanas, de hecho un gran método de psicodiagnóstico humano es el de observación de su mascota. Es por ello que hoy día podemos hacer una psicoterapia cionjunta, de hecho nos dedicamos en un campo de nuestra propfesión a la psicoterapia a mascotas a través de los dueños y a la psicotetrapia a los dueños a través de sus mascota, un acampo precioso de palicación de esta herramienta.
No es posible hacer psicoterpia a mascotas sin aplicar ciertos abordamientos a los dueños, hay una simbiosis total de las mascotas a sus dueños y viceversa que hace de la realción una ecuación indisoluble.
El abordamiento depende de los motivos de consulta, pero será importante aplicar técnicas de adiestramiento al animal y algo de psicoterapia a sus dueños. Comprensión de la conducta del animal a través del estudio de su etología y biografía particular. Es muy interesante y cada día más demandado. Estamos en el Era de la comprensión.

7.- ¿Consideras que tener una mascota en casa es
siempre beneficioso? Si es así, cuáles son esos
beneficios.
No considero que tener una mascota sea siempre beneficioso, en absoluto. Se necesita una comprensión del animal, una revisión de la vida de las personas para poder hacer un compromiso de responsabilidad de los años en que vaya a vivir la mascota. De esa manera evitamos situaciones engorrosas, que muchas veces llevan al abandono del animal, y situaciones en que se pueda poner en peligro una estructura familiar por ignorancia de la responsabilidad que se asume.
Las personas que vayan a introducir en sus vidas una mascota, desde mi punto de vista deben revisar sus posibilidades de cuidado y salud tanto físico como psíquico tanto de sí mismos como de los animales.
En caso de que así sea y partiendo de dichas premisas, los beneficios pueden ser importntes tanto en el área del afecto, como en el área de la comunicación y en el área de la salud física también.



curiosa.

9.- ¿Qué has aprendido trabajando con animales como
coterapeutas (a nivel profesional y/o personal)? ¿Qué
saben hacer ellos mejor que los terapeutas humanos?
 
Los animales son magnífico coterapeutas, si el psicoteerapeuta ha aprendido a comprenderles y a traducir su lenguaje y forma de comunicación. Menos algunas mascotas, por ejemplo los perros, los animales se comportan naturalmente, sin roles ni mecanismos de defensa, no hacen juicios de valor ni dicen no lo que no hay. Es decir, "hablan" desde su verdad absoluta, desde sus instinto sin intelecto y sin hacer roles. Es por tanto que siendo los psicoterapeutas seres humanos, asistirse con un animal puede ser una magnífica heramienta de apoyo a la psicoterapia. A veces no resulta necesario hablar, ya los animales a través de sus señales, signos y comunicación no verbal, lo dicen todo y a además sin juzgar.