MAS ALLÁ DE LOS LIBROS

 

     "Conocí a Don Patricio nada más comenzar los 80, en un pueblo lluvioso de las montañas de Oaxaca (Mejico)....

     Vivía en su "ranchito", donde cultivaba café, del que depende en gran medida para su sustento y el de los suyos. El líquido humeante, producto de su trabajo y de sus cosechas, era motivo de meditación y satisfacción en las oraciones y actividades que se hacen al final de sus "trabajos espirituales". Como con agradecimiento me comentaron que gracias a unos visitantes españoles que comenzaron plantando café, el valle pudo encontrar una forma de ganarse la vida.

     En aquella época aún quedaban vestigios de la oleada hipi. La gente local, tanto los indígenas como la policía federal, estaban sumamente perturbados por algunos grupos de personas o individuos aislados que entraban en contacto con su cultura sin ningún respeto. Los indígenas saben distinguir entre quienes acuden buscando sensaciones sin más o los que desean participar realmente en una experiencia cultural, que puede ser profundamente transformadora y significativa. Los mazatecos valoran cuánto les ha costado el llenar su plato y fabricar un techo, y eso no lo comprendían ciertos forasteros que no nacieron con esos problemas.

     Para mí estaba claro que no sólo se trataba de indigestarse con hongos. 

    

     Desde entonces he visitado a este hombre en numerosas ocasiones y hoy puedo decir que ellos me abrieron su casa. También he visto que un trato cálido, de estilo "latino" es algo que les llega familiar. El visitante debe superar ciertas ambigüedades, especialmente al comienzo de la relación. Mezclas de amor-odio, y cierta admiración sin límites se pueden producir en ambas direcciones.

    

     De entre las diversas visitas que realizamos previamente a Don Patricio, recuerdo que por la sugerencia de un papá hipi nos acercamos a un conocido chamán de la zona:

    

     Nada más entrar nos impresionó el gran altar y el número de santos de calendario, los iconos de gran tamaño, amenizados por decenas de velas en la oscuridad, daban de sí una idea sobre la marabunta de imágenes que en pleno trance se pueden suscitar. No nos comprometimos con él y preferimos a instancias del homeópata seguir buscando.

     Más tarde un joven borracho nos salió al paso en la calle blandiendo una figura de María Sabina de cera, nos preguntó quién era y la respuesta no nos encajó : diez mil pesos. Un poco aturdidos por lo mercantil nos alejamos..

     Recuerdo que después de recorrer con mi amigo homeópata las casas de los chamanes más respetados nos llegó una recomendación de un tendero mazateco "serio y de peso" que nos llamó la atención de una manera especial. Nos orientó hacia Don Patricio. Se trataba de un hombre de unos setenta años que nos recibió afilando su machete, lo que continuó haciendo durante toda esa primera conversación.    

    

     Días después llegó el momento para el trabajo. Con una mirada resignada y profunda, un tabardo sobre los hombros como quien prepara la marcha, sentado en la cama, aguardaba nuestra llegada Don Patricio. Parece que en ese anochecer se notaba con más intensidad la inquietante y espesa niebla del poblado, humedad que en tiempos facilitó la presencia de la tuberculosis, el mal que el indio bondadoso del autobús pudo vencer gracias a los hongos de María Sabina. Sus palabras sonaban a veneración y al mismo tiempo a respeto y miedo cuando hablaba del Espíritu y de la Señora.

    

     Ya llegó la hora, en silencio bajamos hacia el altar, su hijo nos acompaña, nos ofrece unas sillas y Don Patricio nos coloca a su lado. Limpia los hongos de restos de tierra y nos lo va ofreciendo. Mientras comemos y pasamos ese sabor ácido que parece agarrarse a la garganta, enciende los pedruscos de incienso sobre un cuenco. Don Patricio nos pide chocolate y todos comprendemos el alivio que nos proporcionará. Al terminar de comer y como quien espera en capilla el inicio de no se sabe qué, el hijo de Don Patricio nos alienta con que será un buen viaje. A partir de aquí se retira y Don Patricio cierra la puerta y apaga la luz.

     ""No sabría cómo decir que todo empezó en un santiamén, hablando de cosas casi sin trascendencia arrancó un potente motor silencioso. Sobre una pantalla frente a nosotros comenzó una vertiginosa subida en pos de una luz a una gran velocidad endiablada progresando en espirales en la oscura inmensidad.

     ""Perdí la noción de espacio y tiempo, sólo era un sujeto impactado ante aquella imprevisible sucesión de acontecimientos. Allí no había ni silla ni casa ni nadie....

    

     ""De pronto una voz lejana comienza a escucharse aunque no se sabe muy bien qué es lo que está diciendo....

    

     "" Pongo más atención y reconozco que es la voz de Don Patricio quien peregrinando a golpe de bastón se adentra en terrenos de total oscuridad....

     ""Sus súplicas, casi gemidos al principio, dejan un toque gracioso, continuamente deslizándose de palabra en palabra, mejicánamente, tras eses y eses sibilantes....

    

     ""Parece siempre repetir la misma letanía: "¡Señor Cristo Señor, de nuevo aquí estamos ante ti en esta sierra mazateca, oscura y fría para pedirte más, más y más ... y mucho más...!"

    

     ""Siento que ese Don Patricio nos percibe, reconozco el porqué de su llamada, ahora ya vamos juntos, es algo que se palpa aunque nadie vea a nadie. También percibo que Don Patricio me reconcilia con sus palabras cristianas, tantos años degradadas por mí y mi entorno.....

    

     "" Sigo tras la voz que me sigue pareciendo suplicante y reconozco que a la misma velocidad vertiginosa que yo llevaba desde el principio, mi amigo el homeópata va al lado como una entidad más....

     ""De pronto parece que la voz se apaga y surge a un lado un remolino rojo, de anillos traqueales. Decido con todas mis fuerzas rechazar a esas fauces y al instante reaparece la voz de nuestro guía, la sigo, y el miedo que me había paralizado se convierte en alegría y risas incontenibles. Ya sin esfuerzo consigo seguir su voz, inundados en risas sorteamos no se sabe qué ni cuántas clases de obstáculos oscuros y amorfos, sólo la luz serpenteante y su ascensión junto a la voz me atrae, y además con placer y seguridad.

     ""Nuevos torbellinos nos sacuden, parecen edificios, como ciudades que se pierden rotativamente, grandes y modernos edificios de cristal, todo pasa sin cesar, la voz en ritos nos traslada de un sitio para otro como en un viacrucis intempestivo y atrayente. Inmediatamente después la voz nos presenta:

     "aquí te traigo Señor a Don Manuel y a Don Cobado que vienen de muy pero que de muy lejos para conocer tus maravillas, ellos son buenas personas ¡Señor! así que esperamos de tu presencia que les vaya todo bien en la vida. Ya sabes Señor que vienen "dotores y lisensiados" de muy lejos para ver a este indio pobre y viejo en esta Sierra Mazateca oscura y fría para pedirte más y más y mucho más...."

    

     ""La voz, la Luz, y los golpes de cayado suben intermitentemente, vamos en pos de la silueta de Don Patricio que en ese momento encarna al arquetipo del peregrino. De pronto aparecen caras que se acercan, nos miran fijamente, cuando pretenden acercarse una reja se lo impide, agarradas a la reja muestran su venganza sacando una horrenda lengua...

     ""Sin problemas sigo la voz sin dejar de reír, todo aparece de color encarnado con figuras que se desvanecen. Siguiendo un carnaval de imágenes que aparecen como en humor vítreo cambian a un matiz celestial renacentista, observo sus vestidos relucientes. Enfocando más en ellos, distingo sorprendentemente que son los hulipes bordados por las indias, los que solo han podido ser inspirados por los hongos.....

     ""Tras un pequeño descanso, Don Patricio arranca a toda velocidad para ir luego aminorando poco a poco. La subida es más confiada y más plácida después de vomitar, lo que supuso una limpieza profunda sentida en todo el cuerpo.

     ""Predominan tonos de azules oscuros y luces brillantes. De algún modo se ven colores que no existen. Don Patricio enciende un cigarro, toma una hierba a la que llama San Pedro, se frota las manos y nos ofrece hacer lo mismo, mientras susurra "San Pedro nos tiene que decir algo". Le da grandes chupadas al cigarro y echa el humo a borbotones, pero no es el humo, sino miles de chispas destelleantes las que se esparcen por los cuatro rincones de la casa regalándonos protección y un bienestar indescriptible.....

     ""Un olor verde a campo renueva el aire de la estancia. Sigue la ascensión con serenidad, siguen las súplicas y oraciones, pero ahora dirigidas en una dirección concreta.

     ""De improviso aparece un biombo clásico en una realidad diáfana. Hace tiempo que siento que no veo, sino que estoy en cuerpo y alma dentro de lo que está sucediendo. Permanezco inmóvil, estupefacto, un silencio total se apodera de todo; concentrando mi mirada observo unos ojos cercanos que están clavados en mí, son ojos que me infunden amistad y respeto. Todo está sujeto a esta presencia. Junto a su melena y barba cuarteadas por las redes de caoba, lo que más me impacta de ese ser extraño y humano es el vaivén de paseos enérgicos a un lado y a otro del biombo...... Lo siento como si fuera yo mismo, hay distancia y simultaneidad, potencia, majestuosidad e intriga.

    

     Todo indica que es el punto de llegada. Don Patricio rompe la situación y el misterio de esa omnipresencia con un respeto y humildad sobrecogedores. No necesitando más que susurrar, nos encomienda a la providencia y hace lo mismo con su familia y su cosecha.

     Poco después, ya de madrugada, nos dejamos impactar por la no menos impresionante, brumosa y fantasmagórica sierra mazateca.

    

     Bastantes años después pensé que ese saber debería ser conocido en toda su dimensión, así que preparé a determinadas personas para conocerlo directamente. Fue una de las experiencias de grupo más apasionantes que haya conocido como terapeuta.

     Hoy pienso que el estudio de la mente humana no puede dejar de lado la investigación que otras civilizaciones realizaron, aunque no se basen en sofisticados aparatos. Es un saber de naturaleza más cuántica que cartesiana, donde el conocimiento pasa fundamentalmente más por la transformación que por la adquisición y la manipulación del entorno. Y también porque en el saber milenario que ahí se genera se dirige a las claves de la vida y de la muerte.

     Tenemos además ciertas razones para acercarnos de nuevo a esos pueblos en calidad de aprendices, particularmente con los pueblos americanos con los que los avatares de la historia nos han unido de forma tan drástica y decisiva.

    

    

     Estas personas que participaron en un encuentro con Don Patricio, realizaron previamente una larga preparación en mi consulta. Algunos eran psicólogos, y todos ellos nada más lejos que de ser "cazadores de experiencias". Los trabajos fueron además preparados con procesos intensivos en Oaxaca, con ejercicios corporales a las que podríamos llamar vibraciones holotrópicas, con el fin de generar la atmósfera idónea de transformación que no depende de las técnicas.

     Después de los trabajos con Don Patrcio se dedicaron días enteros a integrar la experiencia dirigida a enriquecer la vida cotidiana y a ser ganados para ella.

    

     Muchas de las experiencias escritas por estas personas empiezan con "....comencé con una experiencia física fuerte, mi cuerpo se transformaba, llegué a sentirme vegetal, mineral y animal....también el sentirme rodeada de animales extraños".

     Otra persona, un chico, escribe "...entro en un espacio abierto donde aparecen animales o formas rondándote, culebras y peces y sobretodo ojos de diversos tamaños y colores...".

    

     En todos los casos vemos cómo la experiencia de transformación, genuinamente chamánica, se pone de manifiesto de una manera u otra. Le sigue una celebración y luego un acceso a nuevas cotas de realidad. Así es el caso de esta chica: "....apareció la cabeza de un leopardo en el que yo me convertí siguiendo a Don Patricio que, junto a dos o tres personas más, se adentraban en una cueva....una mano invisible me vaciaba el cuerpo de vísceras y grandes gusanos blancos salían y entraban por lo orificios...no tenía miedo, solo extrañeza...en otro momento giraba sobre mí misma dentro de un chorro de luz blanca...crecían inmensos cristales blancos...en otras flotaba dentro de una catedral gótica...a la vez yo era la catedral gótica...a la vez yo era la catedral. Penetré en la tierra y la tierra entraba y salía por los ojos, la boca...mi sangre se convirtió en un líquido verde fosforescente que veía subir desde los pies por dos grandes vías y al llegar a la altura de la cabeza se derramaba...me embargo un gran amor por todo el mundo".    

     Una de las psicológas extranjeras explica así su experiencia: "...Frente a Don Patricio lo que siento es una necesidad de bajar la cabeza. Entro en un viaje absolutamente aterrador, recorro en el inicio los laberintos y profundidades de la muerte, imágenes de muerte, imágenes de huesos, muchos huesos, ojos, muchos ojos, sombras...viene después el ascenso y entro en los confines de un viaje que me lleva a ciudades extrañas y hermosas...al final de mi recorrido llego a mi país y allí pido por la paz...finalmente chorros de luz blanca me revelan la presencia de una energía divina, quedo extasiada, conmovida, sin palabras..."

    

     Otra chica explica "...se inició con una vibración de caderas que se fue haciendo extensiva a todo el cuerpo. Sentí como un chasquido...las nalgas salían hacia delante, la mandíbula inferior se agrandaba y sobresalía del resto de la cara y la frente...yo era un auténtico gorila, con sonidos guturales...."

    

     Entiendo que habrá gente que se pregunte, y bueno todo esto para qué. Desde luego esto no sirve para montar un negocio en el que se practican experiencias de muerte, a la vez que se intentan obtener buenos ingresos. Lo tenemos que entender en la forma que esta misma chica termina la experiencia : "...me estoy transformando en árbol, de una madera dura y muy compacta, el tronco es de gran diámetro, las raíces muy fuertemente prendidas en la tierra y con un espeso ramaje.Hay mucha vegetación y yo formo parte de ella. Me siento NATURALEZA y me invade una sensación de paz difícil de describir..."

    

     Creo que el viaje por todos los estadíos evolutivos de la naturaleza que están incrustados en nosotros es de sobra explícito y en esta experiencia por alguna razón se ha producido. Personalmente creo que posiblemente se trate de la limpieza del propio subconsciente y de limpieza física, siendo el resultado genuinamente curativo y armonioso.

     La cuestión principal quedaría en la investigación de estos planos que, por encontrarse lejos de la materia observable ordinariamente, los hemos dejado de lado por no constituir una tarea grata en la que implicarse un investigador. Creo que sólo en el modelo de investigación chamánica se ponen en juego la falsedad de nuestras certidumbres cartesianas-newtonianas, y no es que esto no sirva de modelo sino que simplemente puede ser enriquecido y superado.

     Entiendo que una preparación y pasaje por estas experiencias podrían aportar a los profesionales de la salud mental una nueva perspectiva para entender las psicosis y ciertas neurosis. Esto si no nos quedamos atrapados en una mentalidad reduccionista farmacológica.

    

     Es curioso observar como las teorías del biólogo RUPERT SHELDRAKE tienen de alguna forma en estas experiencias cierta base. La mayoría de las personas están viendo el mismo campo morfogenético que contiene idénticas formas, idénticas resonancias a lo largo de todos los tiempos. Por ejemplo, el encontrarse con figuras geométricas, con animales que se transforman en figuras luminosas simultáneamente a la desaparición del miedo, tiene que ver con que esas formas están ya en el arte indígena; los llamados alebrijes, son preciosos animales hechos en la mayor parte de madera y son de gran valor artístico, bordados en vestidos y telas etc.

     En la experiencia colectiva no faltan sentidas expresiones de amor: "..estaba rodeada de las personas más fascinantes que jamás he conocido, envuelta en aquel ropaje de amor, seguridad y aliento, caminaba yo por el camino de mi destino, eran ellos eran yo, éramos uno, la felicidad saltaba...al poder tocar y ver aquel mundo desconocido y cotidiano...estaba aprendiendo a ser el piloto de mi propia nave..."

     En otras dignas de mencionar ... una chica dice: "...me siento como en un útero luminoso y como en cámara lenta voy girando, no sé si estoy viva o muerta y en un segundo veo toda mi vida pasar delante de mí...y aún hoy siento la influencia de este segundo que cambió mi vida..."

    

     Entiendo que el acercamiento a este saber milenario se ha de realizar con sumo respeto y humildad, sobre todo cuando a uno se le derrumban las concepciones de la prepotencia racional de nuestra cultura y observa como detrás de un indio, de un ser apartado por ella, brota una clave que hace que la vida recupere su sabor genuino para ser honestamente vivida. Para ello se ha de ir más allá de los libros.

    

     Como preparación previa es casi imprescindible el que nos hayamos limpiado en buena parte de nuestros traumas familiares y ancestrales, que se vaya con cierta capacidad de conducción de uno mismo, y con cierto espíritu de apertura y relajamiento intuitivo.

    

     Durante los trabajos transpersonales también se dieron y se dan experiencias chamánicas, con entradas en espacios holotrópicos, tanto en España como en tierras oaxaqueñas, por lo que el lugar parece formar parte de las características principales.

     En una respiración en Oaxaca un chico describe lo siguiente: "...sigo vagando por aquel espacio, de pronto empiezan a aparecer figuras enanas por miles, que venían y me rodeaban...me encuentro con una persona parecida a un mago o un sacerdote maya...me lleva hasta una especie de cueva cuadrada muy luminosa donde en una vitrina hay tres corazones...como si fuera una ceremonia ritual y sin yo esperarlo me arranca el corazón y me pone uno de los que hay en la vitrina, y me dice que la operación se tendrá que repetir tres veces en diversos momentos de la vida..."

     También en este tipo de vivencias se producen integraciones con material antiguo como es el caso de esta chica: "...ya no hay solución, aparece una mano, primero, y veo a la mujer que apareció por primera vez hace siete años en un sueño y me ayuda a salir...ella me dice que tengo que continuar sola por ese camino...me encuentro con el venado...me encontré con un águila que me llevó con él, volando, y me enseñó el mundo desde arriba y otros mundos..."

     Igual que con Don Patricio, en la Vibración es fácil encontrarse con: "...vi muchas espirales o torbellinos, eran como nebulosas en movimiento..."

     Y también "...aparece el miedo, la relación con el padre...veo una puerta luminosa, la atravieso y asciendo...me quedo sola y la música me guía hacia una tribu de indios, mezclándome con ellos. En una especie de rito me entregan unos objetos (se asemejan a maracas, palos/cañas musicales). Yo los recibo intuyendo fuertemente que son una protección para el camino que debo continuar...la experiencia todavía perdura....."

     O más personales como "...cuanto más respiro, más oscuro, una oscuridad teñida de una masa malva que deseo atravesar, una masa en donde está mi miedo, mi soledad, en donde estoy yo conmigo misma, sigo el túnel de lo desconocido y es allí sin saber porqué, al fondo, un rayo de luz...en donde se puede ver la sencillez de la vida y dibujar la belleza de su geometría...".

    

     La transformación de tipo chamánico y bíblico se produce también con intensidad en procesos vibratorios y respiratorios: "...apareció frente a mí un pez, creí que me iba a dar un beso pero me engulló. Ya en su vientre y sintiendo los jugos gástricos actuar, cogí fuerza y con las manos perforé las paredes, a la altura de la cola y salí al exterior...tumbada me vino que yo era pura energía disparada, del cosmos pasaba al microcosmos, rodeada de planetas..." He de reconocer que en los trabajos de respiración y vibración, si se consigue una buena atmósfera, se accede también a terapias perinatales y biográficas que son vitales en los procesos personales. Como por ejemplo en esta psicóloga: "...estoy en el vientre de mi madre, en compañía de mi hermano mellizo, es el momento de la salida y tengo mucho miedo...detengo mi salida pero me doy cuenta que también estoy deteniendo la de él, le estoy haciendo daño, me siento culpable, le estoy dejando a un lado -como muchas veces ha sido la posición que él ha tenido en la familia- Finalmente salgo...logro elaborar mi culpa..."

    

     Aparecen ciertos conocimientos de capas profundas reprimidas. Entre estas se encuentran diversos tales como abusos sexuales sufridos durante la infancia etc... Siempre que puedo los sopeso para establecer si son imaginarios o reales y ver si existen condiciones familiares que aseguren tales eventos, aunque lo relevante es la realidad psicológica. Por ejemplo creo que son evidentes estas frases por sí solas: "...el perfil de esa presencia fue poco a poco dibujándose: era mi madre, la madre que yo llevo interiorizada dentro, la madre que yo percibí dentro de su vientre...era una madre oscura, muy asustada...una madre que se despreciaba, ahogaba su feminidad, se avergonzaba de mí porque un hombre la había deseado sexualmente y porque el fruto no había sido un niño...yo reviví después de una respiración chamánica todo el dolor y la asfixia de la experiencia traumática de mi propio nacimiento...siento que viví al nacer...y poco a poco esta presencia se fue dando a conocer...se tornó en una auténtica vivencia un tiempo después...habíamos estado vibrando...sentí una presencia negra que aparecía enfrente de mí, le pregunté ¿quién eres? y sentí como se abalanzaba sobre mí. En cuestión de segundos yo me había convertido en una niña de tres o cuatro años. Estaba en la alcoba de mi abuela, en su cama...y sentía a mi abuelo tocándome. Yo era una niña pequeña, muy pequeña y sentía todo el dolor, impotencia y paralización...mi mente se aferraba a un no puede ser, esto no puede ocurrirme a mí, y lloraba y lloraba la herida terrible dolorosa y traumática. A

la luz de lo vivido, el puzzle inconexo y sin sentido de muchos aspectos de mi vida comenzaba a encajar, ahora entendía mi desprecio al cuerpo, mi miedo a la feminidad, a los hombres, a la sexualidad al oscurantismo que se vivía en mi casa con respecto a la figura de mi abuelo...la represión, el silencio, el miedo a la condena eterna. No era mi abuelo, era esa fuerza que lo poseía...y una intuición cruzó mi corazón: sólo hay un camino, perdónate a ti misma, reconcíliate con tu cuerpo. La mano de mi compañero de viaje me ayudó a entrar en ese

perdón....acariciando mi cuerpo y abrazando internamente lo que soy, una luz cálida y amorosa empezó a penetrarme y a llevarme, entré en un espacio indescriptible de una paz y un amor que no sé como expresar con palabras..."

    

     Es cierto que en la integración en grupo se puede concretar y a veces vislumbrar lo que aporta cada vivencia y sus particulares connotaciones con respecto a la vida personal e íntima de cada uno. El resultado manifiesto fue un enriquecimiento sorprendente, aunque queda mucho por investigar en todas estas experiencias, que por otra parte están en todas las expresiones artísticas y religiosas de la humanidad que participan de ese llamado inconsciente colectivo. Además aportan a cada persona el poder escoger un rumbo de vida que no esté basado en la drogadicción del consumismo.

    

     Es cierto que otras personas se expresan mejor pintando y así presento estos ejemplos:

FOTO Nº 1. Está claro que se revive una primera fase perinatal, la que corresponde a la estancia uterina. Vemos al feto expresando una situación de angustia violenta, en una colocación asimétrica, y apresado por un cinturón emocional alrededor del pecho, además lo circunda una figura oscura y amenazadora que encara al sujeto. Esta vivencia aunque represente pasar por momentos excepcionalmente dolorosos, y aunque necesite de varias sesiones, acaba con una sensación de limpieza y felicidad indescriptibles. Tengamos en cuenta que esta base perinatal necesita de un tratamiento que pueda acceder a estos planos perinatales, cimiento de la vida biográfica, para obtener resultados efectivos. Stanislav Grof es uno de los pioneros en este tipo de terapia.

FOTO Nº 2. Nos encontramos con una cuarta fase perinatal, la salida propiamente dicha. En la parte inferior, la placenta aún está pegada, los picos representan lo doloroso del proceso, junto a otros detalles expresados por la persona, análisis que no podemos ampliar por excederse del objetivo de este capítulo.

 

     Son innumerables y casi indescriptibles los viajes vividos con Don Patricio y su familia. Digamos que son territorios que tienen sus señales de tráfico, sus ciudades y caminos "como aquí en la Tierra" (comenta didácticamente Don Patricio). Es cierto que como en una especie de viacrucis, Don Patricio sigue una orden, aparece la ciudad de Santa Fe, inundada de malva, y muchas otras, aparecen en orden los evangelistas como San Juan que ofrece su pluma, hasta llega San Pedro que ofrecerá las llaves, todo ello sazonado con otras apariciones como la del pavo real, etc...

    

     Curiosamente y como lo ha explicado ya el sincretismo, cada santo corresponde a una entidad indígena, lo que concordando con Gordon Watson nos encontramos con diferentes mapas que señalan a un único territorio, y que esos mapas cuando son vividos correctamente, superpuestos, coinciden. Tampoco puedo extenderme en ello, sólo comentaré que en un trabajo personal con la familia mazateca, en un momento, y tras otro nombre cristiano, el hijo de Don Patricio susurró: Cuáthemoc, y apareció con todo su explendor, sentí unas pulseras en las muñecas y en los pies como los que llevan los guerreros aztecas -estaban hechas de fuerza- y a partir de ahí se dijo: "ya estamos preparados", y entramos en un mundo poblado por ciudades y motivos que están recogidos en las pirámides y objetos que dejó esa civilización. El saber que apareció no necesita ni explicación ni justificación, simplemente es.

    

     Cuathemoc es un estado del ser. De alguna manera al atravesar el plano de la materia estábamos atravesando el plano de la muerte. Y creo que el viaje póstumo del que hablan los textos milenarios no debe de ser muy diferente al de la naturaleza de estos conocimientos. La vuelta es lo que cuenta.    

     De los viajes realizados en grupo con Don Patricio recuerdo uno en especial en que el grupo como una piña iba flotando por el universo, el grupo iba en experiencia de unidad, sin embargo yo iba sintiendo un "ronroneo" que me iba llamando la atención, era como una especie de "motor" que empujaba a todos nosotros. En un momento observo que el ronroneo era el rezo de la mujer de Don Patricio que iba detrás empujando y unificándonos, su fuerza era la humildad. Jamás la había visto encarnada de ese modo hasta ese momento.

    

     Para acabar podríamos hacer una cartografiación en el proceso de investigación de esos espacios holotrópicos de donde nacen esas experiencias. Para ello hemos de considerar el retorno a estos conocimientos como un Retorno al Espíritu, como un retorno a lo que está más allá del espacio y del tiempo.Pues bien, si partimos de que existen cuatro Matrices Perinatales Básicas (MPB)(1) que pertenecen al mundo Hilotrópico o de la Materia, existirán cuatro MPB para el mundo Holotrópico, mundo del Espíritu.

    

     La entrada en lo Holotrópico supone una primera matriz (MPB1) llena de oscuridad y cobertura amniótica. Es un firmamento oscuro que presagia concatenación. Entiendo que esta sensación de enclaustramiento cósmico pueda producir intranquilidad y angustia, pero también puede producir sosiego y calidez.

    

     La MPB2, nos envía una experiencia de formas geométricas como dibujadas con láser. Es como si las formas que han de solidificarse en el espacio/tiempo de la Materia, procedieran de aquí.. Es una matriz que guarda el secreto de lo Morfogenético y de lo Holográmico. Aquí están las formas perfectas de los objetos, de las flores, de los virus...

    

     El paso a la MPB 3 puede ser demasiado brusco. El campo progresivo de arquetipos y de alguna manera jerárquico, para entendernos, produce esa sensación de que hay que pisar con cuidado. La diferente gama de arquetipos, desde los juguetones hasta los que aparecen como omnipotentes, se deslizan como en un líquido viscoso e invisible. La simultaneidad es la ley y el miedo personal alimenta las miradas de esas entidades que te rodean. Si algún arquetipo se encarna, es porque encontrará "un agujero" y entonces aparece "el brote o posesión"; parece como si la ley de la vida se cumple a rajatabla. Ciertos arquetipos pueden hacer que unos individuos desaprensivos e irresponsables conviertan una tarde apacible en un charco de sangre. No existen arquetipos superiores o inferiores en lo Holotrópico, pues todo lo marcará la posición relativa del viajero, posición particular que tomará cuerpo en el espacio/tiempo de la Materia.

     En ese mundo arquetípico, en sus capas más elevadas aparecen las entidades astrológicas, las entidades del Ajedrez, Naipes, Tarot...figuas que han jalonado por alguna razón en la historia de los hombres.

     La MPB 4 es una "salida al Añil", al mundo de los espíritus elevados, a sus templos calidoscópicos, a sus recintos silenciosos, serenos y enigmáticos; a las Vírgenes, que a la velocidad del instante relampaguean fugazmente con su presencia. Shiva, Na Mu Kuan Se Um Bo Sal...aparecen apuntando a los reinos sutiles en donde Habita Buda, Cristo; que no serían más que puertas que se abren a lo innombrable. Cuando hoy todavía contemplamos esas pirámides, bien sea en Egipto, en el mundo Maya, Azteca etc...hemos de entender que en realidad son templos energéticos copiados del mundo Holotrópico al que esas personas lograron acceder. Posteriormente regresaban a la Materia, a lo Hilotrópico con las guías que las entidades o entidad les recomendaban, y esos templos edificados fueron los lugares de conexión o recuerdo, de nutrición y oración, mientras vivieron los habitantes que fueron capaces de contactar. Toda la tribu, todo ese pueblo se movió, se vistió, en fin, realizó su vida cotidiana en función de esas revelaciones y de esos contactos. Parecidos templos energéticos, aún hoy, se pueden ver en el Nagüal, habitados por entidades que de alguna manera reposan en esos santuarios.

     Un buen chamán tiene a su "entidad" a la que viaja para recabar salud y conocimiento, todo su "poder" va a depender del "poder" de esa entidad. Muy posiblemente Cristo, hoy, esté detrás de la humildad impresionante de más de un Chamán que de las glorias de los estamentos oficiales. Aunque es evidente que quienes han construído los grandes templos cristianos de Europa y del mundo, supieron de ese proceso que aquí comentamos.

    

     Lo decisivo es recalcar que se trata de un Viaje de Ida y Vuelta, pues de nada sirve un encuentro si éste no se refleja en la vida cotidiana de cada uno, del día a día, en los demás seres y en el paso por nuestra Tierra. Es una ida a lo transpersonal-vertical que revierte en una vuelta sobre lo trans e interpersonal-horizontal, marcando así la verdadera evolución de la vida en la Tierra a través de su historia; lo transpersonal se ensancha en lo personal, y así lo personal adquiere conocimiento.

     ""Hemos de recuperar el viejo camino del "Manantial de la Salud", de la "Flor Maravillosa" que aún se conservan en los cuentos infantiles, la experiencia solitaria del Nacer y del Morir. Hemos de hacer crecer al niño interior para que las negras nubes de nuestro sufrimiento sean solo polvo pasajero, combustible que nutrirá de respeto y sabiduría en el discurrir de un destino que depende de nosotros......

 

 

(1) Matrices Perinatales Básicas (MPB).- Representan las cuatro fases del mapa en que se divide el proceso del nacimiento. La MPB 1 conlleva el proceso que transcurre durante la estancia uterina hasta el momento del primer espasmo, que anuncia el proceso del parto. Este espasmo constituiría la MPB 2. La MPB 3 comprende la experiencia vivida durante el proceso de salida por el canal del parto. La MPB 4 es la salida al exterior y culminación del nacimiento propiamente dicho.

 

 

 

    

 

 

 

 

 

 

              CHAMANISMO Y TERAPIAS HOLOTROPICAS

 

Introducción. Terapias holotrópicas e hilotrópicas

 

     El concepto de hilotrópico, proveniente del griego "hyle" que quiere decir materia, y "trepein" movimiento hacia, designaría a lo que está enmarcado en la forma, por tanto a lo que está en el espacio y el tiempo.

    

     El término "holos" que significa todo designa la totalidad. Son conceptos originales del Dr. Stanislav Grof y se van a emplear para definir dos grandes grupos de terapias.

     Las terapias hilotrópicas se mueven en el espacio y el tiempo, son terapias centradas en los personal y en los estados ordinarios de consciencia. Por lo tanto son terapias dirigidas principalmente al cerebro izquierdo. Aquí se englobarían las terapias tradicionales, las conductuales, las cognitivas, las psicoanalíticas freudianas, lacanianas, kleinianas, psicodramas, las de Palo Alto, existenciales, fenomenológicas, la logoterapia, gestalt, Rogers, bioenergéticas etc, etc...que trabajan en función a un regreso al orden contextual.

     Las terapias holotrópicas tienen una gran base en lo que está más allá del espacio/tiempo, están centradas en los transpersonal y en los estados no ordinarios de consciencia, lo que puede ser incomprensible para los racionalistas estrictos. Son terapias que se abren al caos, a lo no manifestado, al vacío, al espíritu, y que han estado siempre presente en diferentes culturas a lo largo de la historia de la humanidad.

     Los viejos brujos, los maestros ancestrales, los chamanes y muchos de los viejos curanderos se nutrían y se nutren precisamente de este saber milenario y hablando de enfermedades tienen en cuenta el síntoma como un estado no ordinario de consciencia. El síntoma rompe nuestro molde ordinario y nos desajusta, actuamos hacia él en sentido de trance, es algo que aparece sin aviso y nos pone a prueba.

     En estos escritos milenarios, se habla de que el caos , el vacío, aparece en todos los síntomas aunque con diferente intensidad, que amenaza nuestra estabilidad y todo dependerá de cómo nos situemos con respecto a él. Si su irrupción es aceptada podrá ser convertido en una vía de crecimiento ya que en realidad es el subconsciente en sus diferentes niveles y por tanto materia básica de transformación.

     Para las "emergencias del caos" como se les llama a los síntomas de ciertas enfermedades, se necesita, pues, una curación a nivel de los estados no ordinarios de consciencia si se quiere realizar con una efectividad, y si se quiere evitar una suplantación o una represión del problema. Por ejemplo, una anorexia precoz suplantada o reprimida puede emerger en una depresión profunda o psicótica, y hasta en el climaterio.

     Las terapias holotrópicas, pues, se abren al caos directamente, permiten la catarsis desde un prisma transpersonal, dando un sentido cósmico a nuestra existencia. Por tanto son terapias que se dirigen principalmente al cerebro derecho. Entre estas terapias se encuentran la psicoterapia analítica junguiana, las psicoterapias basadas en los sueños, el proyecto Star para emergencias de Bárbara Findeisen (Pocket Ranch, California), la psicosíntesis, la respiración holotrópica, la vibración inducida, algunos trabajos con el cuerpo, el método Harner, la utilización de enteógenos, la psicoterapia con LSD, la psicoterpia de corte chamánico, muchas prescripciones de la sabiduría antigua, etc, etc...

     Lo crucial en estos procesos terapéuticos es que como decía Don Patricio, el viejo maestro mazateco: curarse es conocerse y conocerse es curarse. Por lo tanto, desde esta perspectiva, la terapia más que una curación en el sentido ordinario, sería una adquisición de consciencia.

     Pero, en contra de lo que quizás algunos piensen, no existiría contradicción ni entre las diversas terapias ni entre lo hilotrópico y lo holotrópico. Existen posiciones integrativas de estos niveles, de máxima acreditación, cuando se realizan en profesionales que han atravesado diversos tipos de corrientes psicoterapéuticas y que además se han curtido de ellas.

     Lo transpersonal supondría una de las posibilidades, que parte de la máxima de Jung, de Pániker, así como de muchos maestros reconocidos, de que toda terapia que no esté abocada a la mística permanecería en el fracaso. Sería una manera de ver la vida como liberación de la ignorancia.

     Bob Hoffman, se encontró con que después de una curación, podríamos decir "tradicional", la persona que no contemplaba mas que desde una perspectiva hilotrópica su proceso, de alguna manera invalidaba su terapia, encayándose en un vacío sin sentido, vacío en el que le ha dejado la limpieza terapéutica, produciéndose consecuentemente una regresión. Esta persona, se encontraba sin el "apoyo" de su enfermedad sintiendo como una "perdición" el haberse librado de ella. Falta un "algo" y es el escalón de lo transpersonal, el abrirse a la "curación infinita"...

     Este acceso a lo transpersonal puede hacerse a través de los escalones que le ofrecen los diversos tipos de terapias, si es que están orientadas correctamente. Así entraríamos en un principio de complementariedad entre las terapias y no de contradicción, como lo que gobernaría el proceso terapéutico, y en ello estaría la integración, garantía de un correcto tratamiento, tanto del sufrimiento como de la ignorancia.

     Hoy día surge la necesidad de este tipo de terapia holotrópica, porque parte de la sociedad lo está demandando. Hay una sed transpersonal, una necesidad de lo anímico en todos los campos de la vida humana, en las enfermedades mentales y físicas; en la "persecución del riesgo" que da fe de que no somos máquinas;, en la vivencia desbocada de las drogas frente a la cual se está perdiendo la partida, pues no se enfoca su terapia en el porqué de esta necesidad; es nuestra época racionalista la que al final se puede decir que está en crisis, pues no nos da una explicación que nos de a comprender el porqué de nuestra existencia y quienes somos.

 

 

LA CURACION CHAMANICA

 

     El chamanismo es una forma de entender el mundo, la más antigua, en comunión con la naturaleza, conociendo sus secretos, sus leyes más íntimas. El libro "The Spirit of Shamanism" de R. Walsh representa todo un estudio de este proceso donde se recoge el periplo del la vida del chamán, sus técnicas de trascendencia, curación, ritos de pasaje etc..

    

     He conocido parte del mundo chamánico americano, donde he comprobado que un buen chamán es transracional, es decir, no se ha quedado "colgado" en los estadíos mágicos y místicos, ya que cuando desciende a lo racional lo domina con una soltura que apabullaría al más exigente de los informáticos. Pero a este mundo hay que acercarse con sumo respeto y cuidado, pues hay chamanes "caza turistas", pero de todos modos como dice Idries Shah "no habría oro falso si no hubiera oro verdadero..."

      

     Conocidos terapeutas como Claudio Naranjo hablan precisamente de la chamanización de la terapia y de la chamanización del terapeuta, entendiendo así el proceso terapéutico como vía de transformación más que de una carrera de adquisición de conocimientos. La transformación tiene que ver con que el chamán ha pasado previamente por ciertas experiencias que le han permitido esa transformación. Son de alguna manera conocidos los dolorosos procesos de prueba y de resistencia en los que se manifiesta la transformación a través del proceso terapéutico de muerte y renacimiento, así como de otros procesos del que surge el "curador herido". El hecho de que el chamán conoce y ha sufrido hasta cierto punto la enfermedad que va a curar. Esta ha sido su preparación, el contar con el despertar de una sabiduría interior, transpersonal y milenaria, lo que le otorgará el poder de ser un hombre de conocimiento, si es que no ha quedado en un simple curandero o hechicero.

     Así, según nuestro chamán mazateco, procedente de la sabiduría "chichimeca" y de los mayas "quitxés", distinguen entre "chotá-a chinée" que es la persona sabia que ocupa el rango superior, y el "tji-ée" que es el hechicero en un plano inferior, de quien se dice que se puede convertir en animal en horas nocturnas, y puede hacer mal. En un plano intermedio estaría el "chotáa-xi-bendáa", el curandero propiamente dicho, que usa brebajes, masajes e invocaciones a los dueños de los lugares. Estas distinciones se encuentran en todo el saber mejicano.

 

     Recordemos que la palabra chamán, original de Sibera, designa literalmente el hombre-dios-medicina y es la que se ha consolidado entre la intelectualidad para designar al rango más alto, es decir al hombre de conocimiento.

     Las terapias holotrópicas buscan, pues, esa chamanización, ese "guerrero interno" que atraviesa el espacio-tiempo en su vivencia y estudio, para regresar siendo dueño de sí mismo en los dos mundos. Es por ello que hoy, más que nunca, necesitamos traductores de ambos mundos; que la vida sea entendida como proceso de conocimiento. Esto ha supuesto en todas las culturas un viaje de "ida" a la fuente nutriente de lo desconocido y una "vuelta" al espacio de la materia en donde este conocimiento fructifica.

     Las terapias holotrópicas son, pues, genuínamente chamánicas, transracionales -puesto que dominan y además atraviesan lo racional hacia lo que podemos llamar conocimiento intuitivo, es decir en el que desaparece la dualidad sujeto-objeto-, en las que reconcilian la ciencia moderna y la sabiduría antigua, reconciliación que lleva tiempo gestándose.

     Las terapias holotrópicas comprenden que el síntoma, como decíamos antes, que es lo que define a la enfermedad, es en realidad un estado no ordinario de consciencia, que siempre se manifiesta en estado de trance, y que por lo tanto es de naturaleza holotrópica aunque se manifieste hilotrópicamente. Esto probaría una vez más la íntima interconexión entre los dos mundos. La terapia holotrópica incidiría de una manera especial en descargar al síntoma del poder que le otorga la terapia hilotrópica, de este modo desaparece el carácter enfermizo del mismo para otorgarle todo su "poder de transformación". Esta es un máxima que está presente en la sabiduría milenaria del planeta.

     Incidiendo en la curación tradicional chamánica, este tipo de curación conlleva un rito sagrado que en muchas ocasiones supone una ingestión de plantas consideradas sagradas por los chamanes y su entorno. Este tipo de plantas tan conocidas como la amanita muscaria, la ayahuasca, el peyote, la psilocibina, y la psilocina, que son hongos de la zona mazateca, el hopo, etc... reciben el nombre general de plantas psicotrópicas, de alucinógenos, también de psiquedélicos, psicotomiméticos etc... nombre que a veces ofrecen connotaciones contradictorias e incompletas. Gordon Watson, Albert Hoffman, Carl A. P. Ruck se han ocupado de ello y proponen el término enteógeno que viene a significar "el devenir de Dios en nuestro interior" para designar un "estado de comunión con las deidades".

     Estos autores se han ocupado también de recalcar los ritos iniciáticos griegos de naturaleza holotrópica de la antigua Grecia y de su íntima conexión con las veladas de María Sabina de las que ya hemos hablado. Las veladas que se producen en la velada, previa ingestión de los hongos, suponen la curación si es que es permitida por los "niños santos". Personalmente he conocido una buena cantidad de indios que afirmaban haber sido curados por la "sabia mazateca". Pero lo realmente sorprendete es la conexión que Gordon Watson establece entre "el saber de Eleusis" (ritos iniciáticos griegos) y el de la chamana mazateca María Sabina, afirmando que es sólo uno, que es el mismo misterio el que se desvela, a pesar de las distancias de las dos culturas en el espacio y el tiempo. Son un camino de curación y de sabiduría íntimamente entrelazados y de alguna manera suponen entrar en la vivencia del misterio intemporal de la vida. Tienen en común la "vivencia del guerrero", que arriesgándose, entiende su impecabilidad como su propia terapia, para meterse en campos que van más allá del conformismo instituído.

     Digamos que sería entrar en la incertidumbre del sueño y de la muerte, lo que en sí conlleva enfrentarse a la evidencia del miedo cósmico. El guerrero así se abriría a un mundo poblado por entidades, mundos diferentes del plano material, leyes diferentes, muy lejos de una vida como la del confort actual regida a veces por los vaivenes de la bolsa, las elecciones y las portadas de los periódicos. En realidad podríamos decir que nuestra sociedad creyente del consumo se esforzaría por huir y reprimir todo lo relacionado con la transformación chamánica, intentando vanamente tapar la impermanencia de nuestro mundo, nuestra incertidumbre cósmica y la omnipresencia de la muerte.

 

La psicoterpia con LSD. A. Hoffman convirtió el cornezuelo del centeno en semisintético, creando el LSD como producto de laboratorio. El LSD 25 fué en los años cincuenta el desencadenante de la transformación de los paciente de Stanislav Grof, de él mismo y de sus creaciones terapéuticas. El LSD produce estados no-ordinarios de consciencia, presentes en otros métodos como los chamánicos, los meditativos etc... y se caracterizan por el realismo que se expresa en visiones, trascendiendo el espacio-tiempo y "viajando" a través de él.

     Se puede ver desde lo micro hasta lo macroscópico, reviviendo escenas y superando la distinción entre materia, conciencia y energía. En el transcurso de la terapia se pueden descifrar formaciones simbólicas con sentimientos de unidad con otras personas y con el universo entero.

     Se producen transformaciones de las personas y el ambiente, creadas por el subconsciente, que emerge con experiencias en las que se supera la diferencia entre el Yo y el mundo exterior. Todo produce un "aluvión" de datos asombrosos que desborda cualquier intento de explicación racional.

     Sin embargo, las primeras explicaciones que se dieron de estos procesos, hablaban de estas experiencias como un "modelo de psicosis" o "psicosis tóxica". Stan posteriormente se percató de que ciertos aspectos psicodinámicos podían ser entendidos psicológicamente, además de por la propia activación general del material inconsciente.

     Hoy se considera al LSD como un potente catalizador o amplificador de los procesos bioquímicos del cerebro, activación que proporciona lo que es fundamental en esta terapia, es decir, la emergencia del inconsciente.

     Existen varias fases de experiencias activadas por el LSD.

     Primero tendríamos las llamadas experiencias estéticas, que son las más superficiales. No tienen un contenido simbólico específico, sino que ofrecen un contenido de formas y colores espectaculares. Son lo que podríamos llamar "alucinaciones visuales", pero con contenidos estéticos.

     La segunda fase pertenece a lo psicodinámico, al inconsciente individual que es accesible a los estados de conciencia habituales: recuerdos importantes, conflictos no resueltos, activación de recuerdos traumáticos o excepcionalmente placenteros, concreción pictórica de fantasías, dramatización de deseos, dinámicas psicosexuales, regresiones a la niñez o a la primera infancia. Son experiencias comunes a la terapia psicoanalítica, que son menos usuales en personas emocionalmente estables.Estos fenómenos del LSD los podríamos entender mejor si pensamos que la memoria tiene una serie de "constelaciones" específicas, llamadas también condensación de experiencias (COEX), que se formarían en períodos tanto tempranos como posteriores de la vida de la persona. La estructura de la personalidad estaría formada por una gran cantidad de COEX tanto positivos como negativos. Revivir sus diferentes niveles constituiría uno de los fenómenos más frecuentes en la psicoterapia con LSD.

     La tercera fase tiene que ver con las experiencias perinatales, de gran importancia para Grof. Bajo los efectos del LSD se pueden revivir momentos del nacimiento biológico, que de hecho han sido confirmados muchas veces por informes sobre detalles de nacimientos. Se les llama "experiencias psiquedélicas perinatales". Esto se explica porque la existencia de "indicios" de que se producen durante la psicoterapia cambios bioquímicos que reproducen la situación del parto. Estas experiencias perinatales con LSD no sólo reproducen escenas del nacimiento biológico, dolor y sufrimiento; sino también envejecimiento, enfermedad y muerte. Y se observa una sobrecogedora similitud entre el nacimiento y la muerte. Estas vivencias perinatales son manifestaciones de un nivel más profundo del inconsciente que en la segunda fase y que están claramente más allá de las técnicas freudianas clásicas. Representan una intersección importante entre la psicología individual y la transpersonal, con una gran intensidad de "sensaciones" que van desde la identificación con otras personas y hasta con el sufrimiento de la humanidad.

     También hay identificaciones con recuerdos de la evolución, elementos de inconsciente colectivo, arquetipos, etc..... lo que lleva a resolver crisis personales importantes tras el contacto con estas dimensiones espirituales.

     Esta amalgama de muerte, nacimiento y alumbramiento, y ésto es lo más importante, da como resultado una sensación de destrucción de la estructura de la personalidad antigua y el resurgimiento de un nuevo ser.

     Hablaríamos, pues, de una serie de fases que corresponden a las matrices perinatales de las que ya hemos hablado cuando relatábamos nuestras experiencias con los hongos de María Sabina, y que se producirían asímismo con LSD.

     La primera fase llamada de inmersión cósmica, se relaciona con el comienzo del parto biológico. Cuando se rompe el equilibrio original de la existencia intrauterina a causa de señales químicas primero, y más tarde de las contracciones del útero. Grof detalla, que la experiencia puede comenzar con un sentimiento abrumador de ansiedad y amenaza para la vida. La fuente de peligro no se identifica y por tanto invaden sentimientos paranoides. Así se pueden tener experiencias como la de ser absorbido por una espiral...o descender al mundo de los muertos.....

     La segunda fase se identifica como "no hay salida". Los pacientes explican que el mundo aquí resulta oscuro y amenazador, una "pesadilla claustrofóbica". La existencia humana aparece vacía de significado, tremendamente absurda e incluso monstruosa. No hay ninguna esperanza, y no parece haber salida ni en el espacio ni en el tiempo.

     En la tercera fase, se produce la lucha Muerte-Renacimiento. Es la lucha por sobrevivir. Aquí se está en contacto con las "fases finales", con las materias biológicas... A continuación, y después de esta lucha que puede llevar a tener experiencias orgiásticas y escatológicas, se atraviesa el fuego purificador que les prepara para el nacimiento espiritual. Así el sufrimiento tiene un objetivo determinado y las emociones que le acompañan son una mezcla de, primero agonía para luego pasar al éxtasis. Esto nuevamente nos lleva a hacer un paralelismo entre el nacimiento y la muerte.

     Con estas explicaciones de Stanislav Grof, podemos vislumbrar cómo son las experiencias por las que pasan los enfermos de psicosis, tan imposibles de entender desde una perspectiva psicológica y psiquiátrica convencionales. Es indispensable distinguir el proceso psicótico del místico, pero los dos están en relación con las matrices perinatales básicas fuente básica de entendimiento para ambos procesos.

     Concretando sobre las experiencias transpersonales, que abarcan una gran extensión, Grof realiza una especie de clasificación:

    

     1º) Expansión de la conciencia dentro de una realidad   objetiva

     A/ Expansión temporal de conciencia: vivencias embrionarias, fetales, ancestrales, colectivas y raciales, filogenéticas, encarnaciones pasada, clarividencia, clariaudiencia y viajes a través del tiempo.

     B/ Expansión espacial de la conciencia: trascendencia del Yo en las relaciones interpersonales, identificación con otras personas, con el grupo y con la conciencia del grupo, con animales, con plantas, unidad con la vida y con toda la creación; consciencia de la materia inorgánica, consciencia planetaria e interplanetaria, vivencias extracorporales e identificación con el universo entero; consciencia de órganos, tejidos y células.....

 

 

     2º) Expansión vivencial más allá del marco de la "realidad objetiva"

     Se producen vivencias espiritistas y de mediums; enfrentamientos con entidades espirituales suprahumanos, con entidades de otros universos y encuentros con sus habitantes; vivencias arquetípicas y secuencias mitológicas complejas, encuentros con entidades divinas, comprensión intuitiva de símbolos universales, conciencia de la mente universal.......

 

     3º) Experiencias de naturaleza psíquica

     Sucesos psíquicos espontáneos, sucesos físicos supranormales, fenómenos espiritistas, psicokinesis y fenómenos OVNI. Ceremonial mágico, curación y embrujos...... Las experiencias más profundas son las que producen una identificación con la Mente Universal. Lo más paradójico es la experiencia del vacío cósmico, la nada y el silencio, por otro lado cuna y fuente de toda existencia.

 

     La Muerte ha sido un tema inevitable en el estudio de Grof y representa el proceso clave de transformación chamánica. Reivindica el conocimiento antiguo de la muerte, aunque las creencias en una vida posterior formen parte de nuestra tradición religiosa. Es sobre todo en las culturas no occidentales donde se conserva el poder de la "cosmogonía", sistemas religiosos y filosofías en las que la muerte no se considera como un fin sino como transición o transfiguración. El occidental instruído, afirma Grof, cree en la consciencia después de la muerte y el viaje póstumo del alma como manifestaciones de los temores primitivos que le han sido inculcados. Pero según Grof, la idea de consciencia después de la muerte es incompatible con la ciencia materialista.

 

----------------------------

 

     EMERGENCIAS ESPIRITUALES

 

     Vamos a calarar lo que son las crisis de transformación por las que puede pasar una persona tras un hecho traumático, como puede ser un parto, o la muerte de un ser querido, o tambien tras las prácticas de de meditación etc , etc...... Se caracterizan por no ser entendidas por el sistema racionalista imperante, que no sólo las tergiversa, sino que las trata como algo que hay que atajar como sea pues las considera patológicas y como signos de desajuste físico y mental.

     Cristina y Stan manifiestan una sana preocupación por la identificación y tratamiento correcto de estos fenómenos, a fin de que quienes los atraviesan, encuentran una guía que les evite insensibles administraciones farmacológicas, incomprensiones de los más allegados, adjetivaciones incorrectas para dar una explicación, etc, etc......

 

     Christina Grof, tras la expriencia de un parto, se interesó por la crisis espiritual, fundando en 1980 la Red de Emergencia Espiritual a fin de poder ayudar a la asimilación de las "locuras divinas", las cuales se manifiestan en visiones extratemporales, visiones de dioses o demonios, luces brillantes, o miedos a caer en una locura inminente. Todo esto con el fin de que emerja de estas crisis una nueva sensación de la vida, teniendo en cuenta que "peligro" es sinónimo de "oportunidad", siempre descartando a las psicosis orgánicas que han de ser tratadas por la medicina.

     Entre las emergencias espirituales más importantes tenemos:

    

Las crisis chamánicas

    

     En las crisis chamánicas está presente el arte de curar más antiguo del mundo y en las que se manifiesta el precepto de que "sólo el que ha estado herido cura". El atravesar "la oscuridad" supone poder curar. Se le llama el despertar del Kundalini y viene con síntomas de ansiedad, tristeza, enfados etc..., todo sin motivo aparente y dominando temporalmente la psique. Son crisis de apertura psíquica, de fenómenos paranormales que se suceden, experiencias de vidas pasadas que producen grandes confusiones.... Tambien se tienen experiencias al borde de la muerte, que han tomado un gran auge con Raymond Moody. Estados de posesión que se manifiestan como una psicopatología gave, y con manifestaciones inhumanas que pueden terminar con una profunda conversión de la persona.

     Todas estas crisis tratadas con rspeto, pueden acabar en una curación extraordinaria y un mejor funcionamiento en la vida diaria. La ayuda debe ser específica, por profesionales con una preparación en los estados no ordinarios de conciencia. Los familiares y amigos pueden jugar un gran papel, proporcionando un contexto positivo en el que desechen los criterios de enfermedad y dándo credibilidad a la naturaleza positiva de la crisis. Así el curso y el resultado serán muy diferentes y podrá emerger una nueva persona, que además podrá ayudar a otras que hayan padecido o padezcan crisis similares, ya que esta persona sabrá de qué está hablando.....

 

Fisio-Kundalini.- El espíritu de los psiquiátricos

     Lee Sannella se percató de que no podía considerarse como locura a toda la extensa gama de manifestaciones sintomáticas que se puedan observar en un psiquiátrico, y las reconoce como Fisio Kundalini. Sanella, psiquiatra y oftalmólogo, sostiene que una gran cantidad de trastornos emocionales y físicos considerados como problemas médicos y diagnosticados como enfermedades mentales o somáticas son en realidad manifestaciones de una transformación psicológica y espiritual que posee las características del despertar del Kundalini. No se diferencia casi del despertar chamánico.

     Clásicamente Kundalini es una "energía" dormida en la base de la columna vertebral. Cuando se despierta esta energía asciende lentamente a través de la espina dorsal hasta llegar a la cabeza e incluso hasta el abdomen. Esta "energía" produce movimientos involuntarios autodirigidos por ella para disolver bloqueos, lo que es en sí un proceso de purificación, de apertura de canales.

     Sanella porpone el término fisio-Kundalini referido al despertar del Kundalini, tanto psicológico como fisiológico, que comienza con calor intenso en los pies, movimientos en las piernas y espalda hasta lo alto de la cabeza, bajando por la cara y garganta hasta el abdomen.

     Existe una diferencia entre el cuadro de la fisio-Kundalini y la Psicosis aunque el despertar produzca en algunos casos síntomas parecidos a la esquizofrenia. El propio sujeto sabe distinguir de entre sus compañeros quién está loco y quién está conectado. Sanella dice que quienes estén en las primeras fases, aunque estén enfadados (es raro que pasen al acto), tienen interés en compartir lo que les pasa. Por otro lado las sensaciones de calor son normales en estados kundalínicos, pero muy raras veces en las psicosis, tambien son frecuentes las sensaciones de hormigueo, vibraciones, palpitaciones, aunque todo esto pueda ser irregular en casos atípicos. Tambien se pueden ver luces brillantes, sufrir dolores, especialmente de cabeza; pautas anormales de respiración, se oyen sonidos, gorjeos, silbidos, pero casi nunca se oyen voces negativas o paranoides como en las psicosis. Estas voces se perciben como desde dentro y no se confunden como realidades externas. En la mayoría de los casos se muestra que con la terminación de la Kundalini pueden manifestarse poderes especiales y tambien una profunda paz interior.

     Cuando sucede un despertar de Kundalini se ha de tratar con comprensión, fortaleza y apoyo acogedor. Sanella expone que los trances espontáneos que perturbaban a un paciente deaparecieron cuando se le animaba a entrar espontáneamente en ellos. La tensión y el desequilibrio no son consecuencias del proceso en sí mismo, sino de las interferencias tanto conscientes como inconscientes que se hace sobre él. Lo mejor de todo este proceso es dejarlo en su curso natural. Si ya se ha hecho demasiado rápido y violento, conviene moderar su curso con dietas fuertes y una gran actividad física.

     El resultado de este proceso si se ha llevado a buen término y no ha quedado relegado a la farmacología psiquiátrica, es el resurgimiento de un nuevo ser humano, una transformación psico-fisiológica, un renacimiento. Lee Sanella expresa su preocupación por el gran número de personas creativas que están sufriendo por los errores de los tratamientos psiquiátricos, y propone un esfuerzo para remediarlo, llegando a sus familiares y a la sociedad entera. Estas personas, aunque se encuentren confusas, atemorizadas y desorientadas, están ya en una terapia interna muy superior a cualquiera de las terapias que conocemos hasta ahora y que son aplicadas desde fuera.

 

Harner Method Shamanic Counseling

 

     Ha sido creado por Michael Harner, antropólogo. Harner pasó de ser un observador escéptico, que miraba a los indios como "bichitos raros" dignos de estudio, a involucrarse entre ellos y convertirse en uno más y a quedarse impactado por que se "cocía" en aquellos extraños rituales. Harner se caracteriza por su interés en trasvasar la formación del chamán a escala occidental y de hecho procura la formación de los mismo en cursos que ha diseñado especialmente para ésto.

     Harner distingue entre chamanes, mediums y conductores ceremoniales como son las hechiceras y hechiceros.. El chamán es de carácter activo, viaja hacia los espíritus buscándolos en su propio mundo y conservando el control mientras permanece con ellos. El medium, a diferencia del chamán es poseído voluntariamente. El hechicero es más bien un ritualista que actúa en la realidad ordinaria como un sacerdote, aunque hay tambien chamanes que actúan como sacerdotes.

    

     El chamán se comunica con la naturaleza, habla con las plantas, los animales, pleno de humildad y totalmente afianzado en la realidad ordinaria. El buen chamán, no se reconoce a ssí mismo como tal. Esto lo tiene en la realidad no ordinaria donde el contacto con los espíritus le valida como tal.

     Harner estuvo en su proceso de aprendizaje en contacto con tribus como los Conibos, los Jívaros etc.. participando en la ingestión de sustancias alucinógenas como la Ayahuasca, Guayusa y Maikua. Bajo los efectos de estas sustancias fué donde comenzó su antropología de los espacios no ordinarios. Hoy día en sus escuelas, actualiza los medios sirviéndose de la electrónica sirviéndose de la idea de que "no somos indios". Es el Harner Method Shamanic Counseling.

     El sonido de los tambores por auriculares y la narración simultánea permiten tener una visión completa del ECC o Estado de Conciencia Chamánica. El viaje es de búsqueda, de contacto íntimo entre el individuo y el mundo del espíritu, sin intermediarios ni aconsejadores ni interpretadores, hacia el encuentro de respuestas de importancia vital para la vida del "aventurero", siendo en la realidad no ordinaria en donde las hallará y donde hallará a los verdaderos asesores. El auténtico asesor chamánico tiende a que el que realice el viaje no dependa de nadie para responder a las preguntas. Por ello harner aconseja a los asores potenciales que brinden al chamanismo la oportunidad de funcionar por su cuenta, ya que no necesita de "mejoras" con conceptos y técnicas de otros sistemas. Así se propone la existencia del neo-chamanismo.

 

 

Joan Halifax. La terapia de la soledad en el desierto

     Antropóloga y exploradora del budismo y el chamanismo, Halifax opina que el terapeuta debe aprender mucho del "curador herido" del que hablámos antes. Dice que esto es tan importante, que ni inclusi el propio chamán es apto para curar aquello que no haya padecido.

     Halifax insiste en la conveniencia de que el psicoterapeuta investigue ciertas maneras de curar del chamán. Un ejemplo de ésto es la prescripción de soledad a la gente enferma, a veces en sitios acogedores ayunando durante tres días y tres noches. Esta terapia es parecida a la terapia Morita, que se basa en el budismo zen, donde el paciente es puesto en una habitación vacía para un período de aislamiento. La utilización de la "ermita" para la búsqueda de la visón interna es otro contexto usado por los indios de las praderas americanas, donde se busca el contacto con el Espíritu para encontrar el propio camino.

    

     Halifax critica las terapias convencionales en las que la expresión del sufrimiento originado en los estados más profundos, es prohibido o inhibido. Estas terapias tiende a moldear el sufrimiento en conceptos y en símbolos, lo cual producirá comprensión, pero tambien un distanciamiento... Añade que las terapias transpersonales y humanistas sí se acercan a ello, pero critica el caso de algunas terapias transpersonales que aunque provocan estados muy profundos, suelen darle demasiada importancia a los estados alterados de conciencia, estados muy placenteros del ser que no siempre llegan a lo realmente esencial. Añade ue mucha gente usa tradiciones espirituales para tapar sentimientos de extrema negatividad "...aferrándose a sus almohadones de meditación como si fueran balsas.."....

     Para Joan Halifax el chamanismo es primordialmente un diálogo con la verdad a través del vehículo de la naturaleza, es decir, una "...tradición terrenal que conduce hacia lo celeste....", ".....el silencio de la mente carente de movimiento -principio zen- facilita el inicio del viaje chamánico..."

     Hoy día Halifax, después de superar algún obstáculo, vive en el Sur California. Sus enseñanzas siguen esas dos vías chamanobudistas, tanto en sus publicaciones como en sus cursos, revertiendo a las personas hacia sí mismas como en la soledad silenciosa del desierto. Es una mujer incansable y viajera de todos los rincones del planeta.

 

Holger Kalweit.- La terapia chamánica como basada en la aceptación y transformación del sufrimiento. La sabiduría del dolor.

     Como paradoja terapéutica, Kalweit afirma que el mensaje del chamanismo se basa en que la "locura" es un salvación, aunque las experiencias extrañas por sí mismas no son suficientes para convertir a una persona en chamán. Dice, que una vez terminada la crisis iniciática, el chamán podrá entrar y salir a voluntad de los estados no ordinarios de realidad. Son capaces de curar, objetivo de su tarea, e incluso pueden inducir estados similares en otras personas.

     Kalweit resalta que si fuéramos capaces de entender el sufrimiento y la muerte como procesos de transformación física y psíquica, como hacen los pueblos de Asia y las culturas tribales, ganaríamos una visión más profunda y menos desviada de los procesos psicosomáticos y psicoespirituales, y empezaríamos a darnos cuenta de las muchas oportunidades que ofrecen el sufrimiento y la muerte para el Ego.

     Para estas culturas tradicionales, la enfermedad, el sufrimiento y la muerte son manifestaciones de la sbiduría inherente del cuerpo, a la que basta con rendirnos a ella "...para alcanzar áreas de percepción capaces de revelar el verdadero fundamento de nuestra existencia terrenal...". Indígenas de diversas partes del globo manifiestan que sus poderes curativos provinieron de la superación de una enfermedad.

     Esto sucede en la tribu Sagay sobre el río Yes, de la misma manera que sucede en la comunidad siberiana Soyot, zulúes, indios peruanos etc... Las niñas las sufren entre los 10 y 12 años, los jóvenes entre los 20 y 25. En casi todos ellos un espíritu atormenta al futuro chamán. Un animal aparece en escena, bien sea lobo, cuervo, tigre etc.. Este animal tiene que ver con el animal de poder o animal totémico, que es decisivo en la personalidad futura de quien lo encarna. Así, la enfermedad se convierte en una limpieza radical de impurezas "...es una resurección que sigue a los terribles tormentos que se acercan a la muerte, para convertirse en la puerta de la vida....."

     En los indonesios sucede algo parecido, la enfermedad es enviada por los "espíritus celestiales" que proveen a los iniciados de sus conocimientos y poderes...

     En Corea, el 90% de los chamanes son mujeres. "El señor de la montaña", de barba blanca, arquetipo de la sabiduría promete salud y buena fortuna....

     Los relatos que cuentan indican que no estamos ante mentes descarriadas, sino ante una elevada forma de percepción interna e intuitiva. Y como vemos, existe una forma común a pesar de las diferencias de razas y culturas, y es que si el futuro chamán no acepta el camino, se convierte en una persona infeliz para toda su vida, si es que no se le fuerza a través de la enfermedad a aceptar el mensaje. Según Kalweit esta enfermedad puede tomar formas puramente físicas, como vómitos, transpiración, ayuno, dolor, fiebre, agotamiento extremo, e incluso una enfermedad real que hace aflorar obstáculos e impurezas a la superficie etc...Todo ello es rechazado por la medicina occidental, pues insiste en poner demasiado énfasis en la manipulación tecnológica del paciente....

 

Richard Yensen. La terapia de LSD, en la actualidad

     Se formó como investigador de drogas psicodélicas en el ya mítico hospital de Maryland, además de estar en relación con el chamanismo mejicano y con Carlos Castaneda. Es uno de los pocos profesionales que está realizando actualmente investigaciones con "alucinógenos" en el campo psicológico, en el único programa aprobado por la administración americana. Tiene grandes dificultades para llevar este trabajo a flote, pero de sus comunicaciones se desprende lsu ilusión por acceder a esos planos de realidad a los que tanto miedo tiene la sociedad consumista. Richard desde hace años escribe articulos muy valorados sobre este tipo de investigaciones. "...es una labor que puede ofrecernos nuevas cotas de evolución y de curación, pues el panorama que estos productos abren, como telescópios interiores, es un enigma independiente del punto de vista que se tenga, aunque a la hora de la práctica se ha de tener en cuenta quién es el terapeuta, el dónde y el cómo, pues el principio de incertidumbre tambien está presente en el uso de LSD y otras drogas...." De tal manera, dice Yensen, se han de sopesar los "métodos de medición" y las posibles influencias sobre los procesos psíquicos y físicos.

     Richard cuenta el caso de Joe, paciente de 70 años con un cáncer terminal que se sometió auna terapia con DPT (droga psicodélica parecida al LSD pero menos duradera). Le sirvió para recapitular la vida personal y preparar la antesala de su propia muerte de una manera serena y aceptada. Richard comenta que en la terapia psicodélica, se enfrentan profundamente las claves de la enfermedad y de la muerte.

     Yensen, partiendo de la contínua crisis de los tratamientos psicológicos y psiquiátricos, demanda que el estudio de estas drogas psicoactivas no sea olvidadas ni archivadas, puesto que tenemos la necesidad imperiosa de avanzar en el conocimiento del rol y de la función de la enfermedad. Así pues, concluye, el LSD y otras drogas son una promesa importantísima para la humanidad, de tal forma que el único camino es profundizar en la comprensión de cómo usarlas adecuada y responsablemente, puesto que los resultados experimentados son innegables.

     En esta línea de investigación terapéutica están Claudio Naranjo con su libro "Healing Journey" y el psiquiatra mejicano Salvador Roquet menos conocido, pero del que se dice que es el psiquiatra con mayor experiencia en la utilización de psicodélicos. Antonio Escohotado en su "Historia de las drogas", recoge toda una visión global del uso de las drogas a lo largo de la historia.

     Realmente es casi popular la aceptación de que lo que se conoce gfeneralmente como droga, ha estado presente a lo largo de la historia humana, desde las más desconocidas, hasta el popular alcohol. Y tambien han supuesto su entrada en los grandes personajes de nuestra cultura como es el caso de la cocaína en Freud, a cuya ayuda se le atribuye la creación del psicoanálisis.

 

La perspectiva de las psicoterapias holotrópicas

     Fue C.G. Yung quien, al encontrar insuficiente el inconsciente personal de Freud se lanza en pos de unos elementos de poder curativo mayor como son el inconsciente colectivo y el arquetipo. Al conectar con estas dimensiones desde una investigación responsable, Jung añade la vía transpersonal a la psicoterapia moderna. Obras como "Psicología y Alquimia", "Símbolos de transformación", "Psicología simbólica del arquetipo" etc... son muestra de la recuperación de los mensajes perdidos de las tradiciones ancestrales. Tambien lo es la recuperación del sueño como elemento de transformación personal y transpersonal. El sueño como mensaje de transformación está en la Biblia, en el Corán, en los textos budistas, en las tradiciones chamánicas de toda la Tierra.

     Assagiole, creador de la psicosíntesis, se presenta como uno de los pioneros más clarificadores de lo transpersonal. Presenta el supraconsciente, como elemento humano que permite la emergencia transpersonal y que está muy relacionado con la meditación.

     Joseph Cambell habla de la naturaleza mitológica del ser humano. Indica que la causa de la situación de enfermedad social actual es precisamente la consecuencia del alejamiento de las tradiciones.

     La terapia Iniciática creada por Karlfriels Graf Dürckheim habla de "..la emergencia del Ser Esencial..." que es de naturaleza holotrópica y "...emerge para producir transfromación en el Ser Existencial..."

     Annick de Souzenelles habla del "...ascenso de la energía, bajo un complot divino, en principio enraizada en la plantas de los pies y que en su subida por todos los escalones corporales termina simbolizada en bóveda craneana, cúpula de su ascensión definitiva...."

     Barbara Brennan, investigadora de la NASA habla de la curación energética, describiéndonos un mundo asombroso de capas aúricas "..pobladas de entidades en las que radicaría las claves de la curación..."

     Es digno de resaltar el uso terpéutico del eneagrama que fué utilizado por los legendarios Gurdjieff y Oupenski, quienes lo introdujeron en occidente

 

Richard Moss.- La Psicoterapia Mística

     Moss señala el camino del despertar como puerta a la sanación y al conocimiento. Y todo a raíz de la transformación radical a la que le empujó su propia vivencia de una mariposa negra que se posó en su entrecejo. En esta línea describe una psicología de la energía que en el proceso terpéutico se canaliza a través de la Voluntad, la Involucación Creativa y el Amor Incondicional.

 

     Hay tambien estudios concretos en los que se propugna la importancia del chamanismo para la medicina moderna. Tal es el caso de Larry Dossey, cuya investigación se apoya en informes modernos que afirman que se están formando médicos que dejan mucho que desear como sanadores. Dossey critica que no se expliciten las causas de las enfermedades, lo cual sería una lamentable negligencia de la formación interior del propio médico. Para ello propugna que el médico acceda a una forma de ver que "...rescate la totalidad de la vida de ese vacío estéril que se ha convertido en sinónimo de modernidad..."

     Alvaro Estrada relata su relación con María Sabina quien con la sabia ingenuidad respondía que "...las cositas (hongos) me dicen qué decir y cómo cantar...". María Sabina se revela como una de las maestras de la sabiduría mejicana desde que la noche del 29-30 de Julio de 1955 Watson se iniciara en su primera velada de hongos, en plena Sierra Mazateca. Don Juan mandaba rebuznar para desangustiar. En ciertas terapias del Tibet prebudista se practicaba como curación el que la persona debería ser devorada por los espíritus que la asediaban, la culminación de esos procesos supondría la curación. Don Patricio comienza con una compleja ceremonia de invocación a las entidades que guiarán el viaje, a su cas incluso acuden familias enteras para ser curadas, en las que los niños tambien participan.

     Como vemos, lo que aquí definimos como holotrópico ha estado siempre presente y hoy día estamos en un olvido, no exento de peligro, de nuestra propia naturaleza.

     "...Creo que lo chamánico está siendo recuperado en un trasvese desde sus orígenes ocultos al asfalto de nuestras ciudades...."

                        Manuel Almendro. Febrero 1995