Carta del Presidente

Por Mario Sikora

 

Dos años han pasado muy, muy rápido, y mi periodo como Presidente de la Junta Directiva de la IEA llega a su fin con el final de este año calendario. Es de poca utilidad  tener una plataforma si no se usa, así que voy a usar el foro por última vez, y voy a usarlo de una manera egoísta. Pido su indulgencia mientras reflexiono sobre el pasado y comparto mis esperanzas sobre el futuro.

 

Pero, primero, permítanme informarles sobre el estado de la junta.

 

Mi sucesora como presidenta, María José Munita, ha estado en la junta desde hace más de tres años y está más que preparada para tomar las riendas. Sus esfuerzos incansables como vice-presidenta, presidenta electa y líder del grupo de trabajo de asuntos internacionales aseguran que conoce muy bien la organización y sus necesidades tanto dentro como por fuera. El comité de nominaciones la eligió para este rol porque sabía que ella era exactamente la persona adecuada para ello.

 

Los otros miembros de la Junta Directiva también merecen cada uno una mención. Dan en forma voluntaria incontables horas y la IEA no existiría sin ellos.

• El Vice-presidente actual, CJ ​​Fitzsimons, ha supervisado las publicaciones y ha sido mi asesor estratégico, y continuará sirviendo como Vicepresidente.

• Gail Barber, quien ha desempeñado en forma vigilante el cargo de tesorera, ha mejorado significativamente  la forma en que la organización maneja su dinero,  dejará su cargo y seguirá, al igual que yo, como miembro de la Junta los dos próximos dos años.

• Lynda Roberts asumirá el cargo de tesorera, después de servir como secretaria y en la implementación de importantes procesos de gestión del conocimiento, los cuales asegurarán que las futuras juntas de la IEA se pueda sacar provecho de las experiencias del pasado.

• Isabel Salama seguirá inyectando su pasión y energía para el desarrollo y apoyo de las afiliadas de habla española y portuguesa, seguirá colaborando también en el grupo de trabajo del programa de acreditación y formará parte de un grupo de investigación.

• Susanne Povelsen, cuya frialdad escandinava contrasta y equilibra el fogoso calor español de Isa, seguirá aportando su madurez tranquila, deliberada y su competencia para ayudar a las afiliadas europeas y supervisar el programa de acreditación.

• Peter McNab, actual editor Nine Points, será el secretario de la junta Directiva, continuará trabajando con las publicaciones  y dedicará su atención a programas de desarrollo profesional para nuestros miembros.

• Kathryn Grant, ha llevado una mayor creatividad y estilo al congreso internacional anual en su calidad de encargada del congreso y continuará en este papel, modernizando y mejorando la experiencia de la conferencia.

• Melanie Gerlich continuará sirviendo como líder de Membresía y, aunque es relativamente nueva en la Junta, ya ha implementado cambios significativos y eficaces en la forma de administrar la pertenencia y de servir a nuestros miembros.

• El nuevo miembro de la junta, Antonio Cordeiro, dirigirá nuestras iniciativas de marketing. Si sus logros en la formación y el crecimiento de la afiliada en Portugal son una indicación, espero de él grandes cosas.

• Y, afortunadamente, la incomparable Sandy Hatmaker y su equipo de Association Connections, continuará proporcionando a la junta directiva y los miembros de la IEA el servicio sin igual al que todos nos hemos acostumbrado.

 

Cada una de estas personas son una estrella, tan notables y grandes por las habilidades y atributos que traen a través de sus respectivas funciones, así como lo son por la madurez y el profesionalismo con que sirven desinteresadamente a la organización.

 

Y, ahora, las reflexiones y meditaciones.

 La IEA fue fundada con mucha pasión después de la conferencia internacional de Eneagrama en Stanford en 1994. Su misión inicial, adecuada para la época, era la de servir como un centro para la teoría y la aplicación del Eneagrama. Esa misión fue suplantada por agentes externos, sobre todo debido a la proliferación de información sobre el Eneagrama en libros y en Internet,  así como por el surgimiento de las nuevas generaciones de profesores que expandieron la herramienta por el planeta entero. Esta proliferación ha provocado otra serie de necesidades, tales como la necesidad de implantar guías para el profesionalismo y el uso ético del Eneagrama, especialmente para las personas que lo utilizan con otros. Otra necesidad importante ha surgido sin cesar, y es  la necesidad inherente de una comunidad compartida por personas con intereses comunes.

Por lo tanto, la misión de la IEA ha evolucionado a lo largo de los años, y con razón. El foco de nuestras actividades ha sido la creación de experiencias de comunidad, principalmente a través de la proliferación y el apoyo a conferencias internacionales, locales y regionales, afiliadas, y capítulos. Nuestra comunidad está abierta para todos y la entrada viene con sólo una advertencia, que todos los que entran debe ser tolerantes y abiertos a otros puntos de vista. Somos una gran organización con una rigurosa "visión amplia", y uno de las directrices fundamentales de gobierno de la IEA es que la organización no se destine a la concesión de  sesgos ni a favor ni en contra de cualquier individuo, grupo o escuela de pensamiento. Creo que la organización ha crecido a pasos agigantados en esta área, debido a los esfuerzos de este grupo directivo y de muchos miembros que nos precedieron. La apertura y la participación demostrada en las recientes conferencias mundiales y regionales, con personas de diferentes escuelas conviviendo juntas e incluso enseñando juntos ha sido una maravilla, y una gran prueba de que ha sido posible.

Como mi mandato llega a su fin, no puedo dejar de pensar en el futuro, para centrarme en lo que aún queda por hacer en vez de pensar en lo que se ha logrado. Esto no implica deficiencia de cómo son las cosas, la IEA es un organismo vivo y toda entidad viviente está en un estado de maduración constante y de adaptación. Podemos hacer una pausa para reflexionar sobre ayer, pero rápidamente debemos centrar nuestra atención en la actualidad y lo que el mañana puede traer.

Creo que la comunidad en general y en particular, la IEA ha hecho un trabajo maravilloso en ser cada vez más abiertos, compartir y aceptar. También creo que, si bien hemos logrado grandes avances, tenemos que seguir creciendo en las áreas de madurez profesional e intelectual y rigor.

La implementación de la categoría de miembro profesional y el programa de acreditación son pasos muy positivos en el sentido del profesionalismo, y merecen un gran apoyo. Si se utiliza el Eneagrama en el trabajo de alguna manera, se debe ser miembro profesional. Si se enseña el Eneagrama, se  debe uno a sí mismo el declarar públicamente que uno representa también altos estándares de calidad y ética al unirse a las filas de los profesores acreditados por la IEA.

Lo del rigor intelectual es más complicado. En mis viajes a conferencias y conversaciones con otros entusiastas del Eneagrama, he conocido a algunas mentes brillantes y grandes almas. A veces, sin embargo, me he encontrado a mí mismo dubitativo enfrente de  supuestos “expertos súbitos” que hacen sospechosas aplicaciones e incluso con profesores experimentados que hacen suposiciones y afirmaciones que parecen no avaladas por la evidencia. Es una práctica común en la comunidad Eneagrama no cuestionar en general las afirmaciones, y esto puede ser peligroso.

Acabo de escribir que es importante estar abierto a otros puntos de vista, pero también estoy de acuerdo con el filósofo David Hume que "la verdad brota de la discusión entre amigos." Un  exceso de yin si la fuerza del yang nos deja sin balance, con un gran corazón y amorosos, pero intelectualmente flácidos y operacionalmente incapaces. La falta de voluntad para desafiar el dogma recibido y los puntos de vista de nuestros amigos y compañeros, e incluso nuestros profesores, no es coherente con nuestro deseo de ser buscadores de la verdad.

 

Comprendan: No estoy instando a generar enfrentamientos o intentando estandarizar dogmas de ninguna manera. Los estoy instando a - con respeto y civilizadamente - cuestionar, desafiar y, me atrevería a decir, a provocar cuando sea apropiado. Le debemos a aquellos que nos importan - nuestra comunidad, nuestros compañeros, nuestros clientes y a nosotros mismos - el tomar en serio los puntos de vista para ponerlos a prueba y desafiarlos. Y nosotros debemos hacer lo mismo con nuestros propios supuestos. Si el Eneagrama nos enseña algo, es que lo que pensamos no siempre es lo que es, que el despertar es un trabajo difícil y complicado e incómodo a veces. Es más garra que dicha y no es siempre para los débiles de corazón.

 

A menudo olvidamos que el corazón crece no por amar lo fácil de amar, cualquiera puede hacer eso. El corazón crece al persistir en la búsqueda por encontrar maneras de amar a los que son a veces difíciles de amar. De la misma manera, la mente no crece porque estén de acuerdo en ella, pero sí  al ser cuestionada. Cuando te desafío es porque me importas lo suficiente como para hacerlo, y espero que tu hagas lo mismo conmigo.

Repito: La verdad, realmente, brota del debate entre amigos.

Ha sido un placer y un honor servir en este cargo durante los últimos dos años, y espero continuar sirviendo en la junta por dos años más en un rol menor. Sobre todo, espero poder seguir siendo parte de esta comunidad mundial de buena gente que están trabajando juntos para ser mejores personas y, por extensión hacer del mundo un lugar mejor.