Niveles de Desarrollo

 

El siguiente es un buen resumen de la teoría de los Niveles de Desarrollo, de Don Richard Riso, basado en la presentación que de ella hace, con la co-autoría de Russ Hudson, en su libro La Sabiduría del Eneagrama (Urano, Barcelona, 2000). Páginas 87 a 99.

Una forma de observar y medir el grado de identificación con la estructura de la personalidad, una medida del grado de conexión con nuestra verdadera naturaleza. Mientras el Eneagrama describe las características de los tipos, los niveles miden el grado de crecimiento o deterioro dentro de cada tipo, indicando los temas prioritarios que deben atenderse en caso de interesar un trabajo interior.

El tipo básico es siempre el mismo, el nivel en que actuamos fluctúa continuamente. Estos cambios, que pueden ser radicales en un tiempo mínimo, no quiere decir que cambiemos de personalidad sólo nos movemos por su escala de niveles.

Un cambio de nivel no coincide necesariamente con los cambios de humor o estado de ánimo. Por ejemplo, alguien está muy contento por haber estafado una suma importante a un grupo de pensionistas; por un lado una alegría que no tiene nada que ver con la alegría natural, por otro pérdida de libertad interior y caída a niveles insanos.

Centro de gravedad: Nivel al que se tiende a regresar y permanecer. Los movimientos descendente o ascendentes del centro de gravedad son más lentos y pueden obedecer a graves crisis o a un trabajo profundo de transformación. Para iniciar este con fundamento es necesario conocer cual es el centro de gravedad. Hay un problema, las defensas del ego tiende a ver las propias motivaciones como procedentes de la franja sana. De poco sirve engañarse. El primer paso que podemos dar en el trabajo interior puede ser identificar con exactitud el tipo, la gama de niveles que solemos atravesar, y donde está en estos momentos el centro de gravedad.

Cada tipo tiene tres franjas y cada una tres niveles

Punto de choque. Frontera entre dos franjas que ofrece una cierta resistencia a ceder el paso.

FRANJA MEDIA (niveles 4, 5 y 6): Correspondiente a las actuaciones más frecuentes Comportamientos funcionales, “normales”. A medida que baja de nivel en esta franja mayor grado de egocentrismo, se depende más de los mecanismos del tipo para satisfacer el creciente deseo básico.

Llamada a despertar. Invitación a reaccionar, indicando la bajada por la franja sana en dirección a conflictos y problemas. Para cada tipo son:

1.- Creer que se tiene la obligación moral de arreglarlo todo.
2.- Creer que hay que tender la mano a los demás para conquistarlos.
3.- Comenzar a actuar para obtener posición y atención.
4.- Aferrarse a los sentimientos e intensificarlos por la imaginación.
5.- Apartarse de la realidad para abrazar conceptos y mundos mentales.
6.- Comenzar a depender de algo exterior para orientarse.
7.- Pensar que hay algo mejor en otra parte.
8.- Pensar que hay que esforzarse y luchar para hacer que ocurran las cosas.
9.- Adaptarse aparentemente a los demás.

Como manipula cada tipo:

La vida y las relaciones no respaldan siempre la imagen propia, mientras mas bajo el nivel menos respaldo, entonces se producen conflictos internos y manipulación propia y de los demás para reforzar el ego. Se crea una falsa imagen propia, ante la que esperamos respondan los demás para reforzarla. Hábito que dificulta una relación sincera.

1.- Corrigiendo a los demás, insistiendo en que compartan sus criterios y valores.
2.- Descubriendo las necesidades y deseos de los demás para crear dependencias.
3.- Mostrándose encantador ante los demás y adoptando la imagen que mejor funcione.
4.- Siendo temperamental y obligando a los demás a andar con cuidado.
5.- Manteniéndose preocupado y apartándose emocionalmente de los demás.
6.- Quejándose y poniendo a prueba la lealtad y el compromiso de los demás.
7.- Confundiendo a los demás e insistiendo en que cumplan sus exigencias.
8.- Dominando a los demás y exigiendo que hagan su voluntad.
9.- Evadiéndose y resistiéndose a los demás de un modo pasivo-agresivo.

La regla de plomo: “Haz a los demás lo que más temes que te hagan a ti”. La forma de hundir agresivamente a los demás para reforzar el ego, con la creencia de subir algo si bajo a los demás.

1.- Destaca la maldad, los defectos o la corrupción de los demás.
2.- Hace sentirse indigno de amor, generosidad o atención a los demás.
3.- Hace que otros se sientan inútiles tratándolos con arrogancia o desprecio.
4.- Trata a los demás con desdén, como si no fuesen nadie y no valieran ni importaran nada.
5.- Procura que otros se sientan impotentes, incapaces e incompetentes y estúpidos.
6.- Socava los sistemas de apoyo de otros, tratando de aislarlos.
7.- Causa sufrimientos y hace sentirse desvalido a los demás.
8.- Infunde temor al daño o a la manipulación con amenazas agresivas.
9.- Se aparta de los demás para que sientan que han perdido la conexión con el.

Miedo bandera roja: Es un miedo que aparece antes de entrar en la franja insana indicando la proximidad de una crisis o de un estado autodestructivo. Para cada tipo sería:


1.- Que sus ideales estén equivocados y sean contraproducentes.
2.- Estar ahuyentando a familiares y amigos.
3.- Estar fracasando; que sus pretensiones sean vanas y fraudulentas.
4.- Estar estropeando su vida y desperdiciando oportunidades.
5.- No encontrar jamás un lugar en el mundo o entre las personas.
6.- Que sus actos perjudiquen su seguridad.
7.- Que sus actividades le atraigan sufrimiento e inseguridad.
8.- Que los demás se vuelvan contra él y tomen represalia.
9.- Que la realidad le obligue a enfrentar sus problemas.

FRANJA INSANA (niveles 7, 8 y 9): Constituida por las manifestaciones más disfuncionales. Desconectando de la verdadera naturaleza, de la realidad, de la capacidad de evaluar equilibradamente las situaciones y de controlar la cascada de compulsiones, quedando atrapado en un laberinto de reacciones e ilusiones engañosas. El descontrol incapacita para ver soluciones a los problemas prácticos que se presentan, así como a los propios miedos y conflictos.

Es posible entrar en esta franja por muchos motivos que podemos agrupar en dos categorías:

1.- Una crisis importante: perdida del trabajo, de un ser querido, catástrofe medica o financiera, etc.
2.- Si estos hábitos se establecieron en una infancia difícil hay una inclinación a volver ante cualquier dificultad.

Quedarse estancado en la franja insana es más serio. Para poder salir puede ser necesario una ayuda exterior, un terapeuta o algún tipo de programa de recuperación, si no se dispone de recursos internos para frenar la degradación e invertir el proceso.

FRANJA SANA (niveles 1, 2 y 3): Representa los más altos funcionamientos del tipo. La identidad del ego se expresa de forma más beneficiosa, equilibrada, madura y funcional. En los niveles 2 y 3 se actúa compensando aun el miedo y el deseo básico. Aunque la mayoría experimentamos alguna que otra vez funcionar desde esta franja, el medio no apoya este tipo de comportamiento y se suele volver a la franja media.

 

Permanecer sanos exige la intención, presente y despierta, de cultivar y fortalecer la percepción consciente.

 

 

 

 

Teoría de los Niveles de Desarrollo del Eneagrama de Don Riso

 

 

 

Nivel

Tipo Uno

Tipo Dos

Tipo Tres

Tipo Cuatro

Tipo Cinco

Tipo Seis

Tipo Siete

Tipo Ocho

Tipo Nueve

S

A

1

Aceptador, juicioso

Cuida de sí, ama incondicio-nalmente

Orientación interior, autenticidad

Adhesión a la vida, superación

Participador, visionario

Independiente, valiente

Dichoso, satisfecho

Abnegado, heroico

Sereno, indómito

N

2

Evaluador, razonable

Siente empatía, afectuoso

Adaptable, admirable

Introspección, sensibilidad

Observador, perceptivo

Simpático, fiable

Expectante, entusiasta

Independiente, fuerte

Natural apacible

O

3

De Principios, responsable

Apoya, da

Orientado a objetivos, progreso propio

Expresivo, creativo

Centrado, innovador

Comprometido, cooperador

Realista, productivo

Seguro de sí mismo, líder

Generoso, alentador

M

E

4

Obligado, esforzado

Bien intencionado, complaciente

Orientado al éxito, rendimiento

Romántico, individualista

Conceptua-lización, preparación

Obediente, leal

Codicioso, consumidor

Pragmático, emprendedor

Modesto, simpático

D

I

5

Controlado, ordenado

Posesivo, entrometido

Preocupado por la imagen, eficiencia

Ensimismado, temperamental

Desligado, obsesionado

Ambivalente, defensivo

Distraído, disperso

Vanidoso, dominante

Indiferente, satisfecho de sí mismo

O

6

Enjuiciador, crítico

Vanidoso, dominante

Autopromoción, grandiosidad

Autocompla-ciente, decadente

Extremado, provocativo

Autoritario, acusador

Egocéntrico, exagerado

Retador, amenazador

Resignado, apaciguador

I

N

7

Farisiaco, inflexible

Se autojustifica, manipula

Sin principios, engaño

Odioso, apartado

Nihilista, excéntrico

Asustadizo, no fiable

Insaciable, huidizo

Despiadado, imperioso

Reprimido, negligente

S

A

8

Obsesivo, contradictorio

Se siente con derecho, coacciona

Doblez, oportunismo

Autorrechazo, depresión clínica

Terror, delirio

Pranoide, agresivo

Maníaco (depresivo), desasosegado

Megalómano aterrador

Disociado, desorientado

N

O

9

Condenatorio, punitivo

Se siente victima, se hace pesado

Monomanía, implacabilidad

Desesperación, negación de la vida

Búsqueda del olvido, aniquilación

Se autodegrada, se autodestruye

Abrumado, paralizado

Antisocial, destructivo

Descuidado, "desaparecido"