CRECIENDO CON EL ENEAGRAMA DE LA PERSONALIDAD

 

Me encanta observar el espíritu constructivo con el que crece esta Comunidad, que procura cultivarse y crecer aprendiendo a conocer cada vez mejor la maravillosa herramienta del Eneagrama de la Personalidad. Esta nota la escribí hace unos meses y la refiné recientemente (la anterior nota fue borrada de esta Comunidad); como verán, pretendo sintetizar algunos aprendizajes que he ido decantando a través del estudio aplicado de esta prodigiosa herramienta y agradezco todas sus observaciones y aportes.

 

El Eneagrama de la Personalidad define los nueve tipos básicos de comportamiento que adoptamos durante nuestra vida; al identificar de forma muy cuidadosa y genuina el tipo eneagramático -o Eneatipo- al que pertenece cada cual, lo que no es fácil en muchos casos dado que nuestra caparazón egótica es a veces enorme y durísima, podemos observar de forma maravillosamente individual y subjetiva las caracterizaciones y expresiones básicas de cada tipo de personalidad en cada uno de nosotros. Esto facilita determinar con toda claridad los mejores comportamientos que observamos y que podemos cultivar o "reforzar" así como demarcar las limitaciones y aspectos negativos que poseemos y que podemos aprender a controlar, evitar o flanquear en cada caso particular.

 

El análisis eneagramático muestra cuál es la forma en que cada tipo de personalidad percibe el mundo externo y explica su forma de reaccionar ante él; su forma de pensar, sus deseos, motivaciones, ambiciones y frustraciones más profundas; permite observar de forma sistemática las mejores expresiones de la virtud en cada tipología y de igual forma, retrata nuestros miedos, nuestras trampas mentales, nuestras compulsiones y comportamientos egóicos o pasiones. Podemos ver por ejemplo, si tendemos por naturaleza a ser reservados, o si tendemos a actuar por la fuerza; si somos manipuladores o manipulables, si en general nos sentimos superiores o inferiores a los demás…en fin. Con este tipo de análisis podemos reconocer nuestras mejores fortalezas y mayores debilidades y tomar decisiones correctivas para mejorar nuestra conducta, nuestras capacidades intelectuales, ejecutoras y sociales; esto permite tambien optimizar nuestra forma de relacionarnos en equipo, cuando estamos con los demás dentro de la familia o en las organizaciones. Esto, potenciado particularmente debido al hecho de que el análisis eneagramático nos regala una tremenda capacidad de entender muy íntimamente no solo nuestro propio tipo de personalidad, sino el de los demás.

 

Un aspecto muy interesante que expresa el Eneagrama de la Personalidad  lo constituye la caracterización complementaria que proporcionan las "Alas" (tipos vecinos de cada eneatipo) a cada tipología dominante; esta característica aclara y matiza mejor el análisis individual, precisando características mixtas de cada personalidad que le son transferidas por las tipologías vecinas.

Una de las Alas es por lo general la que más influye sobre nuestro eneatipo básico; la otra Ala actúa de menor manera, o al menos está presente como opción potencial de comportamiento.

 

Otra característica asombrosa y maravillosamente útil del Eneagrama de la Personalidad es el Mapa de Comportamiento que establece a través de los dos recorridos claramente diferenciables que se señalan a través de los nueve puntos de la figura, partida en sus dos componentes:

 

- Un primer recorrido se forma entre los tres puntos centrales del triángulo central.,

 

- El otro se forma entre los seis puntos del hexágono.

 

Los dos recorridos denominan "Recorrido de Desarrollo" y "Recorrido de Declinación" y ambos nos señalan rutas perfectamente predecibles acerca de cómo se comporta cada tipología, ya sea en un estado de balance, armonía y crecimiento personal (desarrollo o transformación) ó en una situación desarmónica o de estrés (declinación o compulsión).

 

La Dirección de Desarrollo (que va siguiendo los puntos 3-6-9 y 8-2-4-1-7-5 de izquierda a derecha en cada una de las dos figuras) va "contra la corriente" de lo que cada personalidad "no cultivada" acostumbra hacer de forma típica en la experiencia cotidiana y lo dirige en lo que llamanos "dirección efectiva" o de "transformación" personal. En esta vía es frecuente observar expresiones de las virtudes innatas de cada eneatipo presente en cada etapa del recorrido.

 

Al contrario, la Dirección de Declinación (3-9-6 y 8-5-7-1-4-2) define el viaje, usualmente compulsivo, bajo las condiciones de estrés de la vida diaria, en la forma de comportamiento habitual del eneatipo "no cultivado", lo que se conoce como la "dirección inefectiva"o de "compulsion". En esta ruta es frecuente observar expresiones de las pasiones innatas de cada eneatipo expresado o "visitado" durante el recorrido.

 

Conocer el Eneagrama de la Personalidad permite examinar nuestra conducta desde una perspectiva enteramente nueva y que sigue un sistema muy consistente, probado por muchas generaciones, continuamente desarrollado y cada vez mejor comprendido e integrado a diversas disciplinas y que paulatinamente se estudia con mayor profundidad y cientifismo en muchas áreas del conocimiento.

 

Los análisis eneagramáticos se usan cada vez más en la consulta profesional, la consultoría y en el análisis de la conducta individual y organizacional. Lo anterior debido a que el tema se estudia cada vez con mayor profundidad y rigurosidad en muchos currículos profesionales de Universidades prestantes y a que a la vez, aumenta el número de especialistas y consultores en todas las ramas del comportamiento humano que lo utilizan de forma sistemática. Considero que este será un boom formidable en poco tiempo, con amplias repercusiones en muchas disciplinas.

 

A mi modo de ver, la sofisticación en la capacidad para analizar la Gestión Humana se amplía tremendamente mediante la utilización de esta herramienta. A manera de ejemplo, con análisis eneagramáticos se pueden estudiar a fondo aspectos como los siguientes:

 

- Las características generales del comportamiento propias (conductas) para cada uno de los eneatipos observables en niveles diferentes y claramente diferenciables de desarrollo; esto permite comparar, reforzar o cuestionar los hallazgos previos de la identificación individual básica que cada persona haya efectuado. Esto es de un enorme valor, porque la herramienta proporciona un método de valoración y análisis personal objetivo, que refuerza y privilegia la utilización de dos técnicas prodigiosa -la autoobservación y la aceptación- basada en una experiencia milenaria.

 

- Las características específicas de cada tipo de personalidad, que se pueden comparar por tipo versus los demás, dentro de una característica dada (por ejemplo, las habilidades de razonamiento abstracto de los tipos mentales vs los demás tipos); asimismo, se pueden examinar las potencialidades, carencias, similaridades o diferencias de comportamiento esperables dentro de un grupo humano dado, con miras a tomar decisiones fundamentales sobre oportunidades de capacitación y desarrollo.

 

- Observación de los roles que desempeñan los diferentes tipos de personalidad individualmente y en equipo, lo que permite determinar con toda claridad las formas innatas que cada uno tiene para desarrollar asuntos tales como las habilidades de liderazgo, los esquemas de trabajo, el direccionamiento de la carrera profesional, las formas de enfrentar y solucionar los conflictos, el manejo del tiempo y su crecimiento profesional. El análisis eneagramático permite estudiar y comprender la mejor manera que cada tipo de persona tiene para liderar o adaptarse en un equipo, mejorar sus relacionamientos y crecer en muchos aspectos de su vida.

 

Lo anterior, que constituye una mínima parte de las posibilidades humanas estudiables y trabajables, aclara por qué el análisis del Eneagrama de la Personalidad constituye una guía muy útil para el conocimiento profundo y el direccionamiento efectivo del Capital Humano de la empresas y que permite trabajar muy certera y efectivamente en el diseño, la planificación, la motivación y la integración organizacional.

Estos son solo algunos de los alicientes que señalo y que advierten el gran valor que tiene profundizar en el conocimiento y manejo de esta maravillosa herramienta, ya en lo personal o en lo profesional.