1. ¿Qué personas pueden necesitar la ayuda de un perro
de asistencia? (En cuanto a discapacidades, problemas
o situación personal).

La terapia con perros es beneficiosa por la afectividad del animal y por la cantidad de de tareas que se pueden practicar con dichos animales que le activan a uno tanto física como psíquicamente. Pueden beneficiarse de los beneficios que aporta la relación con los perros cualquier tipo de discapacidad en la que el perro pueda ofrecer un apoyo previos entrenamiento para las tareas específicas que se le encomienda: abrir cajones, avisar cuando suena el teléfono,  ayudar a vestir o desvestir, coger los objetos caídos y dar apoyo emocional, compañía y escucha. Colectivos de niños autistas o con trastornos psicomotores, personas con discapacidades para llevar una vida normal, población de tercera edad, familias desintegradas, niños hiperactivos, personas que se siente solas, podríamos estar aquí respondiendo esta pregunta eternamente, ya que todos los seres humanos tenemos algún tipo de discapacidad o sufrimiento, que después de una relación con dicho animales puede que dar mucho más aliviada.

2. ¿Qué beneficio o ayuda aporta un animal de este
tipo a cada una de las personas con sus necesidades
concretas? (Es decir, ¿qué tipo de cosas aprenden a
hacer estos animales para ayudar a sus dueños?).

Los perros tienen una gran capacidad para aprender a hacer tareas si son entrenados con humanismo y asertividad. Aprenden las cosas que uno pueda enseñarles, siempre que esté en sus posibilidades por tamaño, raza,  crianza y socialización. Tienen buen olfato, mucha agilidad, un gran oído, capacidad para la empatía, velocidad, necesidad de atención y afecto y también de hacer ejercicio. La capacidad de aprender a hacer tareas de un perro queda también como todo un mundo de posibilidades, alguna de las cuales he mencionado antes. Hay perros entrenados para apoyar a los niños en los estudios y en la lectura, apoyar a personas de tercera edad para hacer ejercicio y encomendarles las tareas de cuidado, alimentación e higiene de los mismos, hay perros entrenados para ayudar a a tetrapléjicos a vestirse, darles las medicinas, avisarles cuando viene alguien, empujar su silla para alcanzar objetos. Es algo muy importante de ver, ya que además los perros tienen la capacidad de no perder la paciencia y sus estados anímicos diarios gracias a su función, es ecuánime y equilibrada.


3. ¿Qué mejoras físicas o psíquicas se pueden producir
en una persona que tenga un perro de asistencia?

El hecho de no ser juzgados por el animal como discapacitados y el hecho de tener compañía y afecto, el hecho de que cuando un perros tiene una función lo hacen con persistencia en su día a día sin perder jamás las ganas y al capacidad de hacerlo, así como la paciencia, hace que las mejoras del tipo no sentirse minusvalorados, sino aceptados y acompañados, puede mejorar la calidad de vida de muchas personas. Aparte de no juzgar y de hacer las tareas encomendadas día a día con afán y ecuanimidad hace sentirse a las personas atendidas, acompañadas y queridas. Si además se cuida del animal, porque se está capacitado para ello, las tareas de cuidado del perro ejercitan la psicomotricidad tanto gruesa como fina, además de que su cuidado aporta salir a la calle, socializar y hacer ejercicio, mover el cuerpo y sentirse responsables de cuidados y atención de un ser vivo. Las mejoras por tanto son también de muchas clases de índole tanto emocionales, como físicas.

4. ¿Es muy demandado el servicio de perros de
asistencia? ¿Qué personas suelen interesarse más por
un perro de asistencia?

Todavía es un área que necesita un empuje para que los colectivos médicos y de salud mental puedan plantearse desde la ciencia la psicoterapia y la terapia así como la asistencia de los perros para muchos colectivos, con lo que se evitaría mucha medicación y tiempo de atención a los enfermos, discapacitados o colectivos diferentes antes nombrados. La demanda de momento va creciendo en nuestro país y hay ya varias asociaciones y fundaciones que se dedican adiestrar perros de asistencia para demandas personalizadas. Nombro a la Fundación De Bocalán, llevada por Teo Mariscal que que lleva ya mucho años trabajando para este fin, así como algunas otras como la Fundación Anta, llevada por Vicente Cuairán, ambos en Madrid, que está desbordados de trabajo.

5. ¿Qué razas son las más adecuadas o las más
utilizadas para la asistencia?

Se habla mucho de los perros labradores y de los Golden Retrievers como perros ágiles, con una gran capacidad de aprendizaje y empatía con el ser humano. Pero yo he visto y comprobado que muchas otras razas pueden ser perfectas también para este tipo de tareas, así como los perros sin raza. Es importante el tamaño del perro, salud física y mental, así como una crianza al lado de su madre por lo menos de dos meses, un periodo de socialización que le haga empatizar con el ser humano, y un entrenamiento, como decía antes, basado en el humanismo y asertividad para que el perro salga entrenado para cumplir la función en su vida de atender al ser humano para mejorar su calidad de vida y ofrecerle apoyo, siempre con sus necesidades básicas atendidas correctamente que le hagan tener un óptimo estados de salud física y mental.