MI POSTURA SOBRE EL SEMINARIO "EL VIAJERO INTERIOR"

Va un saludo muy especial para todos. Mi nombre es Oscar Ayala Arana, soy colombiano, nacido en la bella ciudad de Cali, friso los 47 años de edad y quiero compartir la experiencia que tuve con el Seminario con todos aquellos que están considerando la posibilidad de darse ese regalo.

Ante todo debo confesar que no fué fácil para mí entrar a conocer el Seminario. Soy una persona muy cerebral, así que al principio, cuando se me invitó a asistir al Seminario, le puse mucha "cabeza" al tema y disparé mis alarmas analíticas, "solté los perros racionales" para que examinaran qué era esa vaina (a la que me invitó a participar mi esposa, quien lo hizo antes, durante un viaje a USA en Octubre de 1999) antes y durante la experiencia, y eso no fué de ayuda; interesará saber que esta es una experiencia que trabaja más en el CORAZON, en el SENTIR, más que en otra cosa y por ello es difícil de describir. De otro lado, siempre se recomienda no dar muchos "datos" a los participantes, pues resta fuerza a la vivencia, como ocurre con una buena película cuando ya te la han contado.

Hay dos inquietudes que quizás aún no estén claras del todo para el neófito :

En términos concretos ¿eso del Eneagrama, esa vaina qué es? ¿Y finamente para qué me serviría el Seminario?

Válidas ambas inquietudes; como ya han leído otras versiones y quizás hasta la versión de Amir, voy a abordar estos dos aspectos desde mi perspectiva.

En primer lugar, el Eneagrama, que es sólo una de las herramientas que se utilizand dentro del Seminario, es una herramienta bastante antigua, en la que parece resumirse cómo fluye la energía entre diversos estados de la creación (el ser humano y su personalidad, uno de ellos) cuyos orígenes se desconocen y que se remonta más atrás de la antigua Mesopotamia; esta herramienta recibieron y desarrollaron grandes "iniciados" de diferentes escuelas de pensamiento en la humanidad.. Por siglos fue un conocimiento oculto, o "esotérico", finalmente las eras de oscurantismo, de limitación, afortunadamente van tocando a su fin y hoy es una herramienta que se conoce y maneja en varios centros de educación superior y iuniversidades de prestigio. A comienzos de este siglo, el georgiano George Ivanovitch Gurdjieff, un "buscador de la verdad" de esos obsesionados por el conocimiento, lo encontró y estudió en un viaje al Oriente y lo trajo a Occidente como parte de sus Enseñanzas que diseminó en París. A su vez, varios latinoamericanos que asistieron a las charlas de su principal discípulo, P. D. Ouspensky (en Inglaterra), se interesaron en la herramienta, pero no tengo claro el rollo en qué ha derivado el fruto de esta escuela llamada "El Cuarto Camino". En otras notas se podría comentar cómo Claudio Naranjo, Oscar Ichazo y los padres jesuitas, entre otros han manejado el tema, tal cual lo hizo Gurdjieff, pero a su manera y partiendo tambien de fuentes sufis y otras más.

En segundo término, es mi experiencia personal y la de otras personas con las que he compartido, que las mayores limitaciones que tenemos los seres humanos son auto-impuestas. Están en nuestra mente, y en gran parte son causadas por el ego, ese pequeño "monstrico" que dejamos crecer incontroladamente (tal vez nadie nos educa REALMENTE a no hacerlo). El ego va tejiendo la sutil red del autoengaño, la cual finalmente terminamos creyendo, y la superponemos a nuestra verdadera ESENCIA; el cuento del ego nos hace aferrarnos desmedidamente a la materia, a lo cómodo, a lo que es "sólo para mí" y que riñe en muchos casos con el bien común y arruina la armonía con nuestros semejantes.

Partimos de la base de que nosotros no somos ese ego, y entendemos que ese ego es únicamente un vestido, una parte de materia con la que venimos al mundo terrenal; es precisamente el "obstáculo a vencer" para que podamos ser unas personas integrales. Sin embargo, la lucha no es a muerte, pues el ego no puede morir del todo, ya que es parte de nuestra razón de ser aquí y ahora.

Las enseñanzas del Seminario Eneagrama desarrollado en Latinoamérica por la Fundación Ama Renacer, dirigida por Amir Gabriel Castro, tratan precisamente de esclarecer cómo funciona el ego, tras los desarrollos e influencias que hemos tenido lidiando con él a lo largo de nuestra vida, desde pequeños y con las influencia del entorno (familia, amigos, profesores, etc.), y, al entender eso de forma muy detallada, poder programar formas muy concretas de afinar u optimizar nuestra vida de acuerdo a las características de esa personalidad.

Mi esposa y yo, así como varios amigos nuestros coincidimos en afirmar que los tres días invertidos en este "trabajar" han sido los tres días mejor invertidos de nuestras vidas. Las actividades que se comparten en el Seminario no hacen parte de una religión específica, ni constituyen una "lavada de cerebro", no es una nueva moda, son guías y orientaciones importantes que nos permiten examinar nuestra vida desde una perspectiva nueva e increíblemente integral, con la que podemos olvidarnos del pasado, desembarazarnos de estorbos y prejuicios egóticos que hemos creado (y creído!), y construir una forma más armónica, productiva y feliz de vivir. Eso es así de sencillo.

Tengo noticias de empresas que utilizan Eneagrama para mejorar el clima laboral y las interrelaciones de trabajo con sus asociados. El impacto que han tenido con esta herramienta es importante y reportan que el ambiente de oficina se mejora visiblemente con el uso de esta dinámica. Cuando trabajo con gente que maneja el mismo esquema... el resultado es maravilloso... eso lo doy por descontado, pero esas son decisiones que habría que sopesar en debido su momento.

Por último, permítanme aclarar que no tengo ninguna vinculación económica con esta organización. La recomiendo simplemente porque me nace hacerlo y porque tengo el genuino convencimiento de que es una herramienta sumamente valiosa y que me ha servido para vivir mejor.

Ciertamente se necesita una buena dosis de coraje y deseo de "asumir riesgos" para manejar esa ambigua sensación de "pisar terrenos no muy firmes"; espero que mi concepto, sumado al de otras personas que han vivido esta experiencia, todos aunados, brinden al viajero el impulso que le ayude a saltar la borda.

Reciban mi más cálido Abrazo Rompe-Costillas Eneagramado,


Oscar Ayala A.

oscarayalaa@hotmail.com

Cali - Colombia