Soneva Gili Mayo 2011
Luis Salama Falabella

La experiencia es importante. Esta es la razón por los q aquellos  q vamos entrando en años muchas veces decimos, estos son los mejores años de la vida. Estar en contacto con esta naturaleza oceánica virgen para el hombre, te hace apreciar y saber encarar una situación extrema sin estrés, diría yo sin alterarse,  sabiendo en ese preciso momento q es lo q puedes tu mismo esperar de ti mismo. El mero hecho de saber la importancia de respirar adquiere una dimensión infinita. Los equilibrios físicos y tb mentales puedan leerse todos a la vez en la forma en q respiramos. Fijaros el control de una situación,  consiste precisamente dejar de respirar, centrarse, tomarse un poquito de tiempo, y empezar de nuevo de una manera mas relajado y natural.  Haciendo esto de manera correcta, toda la naturaleza alrededor tuyo brilla,  te integras en el equilibrio natural y las cosas se ponen a tu favor. Es un equilibrio vital el q te enseña la naturaleza, colócate correctamente en tu postura corporal, respira cómodamente sabiendo interactuar con todo lo q te rodea, y adáptate todo lo q puedas al medio para poder apreciarlo y vivirlo aunque sea en una dimensión infinitesimalmente diminuta. Llevando esto mismo a la vida real en comunidad, trabajo o familia, se trata a lo largo de la vida de conseguir los mismos objetivos.


Entrar en South Male con Sato, mi instructora Japonesa q no se ha separado de mi ni un metro en 14 dives, vigilante hasta conseguir cabrearme, de mi,  mi equipo, mi postura corporal, mi capacidad moverme sin tocar nada, y de respirar correctamente, en fin……; entrar en South Male es entrar en un universo oceánico endiablado. Hablamos de canales dentro del océano Índico, estos es, fuera del atolón Maldivo o el mar q esconde los reefs, significa se acabó el ser algo y pasas a ser nada, literalmente un microbio extraño con tirantes metálicos enchufado a un chupete. Los dos en el canal éramos partículas minúsculas a media agua, habría unos 50 metros de profundidad, y en Maldivas está prohibido pasar la barrera de los 30. Ahí en el océano  contando con corrientes bajas/ medias de intensidad, la inestabilidad del agua es total, todo se mueve sumergiéndote en inseguridad, es como si todo vibrara a tu alrededor. La respiración, mi única aliada junto a Sato, comienza a acelerarse poco a poco, la adrenalina aparece sin remedio….acojonamiento lo llamamos los castizos de Chamberí. Desaparece la capacidad de observación y pasas a ser observado, cinco tiburones de 3 metros a 5 metros de ti te dan una vuelta y se marchan; ellos vienen a ti, se acabó el ir tu a verlos como dentro del atolón.  Aparece en escena un sting ray cuyo diámetro de su cuerpo sería la mesa de comedor de mama, con una cola de otros 2 metros. Decenas de Tunidos de 200, 400 kilos pasan de largo, venga a pasar tiburones , a tu alrededor ves una acción bestial; otra camada de tiburones, esta vez de punta de aleta negra se fijan en ti y te encaran a ti un largo rato dándose una vuelta y marchándose………….ejem.  Y yo os pregunto, ¿q creis q paso con mi respitación?, pues como podéis comprender mi única gran aliada vital, es una puta botella de oxigeno, y un chupete conectada a ella, se disparó. Intentas relajarte, mantener la cabeza fría, quedarte quieto, comprobar mi equipo……….abrazarme a la pobre Sato….esto último no es cierto, pero yo pensaba, definitivamente Luis estas completamente loco, como se te ocurre estar aquí….., mi único recurso era mirar a Sato para aprender a controlarme. South Male es un estrechamiento en la inmensidad de las inmensidades oceánicas llevado a la máxima expresión de lo supone poderío de la naturaleza de la naturaleza sin límites, y es precisamente en esas pertuveráncias del oceano donde mejor se encuentra el tiburón y resto de depredadores para cazar, comer y habitar, lo tienen todo con la corriente como mayor aliada para respirar y comer. Ahí estábamos Sato y yo, en medio de ese carajal de la naturaleza, dos pulgas mirando el orden natural con 30 metros de agua por arriba, y unos 20 por debajo…. Llegamos a una ascensión empinada de unos 100 metros que suponía cruzar un vcaal donde las aguas coléricas se dividen, y para mi sorpresa Sato consideró q lo mejor para vencer la corriente era reptar con las manos, pegados con la barriga al fondo, momento en q nuevamente otro grupo de otros 10 tiburones se acercaron para tratar de descifrar,  q coño hacíamos. Ahí iba yo con toda la fuerza de mis brazo reptando como una fiera, momento en q sobrepase a Sato con mi esfuerzo, tome una dirección equivocado y acabé solo, como dice mi hijo Antonio, solito, ya os podeís imaginar el susto. Ya puestos en faena me importaba ya tres huevos lo q fuera a pasar, y cuando divise a la Japo la mire a la pobre Sato con una cara de mala ostia pues en mi cabeza el control había desaparecido y el pánico del sálvese quien pueda empezó a hacer aparición. Algo la debió divertir en mi escondida expresión bajo mi antifaz, pues la experimentada diver, me dio una palmadita apreciando azaña, y tras una sonrisa socarrona, muy acertada en su forma y tiempo, acto seguido empezó a planificar la ascensión; por cierto en medio de la ascensión dos Eagle Ray vinieron tb a ver al perturbado personaje q había penetrado en su hábitat. En fin…..


Debo deciros creo estamos en la prehistoria de este deporte; una puta botella y una boquilla. La inútil fuerza de tus piernas, y un cristal puesto a como de gafa aislada por una diminuta capa de aire puesto en tu cara para poder ver. Somos  pulgas negativamente inteligentes en este medio, y la inteligencia de la naturaleza labrado en miles de millones de años es un enigma q solamente debemos respetar.  Como conviven en los arrecifes con sus corales vivos, vida diminuta de todo tipo con cientos de millones de referencias interactuando plenamente, los monstros marinos poderosos en su medio, depredadores vigilantes de todo lo q se mueve en su hábitat..….las corrientes ingobernables……. Estudiemos y aprendamos, pero por Dios no lo toquemos.


Y yo os digo a los jóvenes, luchar, ser valientes, perseverar, capitalizar experiencia, humildad y honradez, aprender a sufrir, y luego aprenderéis a respirar, a dejar de respirar para empezar de nuevo, a integraros en cualquier medio, a no alteraros, y os adaptaréis rápido a cualquier circunstancia de la vida. Repito, la lucha y el sacrificio os llevará a la experiencia, y ella a permitiros tomar decisiones correctas en cualquier circunstancia de la vida lo q significa disfrutar.


Esta semana había en Maldivas una convención internacional de meros a la q me sentí invitado. He visto muchos, y muy grandes, pero al viejo, el de color negro, inmenso q dobla en volumen a los demás, solamente lo vi una vez. Tenía mucha gente a mi alrededor por lo q solo me dio tiempo a guiñarle el ojo, pero transmitió estaba muy bien. Me mandaba a los juveniles por doquier, ojo de entre 5 y 20 kilos, para me divirtiera con ellos; me lo pase pipa… con uno de ellos muy grande estuve 5 minutos a metro y medio de distancia,  y finalmente me dejo tocarle….. Sato me hecho una gran bronca pues dice le transmito bacterias por la diferencia de calor corporal. Si le muestras serenidad y ningún movimiento fuera del movimiento del oceano, se vuelve dócil y puedes acercarte todo lo q quieras. Un solo movimiento extraño es razón para desconfíe y se vaya.


El mas grande de todos es el pez Napoleón, Rey de los Lábridos, tienen un cuerno enorme y labios de doncella lasciva. Mirarlo en internet, yo supongo los gordos pasan los 100 kilos. A uno inmenso de tamaño le esperé dentro de una cueva y entró, menudo cacho bicho a un metro, y menudo cacho susto nos pegamos los dos, yo cuando le vi sorprendido flipe  pues pegó una especie de brinco . Podría seguir así hablándoos de mis experiencia con rayas enorme  grandes amigas mías a las q llego a tocar para cabreo de Sato, al igual q las morenas q se dejan q las rasque la barriga.


Gracias a Rafael Diaz, Alvaro, Sato, Waheed, Mitchou (tb Japonesa), Ramis…… estoy aprendiendo a bucear; ellos son todos pro, algunos con miles de inmersiones, y les he visto en acción por lo q mi progreso es constante. La belleza de las composiciones del coral no tiene ningún punto de referencia en superficie; especialmente la dimensión del color y la composición. La vida pequeña desempeña un papel vital en las plantas y corales y tb en la fauna pues los pequeños muchas veces se protegen en los grandes e incluso viceversa, y su variedad, formas y cantidad no tiene fin. Cada uno sin excepción desempeña un papel vital en ese equilibrio natural. Si uno empieza a estudiarlo, rápidamente se dará cuenta tal sabiduría tiene un rápido final, a partir del cual existen millones de nuevas referencia científicas de las q no sabemos nada.