CONFERNCIAS SOBRE PSICOTERAPIA ASISTIDA CON ANIMALES.

 

DEFINICION DE CABALLO:

TECNICAMENTE:

Caballo: Mamífero, perisodáctilo, equido.

Equido: Familia de mamíferos cuyas extremidades terminan en un solo dedo.

Perisodáctilo: Mamífero de extremidades alargadas, con gran desarrollo en el dedo central, sobre el cual apoya todo su cuerpo, el resto de los dedos están muy reducidos. Son herbívoros.

PERSONAL:

Animal, cuadrúpedo, herbívoro, el cual en el mundo animal es una presa. Cuya vida a lo largo de su evolución ha estado ligada a la del hombre desde hace muchos años.

De todos los animales que han tenido y tienen relación con el hombre seguramente es el que mas prestaciones le ha dado.

Dentro de sus características más importantes a tener en cuenta, es la de su insitito el cual se caracteriza principalmente por ser gregario y atávico.

Gregario: Que esta en compañía de otros sin distinción, que sigue servilmente las ideas de otro (su líder).

Atávico: Heredado, ancestral, perteneciente a generaciones anteriores.

 

 

 

Personas en el mundo del caballo.

*   Criador.

*   Propietarios

*   Mozos, cuidadores.

*   Adiestradores.

*   Profesionales del mundo del caballo.

-Veterinarios

-Herradores.

-Fisioterapeutas.

-Jinetes, etc.

*   Aficionado.

*   Comerciante.

Es importante resaltar que una persona puede ser uno o varios de estos apartados a la vez, lo importante es que lo tenga claro y sepa cuales son sus objetivos. De igual manera una persona puede encasillarse dentro de cualquiera pero para efectos prácticos nosotros vamos a analizar los que se dedican a ello como medio de vida.

Para todos es muy importante aclarar un punto que ayudara a entender la manera en que cada uno se enfrenta a un caballo. Este punto es el saber diferenciar que decisiones se deben tomar con la cabeza (racionalmente) y cuales con el corazón (emocionalmente), pues de esta manera no se desperdiciara ni tiempo ni dinero en aspectos innecesarios.

 

Criador: Es toda aquella persona que desea obtener un producto (potro) mediante el cruce de un ejemplar (yegua) propio, con otro ejemplar (caballo) el cual puede ser o no propio. Se es criador en el mismo momento en el que se toma esta decisión.

En la mayoría de los casos las personas deciden ser criadores de caballos por dos motivos, el primero es para formar un criadero (yeguada) y obtener beneficios económicos de la explotación del mismo, o simplemente por que se tiene una pasión por los caballos y una raza en especial, queriendo perpetuarla de alguna manera . Se debe aclarar que uno no es excluyente del otro.

En cualquiera de los casos es muy importante tener los conceptos claros. El objetivo de cualquier criador de caballos es obtener ejemplares de buena calidad que cumplan con unos parámetros establecidos. Para esto es muy importante saber separar la cabeza del corazón.

La base del éxito depende de muchos factores que no se deben dejar a la deriva, pues en los caballos existen conceptos que no encajan tales como improvisación, el desconocimiento etc.

La selección es un punto de gran importancia para lograr estos objetivos, pues si no se realiza de una manera rigurosa nunca llegaremos a cumplir nuestras expectativas.

El criador de caballos generalmente es una persona que requiere de un buen respaldo económico, de un buen conocimiento de la raza que decida criar, lo ideal seria que se preocupara por saber de genética para lograr mejores resultados.

En la mayoría de los casos disfrutan observando a sus animales, al igual del mundo social que esto representa.

Propietario: Son todas aquellas personas que poseen un caballo, ya sea para disfrutar de el o para sacarle algún tipo de provecho.

Es muy importante saber para que quieren los caballos, pues de esta manera no caerán en errores que lamentaran en un futuro, pues deben tener presente que un caballo requiere de mucha dedicación, tiempo y esfuerzo económico. Por este motivo es muy importante saber actuar con la cabeza antes que con el corazón.

Lo ideal es que se preocupen por aprender un poco del mundo del caballo pues el manejo del caballo depende de el.

Ven al caballo según para que lo quieran.

Mozo, cuidador: En general son las personas que están más directamente en contacto con el caballo. Su única preocupación es cumplir su trabajo que consiste en atender las necesidades del caballo y los requerimientos de los propietarios.

Es una posibilidad de trabajo que permite entrar el mundo del caballo sin la necesidad de tener muchos conocimientos.

 

Adiestradores: Son las personas que deben hacer que un caballo se domestique para que cumpla con los objetivos marcados por el dueño.

Deben desarrollar una técnica específica de trabajo para lograr el adiestramiento, esta técnica se puede aprender o desarrollar personalmente.

Debe tener muy claros donde están sus limites pues si entra en algún campo que no conozca seguramente que se encontrar con muchos problemas.

Su trabajo debe estar basado en el buen equilibrio entre la cabeza y el corazón.

Profesionales: Son personas que se han preocupado por aprender y estudiar algún área especifica del caballo. Tales como veterinarios, herradores, fisioterapeutas, etc. En su trabajo la ciencia y la experiencia juegan un papel muy importante, por lo que deben aprender a utilizar esto siempre a su favor.

Deben saber donde esta el limite de su profesión y nunca meterse en el terreno de los demás.

Siempre sus actitudes deben estar guiadas por su cabeza, pero nunca deben dejar de lado el corazón.

El caballo para ellos es un cliente o un paciente, y debe ser tratado como tal.

Aficionados: Son todas aquellas personas que sienten una atracción especial hacia el caballo pero que no necesariamente tienen que poseer un caballo, aunque en la mayoría de los casos lo tienen o aspiran a tenerlo. Se preocupan solamente por disfrutar del mundo hípico y de los caballos.

Comerciante: Es la persona que se dedica al comercio de caballos, su único interés es el económico, para el los caballos es solamente un medio de conseguir dinero, por lo que sus actitudes dependen solamente de su cabeza. Para ellos su mayor preocupación con un caballo es que su apariencia externa este lo mejor posible para poder ser vendido rápidamente.

Como enfrentarse al caballo y la importancia de la etologia equina.

Definición.

Instinto: "complejo de reacciones, externas, determinadas, hereditarias, comunes a todos los individuos de la misma especie y adaptados a una finalidad, de la que generalmente el sujeto que obra, no tiene conciencia".

Inteligencia: "capacidad de resolver por medio del pensamiento nuevos problemas"

"facultades de percibir relaciones justas y exactas entre los objetos"

Como se menciona anteriormente cada persona tiene una manera diferente de ver y abordar a un caballo, sin embargo es importante que se estudien y se entiendan las características propias de los caballos, de esta manera se lograra establecer mejor una relación entre hombre-caballo que sin lugar a duda será mucho mas beneficiosa para los dos.

En el mundo del caballo es muy normal encontrar que las técnicas de trabajo . se aprender de generación en generación, esto sin lugar a duda tienen un valor muy importante y que nunca debemos perder, por el contrario lo tenemos que tratar de cultivar. Sin embargo este mundo es mucho más amplio y nuestra obligación es pasar esa frontera, para lograr hacer un equilibrio entre la ciencia y la experiencia. Para lograr esto existe un método muy fácil de aplicar, y es siempre preguntarnos el ¿por que? se hacen las cosas, y no repetir por repetir, se puede estar seguro que todo no esta inventado y que siempre existe algo nuevo que complementar. A esto le debemos sumar nuestros conocimientos y experiencia personal, además de estar muy seguros de nosotros mismos en lo que hacemos.

Antes que nada nos debemos preguntar ¿para que queremos nuestro caballo?, pues de esta respuesta dependerán muchas decisiones que se tomen en un futuro.

Seria muy complicado poder recopilar toda la información que existe sobre las caballos y aplicarla en el momento que nos enfrentamos a el, sin embargo existen muchos puntos que si se deben tener en cuenta y que nos ayudaran a comprender mejor al caballo y a dar lo mejor de nosotros mismos, pues tenemos que pensar que debemos establecer una relación, que si se hace adecuadamente seguro que representara mejores resultados.

El ser humano y el caballo se encuentran en dos puntos opuestos dentro de la naturaleza, y nunca debemos olvidar que cada uno tiene sus características y que posee unos instintos que son los que le han ayudado a sobrevivir a lo largo de miles de años. Estos instintos son los que debemos comprender y respetar, y en el momento que eso se produzca vamos a poder obtener lo mejor de cualquier caballo.

Porque decimos que nos encontramos en dos mundos tan distantes, si en principio estamos tan cerca. La explicación esta en entender que el instinto que prevalece en el caballo es el atávico unido al gregario.

Esto se debe a que el caballo dentro de la naturaleza es un herbívoro que es presa y por lo tanto actúa como tal, y nosotros somos depredadores y por esta razón el caballo nos teme.

Si analizamos a un caballos en estado salvaje nos encontramos en primer lugar que estudiar a un solo caballo es imposible, pues su supervivencia depende de estar en grupo, y su vida esta organizada para depender y ser parte activa de un grupo, donde existen unos derechos y obligaciones que se deben cumplir para la supervivencia de todos. Observan el mundo de una manera muy diferente a la nuestra pues sus únicas preocupaciones son: alimentarse, reproducirse, jugar, protegerse, dormir, en base a esto estructuran su vida y forma de actuar. Los investigadores de este tema han llegado a la conclusión que los caballos para poder desarrollar su vida requieren satisfacer dos necesidades: las físicas (protección de clima, ausencia de hambre y sed, no dolor ni incomodidad, libertad de movimiento, estar sanos) y las mentales (buena condición física, protección, aceptación social, sensación de espacio) Esto nos indica que tienen un estilo de vida bastante más simple que el nuestro, donde todo se basa en la supervivencia.

El desarrollo de los sentidos de los caballos se ha adaptado de acuerdo a estas necesidades, pues en realidad de los sentidos depende su capacidad de reacción para no ser alcanzado por su depredador. Pues el caballo cuando se siente amenazado o en peligro no piensa nada más que en huir a la mayor velocidad posible hasta encontrarse a una distancia tal en la cual ya no pueda ser alcanzado. Hay que aclarar un punto muy importante, es absurdo decir que los sentidos del hombre son mejor o peor que el de los caballos, simplemente se desarrollan de una manera diferente para cumplir unas funciones determinadas. Y esta regla se aplica para todos los temas que relacionan hombre-caballo, pues es un error compararnos pues como se esta explicando somos totalmente diferentes y simplemente hemos desarrollado cada cosa de acuerdo a las necesidades de casa uno, lo que se tiene que hacer es entenderlos y saber en donde están las diferencias

Si comparamos los sentidos que ha desarrollado a estas necesidades, al del hombre nos encontramos con grandes diferencias.

Vista.

Caballo: Para sobrevivir el caballo a tenido que desarrollar una vista que le permita abarcar la mayor cantidad de grados a su alrededor de visibilidad, se dice que tienen una visión global y aunque no tienen desarrollado el ojo para enfocar rápidamente un objeto, si pueden ver a mayor distancia, y con mayor claridad en la oscuridad.

Sus ojos enfocan de una manera bidimensional, están ubicados a los lados de la cara lo cual le permite tener mayor radio de visión, presentan dos zonas ciegas las cuales se deben tener en cuenta a la hora de acercarse a un caballo, estas son justo un metro y medio por delante de su cabeza y toda la zona que queda justo detrás de su cola. Se puede afirmar después de investigaciones que son capaces de diferenciar colores, aunque en menor cantidad que el ser humano.

Persona: El ser humano tiene un ojo mucho mas fino y mas desarrollado, pues puede determinar mayor cantidad de colores, objetos etc. Sin embargo el radio de visión es mucho mas limitado que el del caballo, pues nosotros tenemos una visión mas lineal, en donde lo que importa es enfocar rápidamente y determinar que tipo de objeto estamos observando.

Los ojos están ubicados más hacia el centro de la cara para facilitar esa visión hacia delante.

Olfato.

Caballo: Aunque no se puede decir que un sentido es más importante que otro, en los caballos si tuviéramos que clasificarlos pondríamos a este sentido en primer lugar. El caballo ha desarrollado mucho este sentido y es capaz de oler cualquier cosa a mucha distancia, mas de los que nos imaginamos. Por otro lado el olfato es la manera en que se reconocen los caballos entre si, desde potros la madre lo primero que hace es olfatear a su potro y así lo identifica, y de esta manera reconocen a sus semejantes por el resto de su vida. También por el olfato reconocen su jerarquía dentro de la manada, lo cual es de gran importancia para la convivencia.

Tienen dos ollares bastante grandes, que se encuentran en la parte inferior de la cara para poder ser junto con el justo el primer sentido para identificar cualquier cosa a la hora de alimentarse.

Persona: El sentido del olfato esta mucho menos desarrollado en cuanto a potencia, pero nosotros somas capaces de diferenciar muchos mas olores. Para nosotros el olfato no es tan importante a la hora de relacionarnos con otra persona pues para diferenciarlo utilizamos otros sentidos, y el olfato pasa a segundo plano.

Nuestra nariz es mucho más pequeña que la del caballo, al igual que los ollares, y se encuentra en el centro de la cara.

Justo.

Caballo: En los caballos el justo se a desarrollado sobretodo para diferenciar lo bueno de los malo, esto significa que es un sentido muy poco desarrollo, pues solo perciben tres sabores dulce, salada y amargo este ultimo es de gran importancia pues en la naturaleza todas las plantas venenosas tienen este sabor. Además de distinguir la calidad en el agua, vital para su supervivencia. El caballo antes de probar olfatea.

Su boca esta ubicada en la parte inferior de la cabeza, para ser lo más cercano al suelo a la hora de comer. Hay que destacar la movilidad de sus labios, pues estos le sirven para coger cosas como ramas, pastos etc.

Persona: Indiscutiblemente poseemos un sentido del justo muchísimo más desarrollado, en donde identificamos más sabores.

Tacto.

Caballo: Debido a que los caballos son animales que están en continuo movimiento, y se la pasan la gran parte del día caminando, el tener unos buenos cascos que le permitan identificar los diferentes tipos de suelo al que se enfrentan es importante. Debemos recordar que el casco es el resultado de la evolución de una mano de cinco dedos, de los cuales cuatro se han ido atrofiando por su inactividad y el quinto es el que vemos. Para el caballo lo mas importante es sentirse que pisa sobre piso firme de lo contrario se sentirá inseguro y tratara de huir. Al igual que es muy importante complementar esto con la vista por lo general los caballos tienen que ver donde pisan.

El tacto en el resto del cuerpo es de gran importancia, pues para representar la amistad dentro de un grupo de caballos generalmente lo hacen frotándose entre si, eso les da seguridad. Y que les toquen sus partes vulnerables es lo peor que se le puede hacer a un caballo, para esto hay que habituarlo a que se le toquen sin que se sienta amenazado.

Personas: El tacto en nuestras vidas es muy importante pues nos sirve para percibir gran cantidad de cosas, nosotros podemos diferenciar más cantidad de texturas, podemos rechazar algo simplemente por su tacto desagradable.

Nosotros todavía tenemos los cinco dedos y son imprescindibles para nuestra vida.

Oído.

Caballo: Es de gran importancia para la supervivencia de los caballos pues es el que detecta el peligro a mayor distancia. Es un sentido que tienen los caballos muy desarrollado y activo, lo primero que hace un caballo cuando detecta algún tipo de peligro es orientar su audición hacia ese punto.

Tiene unas orejas en lo alto de la cabeza, bastante movibles y alertas.

Personas: No podemos oír a la misma distancia, y nuestras orejas no son movibles como la de los caballos.

Tenemos las orejas a cada lado de la cabeza.

Después de conocer los sentidos de los caballos seguramente se entenderá con mayor claridad el porque de muchas de sus reacciones que no se entienden o que no se les encuentra explicación alguna. Por esta razón se debe aprender a diferenciar entre la reacción y la agresión de un caballo, a partir de este punto se puede comenzar a estructurar una técnica propia de acercamiento a los caballos.

Cuando se decide estar con caballos existen varias pautas de manejo que son importantes de tener en cuenta, y que son el resultado del estudio y observación de muchos años.

Ya se ha hablado anteriormente de la diferencia que existe entre caballo y hombre, pero no se a mencionado la diferencia que existe entre el cerebro del caballo y el del hombre, pues los dos están estructurado para afrontarse al mundo de una manera muy diferente. Y lo que para nosotros es obvio para ellos no lo es, por lo tanto nunca se debe dar nada por sentado con un caballo, siempre se le deben dar ordenes simples para que el las cumpla y luego reciba algún tipo de compensación positiva o negativa por su actuación según sea el caso.

Es evidente que el caballo por su naturaleza nos teme, y que cuando teme a algo su reacción natural es defenderse (huir). Por esta razón una regla de oro para estar con caballos trabajar evitando la violencia y favoreciendo la seguridad en todo momento, para esto se debe desarrollar mucha paciencia, sabiendo que todo es un proceso que requiere de tiempo y dedicación y que las cosas no resultan por arte de magia, sino por el contrario son el resultado de un proceso predeterminado. De una cosa se puede estar seguro y es que el caballo no miente, los problemas que surjan siempre serán responsabilidad de la persona y es ella la que debe facilitar la manera de solucionarlos, y la solución de los problemas siempre debe ser atacando a las causas y no a los síntomas,

El trabajo con caballos es complejo y esta determinado por una gran cantidad de variables de las cuales muchas son controlables y muchas otras no, por esta razón se debe tener muy claro lo que se quiere, y siempre se debe marcar unos objetivos a cumplir de lo contrario se entrara tarde o temprano en improvisación, luego de tener claros estos objetivos es muy importante establecer una metodología de trabajo, la cual debe ir acorde con cada persona y caballo, pues cada uno es un mundo y se debe respetar el tiempo y sus limites.

El punto mas importante de entender entre caballo y persona es como establecer un medio de comunicación entre dos seres que en principio no tienen como hacerlo. Pues eso no es verdad y si existen maneras para poderse comunicar con los caballos, lo que sucede es que el hombre es el que debe poner de su parte y tratar de encontrar esos canales de comunicación. Tras años de observación muchos investigadores han llegado a comprender como podemos establecer estos canales. Lo más importante a tener en cuenta para esto es entender que el ser humano tiene la capacidad para hacerlo, solamente tiene que quitarse los prejuicios y lanzarse. Aunque la ida se ha venido vendiendo durante muchos años como si fuera una formula mágica que conecta al hombre con el caballo, la cosa es mucho mas sencilla y además aplicable por cualquier persona que se interesa y quiera hacerlo concientemente.

Para lograr esto lo mas importante es querer estar con caballos, querer entenderlos, y por un minuto colocarnos en su piel de presas. A partir de este punto simplemente hay que comprender el lenguaje que ello tienen y tratar de encontrar la manera de aplicarlo a la comunicación con el caballo.

La experiencia de mucho afirma la importancia de observar manadas de caballos salvajes para entender su comportamiento. Lo que realmente es importante es poder transpolar esas observaciones a nuestras necesidades y las de nuestros caballos. No se puede olvidar que los caballos con los que se trabaja actualmente son la mayoría criados y cuidados en cautiverio. De esas observaciones lo más importante es aprender a distinguir los diferentes métodos de comunicación entre caballos, los diferentes signos y señales con los que se comunican los caballos, y tratar de aplicarlo a la metodología de cada uno.

Teniendo en cuenta que la persona es la que tiene que poner mas de su parte para que esta relación se pueda llevar a cabo de la mejor manera posible, es importante que la persona sea conciente de que debe actuar bajo ciertos parámetros que le ayudaran a que esto sea realidad.

Lo primero es querer estar en esto, pues la obligación de hacerlo es el peor enemigo, siempre se debe tener presente que es un trabajo largo, que requiere de mucha dedicación, y que los resultados finales muchas veces se demoran bastante tiempo en aparecer.

Como se menciono antes el caballo nunca miente, por lo que espera lo mejor de nosotros, el caballo no entiende que tuviéramos problemas en el trabajo o con la mujer, tampoco entiende que tenemos un cita en diez minutos, por lo que debemos enfrentarnos a el con la mente lo mas despejada posible, aunque nosotros no lo percibimos nos debemos acordar que el caballo a desarrollado sus sentidos diferente a nosotros y que seguramente el si lo percibe.

El ambiente de trabajo con el caballo es muy importante, pues si se crea un ambiente de tensión, estrés, eso se le trasmite al caballo y va a generar problemas, por esta razón es importante que la persona este lo mas relajada posible, y con un estado de animo positivo, seguro que las cosas salen mejor. Se debe tratar de crear una confianza mutua donde las dos partes se sientan tranquilas estando una al lado de la otra. La mejor ayuda para trabajar con caballos es el propio ser humano integralmente.

Relación persona-caballo en una terapia.

La relación hombre caballo es muy variada, pues cada persona ve a los caballo de una manera diferente y quiere utilizarlo con diferentes fines. Como se sabe existen multitud de disciplinas ecuestres, en la actualidad se esta comenzando a dar una mayor importancia al aprovechamiento del caballo en diferentes tipos de terapias con personas que presenten algún tipo de enfermedad.

Por lo que es muy importante entender la relación que debe existir entre el ser humano y el caballo en una terapia, pues se requiere de un mayor conocimiento del tema, no se nos puede olvidar que no solo estamos nosotros sino también se es responsable de una tercera persona el paciente, al cual le debemos dar la mayor tranquilidad posible para que sienta que el caballo es una ayuda en el proceso en el que se encuentre.

Si el terapeuta no controla la situación, no controla al caballo, no demuestra estar seguro de lo que se tiene que hacer, no es capaz de solventar cualquier tipo de improvisto que suceda, lo único que va a generar es mayor confusión y seguramente esto produzca un efecto no deseado. Hay que tener muy presente que el margen de error en el manejo del caballo en una terapia debe ser muy bajo, pues la idea es ayudar al paciente y no generarle más problemas.

El terapeuta que quiera complementar su terapia con caballos lo primero que debe tener muy claro, es que este convencido que después de interactuar con el caballo se va a obtener un beneficio para todos, paciente, terapeuta y caballo, de lo contrario se estará comenzando con un mal paso, pues el ensayar para ver que sucede sin confiar y saber en lo que se hace es estar improvisando y esto no se puede permitir.

Luego de estar seguro de lo que se hace, lo que se debe es ser muy sincero con uno mismo para saber que conocimientos se tiene de los caballos y como un caballo puede contribuir a una terapia determinada.

Cuando la persona este segura de si misma y de lo que hace, entonces se debe comenzar a preocupar por el tema de los caballos propiamente dicho, pues es muy importante establecer una relación hombre-caballo casi perfecta, de esta manera se podrán obtener buenos resultados.

De esa relación debe emanar una sinergia que permita que las cosas comiencen a funcionar a favor de todos, para lograr esta sinergia debe existir una interrelación entre la persona y el caballo que permita hacer las cosas casi de memoria, el caballo se debe dominar con la mente, esto significa que la ordenes que se impartan no requieran de mucho esfuerzo para que sean efectivas, y las personas se anticipen a cada movimiento del caballo, esto solo se logra trabajando mucho con caballo y entendiendo su etologia, siempre se debe controlar la situación.

Es preferible que el terapeuta acuda a un experto en caballos para que sea participe de la terapia y no que trabaje sin los conocimientos necesarios. No se puede olvidar que el caballo ante todo es una animal de 500 kilos con mucha fuerza y que puede llegar a ser muy peligroso si no se maneja adecuadamente, lo importante es que la persona que se haga cargo del caballo lo conozca perfectamente.

Para cualquier tipo de terapia es indispensable que el caballo tenga ciertas características, lo primero es que sea un caballo tranquilo, que este acostumbrado a estar con muchas personas, que este totalmente domado, lo ideal son caballos con mas de siete años, que sean caballos manejables, en fin buscar un caballo que represente el menor problema posible para interactuar en una terapia. Igualmente es muy importante saber escoger la raza de caballo que se va a utilizar, pues cada raza posee unas características específicas que lo pueden hacer apto o no para los diferentes tipos de enfermedades. Y el logro de resultados en gran parte dependerá de esto.

Siempre se debe tener presente que el caballo no es la formula mágica que va resolver todos los problemas, es indispensable la buena actuación del psicoterapeuta, sin su labor seria imposible poder llegar a ningún resultado. Pues es, el que esta capacitado para trasladar esta situación vivida con el caballo al beneficio del paciente.

Las personas que trabajen con el caballo, terapeuta y/o experto deben siempre manejarse de la mejor manera posible con los caballos, para esto se debe estar siempre relajado(aprender a respirar), sin estrés (los problemas se quedan fuera de la hípica), sabiendo lo que se hace, manejado siempre la situación con naturalidad hacia el caballo y paciente, intentando que siempre sea una experiencia agradable para todos y que sea gratificante, dándole la importancia que toda la situación se merece, y ante todo evitando el peligro y la violencia.

Es importante tener en cuenta que para muchas personas no es fácil enfrentarse a un caballo y mucho menos motar, por lo que se debe ser muy coherente y nunca obligar a nade a hacer nada, se deben dar todos los parámetros para que el paciente decida por sus propios medios acercarse y montar.

En la relación persona-caballo siempre existen límites de una y otra parte por lo que se deben conocer y nunca pasarlos, es preferible parar y asesorarse que improvisar.

El caballo como coterapeuta.

¿Cómo un caballo puede ayudar?

*   Son incondicionales a las personas, solo ven nuestra esencia, y no nuestras mascaras.

*   Nunca juzgan, para ser aceptados no les importa que seamos altos, bajos, gordos, delgados simplemente que los entendamos.

*   Trasmiten fortaleza y libertad.

*   Para poder manejar a un caballo correctamente se debe estar lo mejor posible emocionalmente, además requieren que estemos equilibrados para poder moverse cómodamente y disfrutar.

*   Los problemas que surjan siempre serán el reflejo de la persona que maneje al caballo, por lo que debe preocuparse por hacer las cosas bien.

*   Exigen a la persona a que se conozca a si misma, en sus limitaciones, defectos y cualidades.

*   Exigen mucha disciplina.

*   Para trabajar con los caballos es importante estructurar metodologías, para el logro de objetivos planteados.

*   Exigen en todo momento tranquilidad, relajación y a respetar el tiempo de cada uno.

*   Nos exigen siempre lo mejor de nosotros mismos.

*   Siempre un caballo requiere del respeto de su espacio vital, y exigen que así sea.

*   El caballo pide que nos comuniquemos sin palabras, lo cual desarrolla la creatividad, la observación.

 

 

 

¿Cómo funciona como coterapeuta?

*   Al tener un cerebro desarrollado de una manera diferente al del ser humano, se genera la necesidad de romper la barrera presa-depredador y entender las cosas que se nos presentan desde otro punto de vista.

*   Al estar en contacto con caballos se cambia la rutina diaria de las personas, y el caballo sirve para generar una interacción entre la persona y la naturaleza. Y exige que nos quitemos nuestras mascaras para poder estar a su lado.

*   Nunca pregunta nada, pero exige una comunicación, lo cual hace pensar, hace sacar lo mejor de nosotros mismos y ayuda a que podamos llegar a conclusiones que de otra manera seria muy complicado.

*   Ayuda a personas que no puedan moverse por sus propios medios a desplazarse sin necesidad de aparatos, en donde la persona es la que toma las decisiones.

*   El estar en contacto con un animal de 500 kilos, mucho mas poderoso que cualquier personas, poderlo dominar y montar hace que las personas se sientan que nadie ni nada esta por encima de ellos.

*   Sin necesidad de reprimir ni de dar ordenes los caballos se encargan de colocar a cada quien en su lugar.

*   En general el caballo es una herramienta que ayuda al psicoterapeuta.