ENCUESTA

Delfinoterapia

1.      ¿Cuál es la edad más adecuada para hacer delfinoterapia (especificar intervalo de edad más adecuado)?

No hay edad adecuada, lo que quizás no sea adecuado es antes de los cinco años, según especialistas, aunque en otro delfinarios también atienden a bebes. Depende pues, de las normas de los delfinarios particulares y el tipo de discapacidades que traten. Por ejemplo en Tenerife no se admiten niños de menos de cinco años.

2.      La delfinoterapia puede tratar discapacidades, alcohólicos drogadictos, depresivos, enfermos de cáncer, trastornos mentales, personas que han sufrido abusos sexuales,... ¿cuáles son los mejores para ser tratados con delfinoterapia?

Lo bueno de la delfinoterapia es que es una terapia que ayuda a otras terapias, sea cual sea la discapacidad o la enfermedad mental. Lo que sí existen son contraindicaciones: epilepsias, enfermedades contagiosas, psicosis en fases alucinatorias, alergias y fobias al agua o a los delfines. Estas últimas pueden ser tratadas en consulta antes de comenzar el tratamiento.

3.      ¿Para que tipo de discapacidades es más adecuado: físicas, psíquicas o sensoriales?

La delfinoterapia considera de por sí que el ser humano es un conjunto inseparable de mente, cuerpo y sistema de valores. No se considera más adecuado ninguna discapacidad en concreto para tratar. Ahora bien, las experiencias demuestran que para el autismo, síndrome Down y parálisis cerebral, así como espasticidades provocadas por otros síndromes de disfuncionalidad infantil, también es indicado. Tales síndromes, o conjunto de síntomas que provocan las diferentes discapacidades, tienen como consecuencias carencias en el desarrollo psicomotor, psicosensorial y psicosocial. También se han visto resultados sorprendentes en el Alzheimer, y en general en el deterioro de las facultades psíquicas en la Tercera Edad.

 

4.      ¿El tipo de terapia que se realizan para los discapacitados es el mismo que se puede aplicar para los drogadictos, o bien cada problemática tiene su propio sistema de terapia? (por sistema de terapia entiendo el mecanismo de la misma, es decir, si para todos las problemáticas es adecuado bañarse con el delfín 30 min aprox, asistir a clases, ...)

Cada síndrome o enfermedad requiere de una evaluación previa de las facultades que se quieren desarrollar u optimizar. Se hace la evaluación, se marcan unos objetivos y por tanto el desarrollo de la terapia será diferente para cada persona en particular aunque los que padezcan similares síntomas pueda recibir tratamiento muy parecidos. En cuanto al tiempo, depende también de cada persona y del aguante que se observa tiene de estar en el agua con los delfines, ya que el trabajo requiere atención y estimulación física que puede cansar. Los tratamientos son individualizados, con un programa personal para cada paciente SIEMPRE.

5.      De las problemáticas expuestas en el apartado 2, ¿cuáles son aquellas que se puede tratar con el mismo sistema de terapia?

Esta pregunta está respondida. Si se quieren hacer las cosas bien, es necesario hacer programas individualizados para cada persona independientemente de que se sufra el mismo síndrome, enfermedad o discapacidad, entre las cuales el tratamiento se puede parecer, pero no será nunca exactamente el mismo. Partimos de la base de cada persona es única e irrepetible y sus constantes de aguante y aceptación serán por tanto siempre diferentes.

6.      ¿Qué otros centros aplican actualmente esta terapia en Europa? ¿Podrías decirme los centros y algún modo de contacto con ellos?

Es la pregunta del millón. Conozco Mundomar Benidorm, míralo en la red o en mi página las coordenadas, también la Asociación Oroval que lleva el tema en Tenerife Sur y ahora estamos elaborando un proyecto en Benalmádena, Málaga para abrir allá un centro de delfinoterapia que todavía no se ha hecho. En cuanto a Europa, sé que se hace en Rusia, en el Cáucaso, también he sabido por reportajes que se hace en Francia y en Israel, pero las coordenadas desgraciadamente no las tengo, ya que no se anuncian por la red o yo no lo he encontrado. Aquí se podía hacer una labor conjunta de búsqueda entre las personas interesadas. También he sabido que tanto en Israel como en Tenerife, se hace delfinoterapia en mar abierto, lo supe por un reportaje de tv2 en el que pusieron muchos reportajes de diferentes centros, pero sin coordenadas.

7.      ¿Qué personal se requiere (entrenadores, terapeutas, psicólogos, médicos,..)? ¿Qué titulación requiere cada uno de ellos?

Efectivamente se requiere un equipo multidisciplinario para poder trabajar eficientemente. Psicólogos, educadores, pedagogos, fisioterapeutas, neurólogos, psiquiatras, médicos, veterinarios, biólogos, entrenadores de delfines, delfinoterapeutas, dependiendo de cada caso que se presente. Cada uno de los especialistas deberá poseer la titulación y preparación pertinente de su especialidad como profesional. El equipo que entra en acción será el apropiado para cada caso que se presente.

8.      ¿Qué tascas desarrolla cada componente del equipo y que responsabilidades asume?

Bueno, pues cada cual en su función específica poniéndose siempre de acuerdo con los demás profesionales que entren a evaluar y a llevar cada caso, tanto para el diseño del programa, como para la evaluación de cómo se está llevando el caso, como para el cambio de estrategia si es necesario etc etc. Cada profesional específicamente en su tarea opinará y dará su punto de vista en cada reunión teniendo en cuenta las opiniones de los demás profesionales.

9.      ¿Qué material se requiere para el desarrollo de la terapia (chalecos, flotadores, camillas, rampas...)?

Depende de lo que se quiera trabajar, se pueden usar diferentes materiales, el flotador por ejemplo es para todos. Luego se pueden usar tablas, camillas, rampas, pelotas, pescados para dar de comer a los delfines, aletas para nadar más rápido, bandejas que floten y puedan contener objetos, gafas de bucear. Cada delfinario cuenta con material apropiado para usar en caso de que sea útil y terapéutico para cada paciente.

10.  ¿Es verdad que los delfines tienen que ir en grupos de 5 a 12 aproximadamente? ¿No es posible un grupo de menos de 5 delfines?

Los delfines son animales gregarios y sociales, están más cómodos haciéndose compañía. Para delfinoterapia no es adecuado que sean más de cuatro o cinco, y es interesante que sean del mismo sexo, para que no haya conflictos entre ellos por cuestiones de reproducción en caso de celo de las hembras. Algunos especialistas recomiendan que sean hembras las que se destinen a delfinoterapia, ya que tienen un carácter más maternal y dulce. No obstante los delfines macho bien alimentados y bien tratados (como las hembras) pueden también cumplir una eficaz labor. Demasiados delfines pueden producir un efecto demasiado fuerte, es ideal un número de tres a cinco delfines.

11.  ¿En una misma piscina se pueden realizar dos terapias a la vez?

No es recomendable, por distracción, por efectos colaterales de cada sesión interfiriendo en la otra. Depende también del tamaño de cada piscina y del número de delfines disponibles. Lo ideal es por cada paciente una sesión única en cada piscina.

12.  ¿Las terapias se realizan individualmente o en grupos? En caso de ser en grupos, ¿de cuantas personas? ¿los grupos son válidos para cualquier discapacidad?

Las terapias se hacen individualmente, por lo menos en los centros que conozco, otra cosa son los baños con delfines que pueden hacerse en grupos, pero como hay que controlar a cada persona individualmente, los grupos en todo caso deben de ser reducidos y debe de haber un terapeuta por cada paciente. Es importante no asustar a los delfines y que se sientan cómodos y sin demasiada invasividad de su medio, por tanto NO son recomendable grupos de terapia. En mar abierto quizás sea otra cuestión, ahora bien es importante que haya una persona vigilando a cada paciente.

13.  ¿Cuál es el número máximo y mínimo de sesiones a realizar con un mismo cliente? ¿Cuanto dura una sesión? ¿Cuál es la frecuencia en que se tiene que hacer la terapia? Tengo entendido que cada 3 o 4 meses. Pero, ¿durante cuanto tiempo?

Hay diferentes tipos de aproximación a la delfinoterapia, hay pacientes ocasionales, pacientes de tratamientos intensivos, pacientes de un solo tratamiento, depende de muchos factores, entre otros de la disponibilidad, cercanía de su domicilio y la discapacidad de que se trate, así como las espectativas y objetivos a conseguir. Cuando aparece un paciente para delfinoterapia se tratan todos los aspectos de disponibilidad, del tiempo que pueda permanecer cerca del delfinario, de cómo van sucediendo las sesiones, de cómo avanza su tratamiento... insisto en que no hay dos casos iguales. En general después de la evaluación en la que se tienen en cuenta todos los factores de los que he hablado.

14.  Tengo entendido que además de estar en el agua también hay clases educativas, ¿Cuál es su funcionamiento? ¿Son individuales o conjuntas (numero max. y min)?

La delfinoterapia se asocia siempre y va estrechamente unida a clases educativas y otros tipos de aproximaciones terapéuticas a las discapacidades que se tratan. Dichas clases pueden ser individuales o conjuntas, dependiendo del área que se esté tratando. He visto sesiones de delfinoterapia a las que siguen sesiones de dibujo, de redacción, de fisioterapia, danza, de relajación y sesiones de discusión y reuniones de grupo para hablar sobre las experiencias de cada uno. También sesiones individuales en donde se hacen mediciones para ver si ha habido cambios en las variables psicofisiológicas y emocionales de los pacientes. No existe un baremo de número máximo o mínimo de pacientes establecido. Todo depende de la comodidad y de cómo se han establecido las sesiones de delfinoterapia y del aforo de los locales, así como del número de profesionales disponibles tras las sesiones con los delfines.

15.  ¿Cuál es el funcionamiento de una sesión de delfinoterapia?

El funcionamiento de una sesión de delfinoterapia requiere en un principio una serie de ejercicios de calentamiento y relajación, antes de meterse en la piscina. También sesiones en las que se prepara a la persona a interaccionar con los delfines, se les dice qué es un delfín, en la medida en que pueda comprenderlo, y se les da una instrucciones precisas sobre su comportamiento y lo que van a hacer. Luego, cuando el equipo considera a la persona suficientemente preparada, se les mete poco a poco en la piscina o en el mar para que vayan habituándose a la temperatura y a la presencia de los delfines, con los que se comienza la interacción con un saludo. E inmediatamente comienza la sesión de la manera en que se diseñó personalizadamente antes de la sesión, siempre contando con que la conducta tanto del paciente como de los delfines pueda variarla en cualquier momento o incluso finalizarla si así se considera pertinente. Generalmente si ha habido aceptación y todo va con normalidad, comienzan inmediatamente después los ejercicios diseñados, tras lo cuales y dependiendo del éxito de los mismos hay siempre conductas de refuerzo tanto para los delfines como para los pacientes. El refuerzo para los delfines suele ser un pescadito, caricias o lo que el entrenador considere oportuno y tenga por costumbre hacer. Si se van cumpliendo los objetivos el refuerzo para los pacientes dependiendo de su nivel de capacitación, suele ser nadar de la aleta o ser empujado con la tabla por los delfines y por supuesto una sesión de "mimos", beso y abrazos con los delfines lo que provoca un fuerte impacto emocional en donde se ven sonrisas, carcajadas y caras de felicidad. Los delfines son especialmente sensibles a la discapacidad humana y suelen actuar siempre que se sientan cómodos y a salvo de una manera muy espontánea, amigable, empática y compasiva. Esto último siempre forma parte del fondo de los programas. El impacto emocional es uno de los motores del cambio y de la mejora del nivel de vida y calidad de la misma que produce efectos duraderos, así como los ejercicios motores y habilidades cognitivas como pueda ser la atención, concentración manejo del cálculo y juegos con los materiales disponibles para ello. Se trabaja la psicomotricidad fina y la gruesa, así como aquello que específicamente esté indicado según sean las discapacidades o habilidades del paciente.

 

16.  ¿Cuánto cuesta una sesión de delfinoterapia? ¿Qué modalidades de pago se ofrecen?

Depende del programa al que uno se atenga, depende del centro al que uno vaya, depende del número de sesiones al que se pueda disponer, depende del nivel económico del paciente, pero fundamentalmente depende de dónde y cuántas sesiones vayan a poder establecerse. En mi experiencia, las sesiones son gratuitas en los centros en donde he ido, ya que los delfinarios ofrecen sesiones gratuitas con delfines con los que se cobra para exhibición. Los pagos en delfinarios que cobran por sesiones delfinoterapia suele ser de 60 euros la media hora, algunos financiados por centro de salud, delegaciones del ministerios de salud pública, ayuntamientos o asociaciones de padres de niños con discapacidades. En cualquier caso, al tratarse de una terapia añadida a otras terapias de rehabilitación, el tema del pago de sesiones no suele ser un problema ya que está presupuestadas en el tratamiento general.

17.  ¿Se trata de una demanda estacional? ¿En que épocas del año hay mayor demanda (determinar meses)? ¿De que depende la estacionalidad de la demanda, si la hay?

Aquí en España, en la penínsulas, al tratarse de u país de clima templado la demanda efectivamente es estacional y generalmente a finales de primavera y durante el verano, en Tenerife, al tratarse de un clima tropical se hacen terapias a lo largo de todo el año. En países más fríos como francia, los nórdicos y en Ucrania, las sesiones son durante todo el año en piscinas climatizadas e interiores. Depende del clima y de la disponibilidad de centros climatizados.

18.  ¿Qué busca el paciente o familia con esta terapia? ¿Cuáles son sus expectativas?

Esta pregunta es importante. Es deber de los terapeutas y derecho de los padres y pacientes el que se creen espectativas acordes a lo que se pueda producir. Se trata fundamentalmente de mejorar el nivel de calidad de vida de los pacientes y familias, ayudar en la optimización de resultados de las otras terapias que se estén llevando a cabo, pasar un rato divertido, original y que crea lazos de unión e impactos emocionales profundos. Siempre hay que acordar por debajo de lo que se pueda esperar, ya que las curas milagro y las espectativas de los padres con respecto a este hecho puede llevar a profundas decepciones nada terapéuticas para las familias. Cualquier mejora o, rehabilitación de algún aspecto debe adjudicarse a la situación terapéutica completa, no sólo a la delfinoterapia, sino a todos los tratamientos que a la vez se estén impartiendo.

19.  Cuando un paciente acude a la terapia con delfines, ¿lo hace por su propia iniciativa o mayoritariamente es el médico quien se lo recomienda?

Hoy día y cada vez más el cuerpo médico va concienciándose más sobre resultados que se puedan obtener en estas terapias. Hay de todo, pero generalmente suelen ser los padres en búsqueda o las razones de otro pacientes que se han sometido a dichas terapias, las que llevan a movilizarse a las personas en esta dirección. Internet está siendo también una fuente de información de las personas en búsqueda de otras soluciones. A medida que vayan implantándose más y mejor en los paises estas alternativas terapéuticas y se vayan anunciando como posibilidades coadyuvantes (de ayuda y optimización de otras terapias) la gente irá creyendo más y mejor en que se puede buscar consuelo, mejoras y gratos momentos practicando delfinoterapia como ciencia que demuestra que efectivamente ayuda y consigue mejorar a los pacientes enfermos o discapacitados.

20.  Ya sea por recomendación del médico o por su propia iniciativa, ¿cuáles, cree usted, que son los factores por los cuales se elige la terapia con delfines? (es una forma más divertida de rehabilitación, contacto medio ambiente, experiencia,...)

Es una terapia original, divertida, que produce impactos emocionales, que llevan a un mayor contacto con las fuentes naturales, no hay contraindicaciones (menos en los casos indicados anteriormente), y además se juntan muchos factores terapéuticos en una sóla sesión, como es la zooterapia, la hidroterapia, la terapia biosónica y fisioterapia: ejercicio físico, ejercicios de psicomotricidad fina y gruesa; y ejercicios cognitivos de atención y concentración además de cálculo y memoria y en los que se ejercitan las nociones de tiempo y espacio. Los sonidos de los delfines que usan para saber qué hay a su alrededor, producen un impacto y estimulación del Sistema Nervioso Central que a veces reconecta estructuras atrofiadas, estimula bioquímicamente neurotransmisores con déficit de funcionamiento y pueden producir efectos duraderos en los que se ve y se puede medir mejoras en ciertos aspectos conductuales, emocionales y cognitivos.

21.  ¿Por qué razones recomendaría usted la terapia con delfines?

Creo que esta pregunta ya está respondida en el apartado anterior.

22.  ¿Qué precio estaría dispuesto a pagar un cliente por una terapia con delfines? ¿Existen ayudas económicas por parte del estado?

Las personas que padecen enfermedades neurodegenerativas, discapacidades psíquicas y físicas estarían dispuestas a pagar a veces grandes cantidades por obtener resultados. Aquí tenemos como factor primordial la ética de los promotores de dichas terapias, así como una absoluta honestidad a la hora de crear espectativas. Las ayudas vendrán en cuanto se establezca esta corriente psicoterapéutica y fisioterapéutica como algo que suceda corrientemente. De momento aquí en España no es corriente, hay muy pocos centros y las investigaciones científicas que avalen los resultados son escasas. De hecho no existe como asignatura en los estudios universitarios.