DELFINOTERAPIA: AUTISMO Y MEDICO ACUATICO

Los pasos a seguir para el tratamiento de un niño autista son los siguientes:

1- Recopilación de toda la información del paciente, antecedentes familiares, diagnóstico médico y medicación receptada.

2- Se evalúa al paciente y se traza el tratamiento a seguir y los objetivos a conseguir

3- Al introducirlo en el agua, se realiza un período de adaptación basado en las propiedades físicas del agua, esta adaptación es esta:


- Adaptación mental: Introducirlo en el agua siempre en brazos del terapeuta, mojándole la cara para que tenga la certeza de que el agua no le hará daño.

- Separación: Aproximándolo y separándolo del terapeuta para generar una auto confianza en el niño, evitando que el terapeuta se convierta en un armilla salvavidas física o mental.

-Rotación: Colocando al paciente en las posiciones que utilizaremos en el agua para realizar la terapia

- Equilibrio: Enseñándole a mantener la armonía y tranquilidad.

- Desplazamiento por encima del agua: Mostrándole que puede desplazarse por encima del agua sin ninguna dificultad

-Desplazamiento por debajo del agua: Mostrándole, que al hundirse, ni al terapeuta ni a él, les pasará nada malo.
- Técnicas de relajación: Realizando una serie de ejercicios, para llegar a una relajación total antes de iniciar la terapia

- Desplazamiento individual: Ayudado por un flotador adicional, que no es el terapeuta.


4- Después de lo anterior, continua la adaptación al delfín, en el cual el paciente será acercado al delfín para que sea tocado, besado, y de esta manera iniciar la estimulación e integración de los 3 elementos básicos de la terapia