DECÁLOGO DE LA SANACIÓN DEL "UNO"

1. Recuerda que todos pueden tener algo de razón y que tal vez, nadie la tiene del todo.

2. Relativiza más tus razones y argumentos, los otros pueden también tener su razón.

3. Ten más paciencia cuando las cosas no son como tú crees que deben ser y disfrutarás de la bienaventuranza de "dejar que las cosas sean ".

4. Sé más tolerante contigo mismo y así serás más tolerante con los demás y disfrutarás de la bienaventuranza de ser como eres y dejar que los demás sean como son.

5. Cuando casi todo lo has hecho bien, no te castigues por lo único que has hecho menos bien.

6. Nadie exige de ti la perfección que tú te exiges a ti mismo ¡Eres tú, no los demás!

7. Nadie es perfecto, ni tú tampoco, pero todos queremos mejorar.

8. Tú, como todos, eres una persona que está en camino, en marcha hacia un ideal, y por tanto con fallos o facetas todavía por mejorar.

9. Eres querido por lo que eres, no por lo que deberías ser.

10. Vive y disfruta. diviértete y juega, ríete y pasea, canta y baila, descubrirás que la vida tiene su propia perfección.

---

DECÁLOGO DE SANACIÓN DEL "DOS"

1. Toma conciencia de la existencia de tu cuerpo; no dejes nunca de escuchar lo que quiere. Descansa, disfruta.

2. Recuerda que no te queremos por todo lo que nos ayudas sino por ser realmente quien eres.

3. Ser solidario, generoso, entregado, está bien, pero lo maravilloso es ser tu mismo.

4. Siente y vive lo tuyo con gran intensidad pues ya te has pasado mucho tiempo sin existir y sin vivir tu propia vida.

5. Recuerda que para dar primero te tienes que dar a ti mismo/a, conocerte y quererte.

6. Incluye la palabra NO en tu vocabulario.

7. Recuerda que en las relaciones no sólo hay un tú, sino también un yo (mírate a ti mismo y al otro).

8. Examina si realmente las personas necesitan tantas cosas como tú piensas y no vivas tan pendiente del otro, pues puedes perder tu identidad.

9. Piensa que quien no se permite sentir puede estar impidiéndose sentir amor.

10. Permíteme vivir, permíteme sentir. ¡Quiérete a ti mismo!

---

DECÁLOGO DE SANACIÓN DEL "TRES"

1. Es muy peligroso el hecho de que estés tan contento con la imagen que das, pues no te plantearás el cambio.

2. Recuerda que no existe una correspondencia en ese binomio que tú planteas: éxito en el trabajo = éxito en la vida.

3. Piensa que lo más bonito de las tiendas es el escaparate. Pero... ¿Te imaginas una tienda sin trastienda?... ¡Qué pobreza de tienda!.

4. El activismo no debe ser algo tan central y decisivo en tu vida pues descentra, te lleva a convertirte en una especie de torbellino.

5. La gente te quiere por lo que eres, aunque tengas la capacidad para hacer muchas cosas. La capacidad para ello es tan sólo una cualidad o parte pequeña de todo tu ser.

6. Date tiempo para sentir, descansar, disfrutar y ver lo que tu cuerpo necesita.

7. Sé tolerante; no juzgues; la lentitud e ineficacia del otro son semejantes a tu activismo y eficacia.

8. ¿Por qué te da miedo conectar con tu mundo interior?

9. Aprende a relacionarte a niveles profundos

10. Busca una definición de ti mismo que responda a aquello que realmente eres, no a aquello que se identifica con lo que haces o con lo que los demás esperan de ti.

---

DECÁLOGO DE SANACIÓN DEL "CUATRO"

1. Recuerda que estás bien corno eres sin necesidad de exagerar. Tus exageraciones te hacen sufrir.

2. Todos los seres humanos somos únicos e irrepetibles al igual que tú.

3. Aunque a ti te parezca imposible, sí te comprendemos, no hace falta que te expliques tanto.

4. La realidad tal cual es, es lo más real y auténtico que existe. Valórala.

5. Cada momento es único, irrepetible. Sentir el momento presente es la mejor forma de vivir creativamente.

6. Encuentra un buen amigo sensible y realista que te escuche objetivamente.

7. Lo que tanto anhelas está DENTRO de ti.

8. Tu interior es la mejor obra de arte. Apréciala; no te escondas.

9. Sé concreto, y práctico. Que la imaginación te ayude a ser creativo, pero no a huir de lo concreto y práctico.

10. Haz del "AQUÍ Y AHORA" el lenta de tu vida.

---

DECÁLOGO DE SAL ACIÓN DEL "CINCO"

1. Recuerda que la cabeza NO es un buen lugar para vivir.

2. Baja de la cabeza al corazón y vivirás.

3. El corazón tiene sus razones, distintas a las de la mente. ¡Siente tu corazón!

4. El ejercicio físico, el movimiento corporal, hace que bajes tu energía de la cabeza a tu cuerpo. "Sensa" tus sensaciones corporales. El cuerpo también es sabio.

5. No hay conocimiento teórico capaz de sustituir el contacto físico. Inténtalo.

6. Acaricia y abraza o al menos deja que te abracen, besen y acaricien. Descubrirás la sabiduría del cuerpo.

7. Comparte tus conocimientos con los demás y adquirirás más.

8. No acumules, ni atesores. Comparte y recibirás en la medida en que tú des.

9. No te encierres en ti mismo. Comparte vida con los demás.

10. "Sólo se conoce realmente lo que se ama". Ama y conocerás la verdad.

---

DECÁLOGO DE SANACIÓN DEL "SEIS"

1. Vive el presente, no anticipes el mañana, así sentirás PAZ y no TEMOR.

2. Conecta con tu propio mundo interior y no saques "las antenas" hacia fuera porque entonces estarás perdido. Las dudas y los miedos te invadirán.

3. Piensa en lo importante y bonito que puede llegar a ser el responsabilizarte de tu propia vida, esto te dará una gran seguridad. Sólo soy responsable de mí mismo.

4. Vive sin miedo a quebrantar la ley exterior. La verdadera ley está dentro de ti.

5. Realmente el disgustar a la autoridad no es algo tan grave. No puedes contentar a todos.

6. No huyas al activismo, en éste no vas a encontrar lo que realmente quieres y deseas. TODO está en tu interior.

7. No te esfuerces por demostrar a nadie, ni siquiera a ti mismo lo que ya eres: valiente.

8. Cuando sientas que todo se tambalea a tu alrededor y pierdas la seguridad: confía, y aún sintiendo miedo sigue adelante. NO te paralices dando vueltas en tu cabeza.

9. No mires lo de afuera como algo amenazador, nada ni nadie puede herir tu esencia, excepto tu misma inseguridad.

10. Lucha y trabaja cada día por ser fiel a ti mismo. Tu autenticidad es tu mayor seguridad.

---

DECÁLOGO DE SANACION DEL "SIETE"

1. La felicidad no es un estado permanente, sino una sucesión permanente de momentos.

2. Vive cada momento y disfrutarás la vida.

3. Saborea uno detrás de otro. No todos de golpe.

4. Cada instante te proporciona todo lo que necesitas para vivir ese instante, sin necesidad de acumular para después.

5. La felicidad no se vive pensándola.

6. Tu felicidad reside en tu corazón. Descúbrela dentro de él.

7. Profundiza con tus amigos, aunque no tengas tiempo para tus conocidos.

8. En vez de planificar, actúa.

9. Cuando acojas y abraces tus sentimientos negativos, éstos te darán una feliz sorpresa.

10. Dichosos aquellos que viven en paz y aun con gozo en tiempos difíciles. Tú también puedes.

---

DECÁLOGO DE SANACIÓN DEL "OCHO"

1. Descubre que tu sensibilidad es tu gran fuerza, no tu debilidad.

2. Si confías en que los demás buscan la verdad y la justicia como tú, serás menos desconfiado.

3. Si miras a los demás con ojos confiados, no necesitarás acorazarte. Gozarás mucho más de todo y de todos.

4. No intentes resolver todo tú sólo. Nadie es todopoderoso.

S. Delega, no intentes controlar todo y sentirás más sosiego interno.

6. Confía en los demás de la misma manera que te gusta que confíen en ti.

7. Párate antes de dar un NO, tal vez descubras que puedes dar un SÍ.

8. Si `pre-juzgas' cómo deben ser las personas o las situaciones, seguirás sintiéndote insatisfecho.

9. El remedio para la insatisfacción y el aburrimiento no es la intensidad, sino el sentido de la medida, incluso en la aplicación de la justicia.

10. Sigue dando amor cuando quieras recibirlo, aunque te parezca que tú das más que nadie.

---

DECÁLOGO DE SANACIÓN DEL "NUEVE"

1. Disfruta del placer desconocido para ti de ser consciente de ti de ser consciente de ti mismo y hacerte responsable de tu vida.

2. No delegues toca tu confianza en los demás; aunque te resulte más cómodo, ponla en ti mismo, porque tú vales.

3. Comparte tu vida y la vivirás, pero no desaparezcas en los otros porque eso no es vivir.

4. Cuando superas tu indolencia inicial, sentirás la vitalidad y energía que duermen en ti, esperando que tú mismo las despiertes.

5. Ten fe en ti mismo, cree en ti y en tu propia valía. Tú puedes y vales.

6. Ve tranquilamente al encuentro de lo que tu percibes como conflicto; seguramente, encontrarás, aliviado, que no era tal.

7. Ponte en acción, y la misma acción te dlnamlzará.

8. Cada pequeño éxito, te irá estimulando hasta que te des cuenta que estás llegando a donde tú querías realmente llegar y estás haciendo lo que querías hacer.

9. El amor que buscas fiera lo tienes dentro de ti. Quiérete y pronto percibirás que eres muy querido por los que te rodean.

10. Goza la armonía de la totalidad del Universo, del que tú eres parte esencial e irrepetible