1.- ¿Podrías ponernos algún ejemplo sobre terapias con perros?

La terapia con perros no es tan nueva, ya en el siglo pasado se dieron casos
de usar perros para traumatizados de guerra la propia Cruz Roja después de
la segunda guerra mundial y también se conocen casos en el siglo XIX de la
introducción de perros en manicomios para aliviar a los enfermos mentales.
La terapia con perros está ya muy difundida en muchos paises de Europa y en
Estados Unidos y latinoamerica. No solo los perros de asistencia, como los
de la ONCE, sino también en cárceles, hospitales infantiles y cuidados
paliativos, en centros de educación especial, en psiquiátricos, en
residencias para la Tercera Edad y en correccionales para la sociopatía
infanto juvenil, así como en centros de desintoxiación de adicciones.
También hay psicólogos y psicoterapeutas, véase yo misma que recibo con
perros a veces en mi consulta que consiguen optimizar mis relaciones
terapéuticas con mis pacientes.


2.- ¿Se han realizado estudios que demuestren la eficacia de este tipo de
terapias?

Se han hecho muchas investigaciones científicas en las que se demuestran los
beneficios físicos y psicológicos del contacto con perros para muy
diferentes psicopatalogías en USA, Francia, Australia e Inglaterra. Yo misma
he presentado que demuestra la mejora en la calidad de vida de un niño
autista en su contacto con perros. Cusack, Katcher, Mc Cullogh, Friedmann,
Linch, Levinson, Shapiro y muchos otros autores demuestran científicamente
los beneficios del contacto con estos animales en diferentes medios
psicoterapéuticos.

3.- ¿En qué enfermedades se suelen recurrir a la ayuda de los perros?

Se suele recurrir a ellos, para las sociopatías infantojuveniles, para las
discapacidades psiconeurológicas, para los ancianos para los niños
hiperactivos, para las dicciones, para los cuidados paliativos, para los
problemas en las cárceles, para las discapaciad física como ayuda para la
mejora del nivel de vida e independencia, para los niños con problemas de
aprendizaje, para las personas en elaboración de duelos, para los problemas
familiares y en general yo recomiendo la introducción de perros, una vez
hecho el estudio de acrácter y tipo de vida para cualquier persona que
queira dsifrutar de una compañía compasiva y sin emisión de juicios de
valor, además de la nobleza y la fidelidad que tanto nos falta entre
nosotros, los sere humanos.

4.- ¿Conoces terapias nuevas para perros? Cuéntanos algo sobre ellas.

Terapias para perros. Los perros, absorven las neurosis humanas y muchos
dueños de perros "contagian" sus achaques contradictorios en la vida y sus
propios problemas a los perros, que comienzan a mostrar comportamientos
neuróticos y ruidosos. En ese caso, sería perfecto una psicoterapia conjunta
de animal y dueño que podría mejorar considerablemente la calidad de vida de
los dos. Existen terapeutas caninos que con la ayuda del psicoterapeuta para
personas, podrían ahacer una labor magnífica de terapia generalizada en
familias, dueños y hasta vecindarios aprovechando la propia neurosis del
perro. Esto está cada vez más poniéndose en marcha en diferentes ámbitos y
yo recomiendo educación mediada de perros por especialistas que además sepan
mediar entre ellos y sus dueños para mejorar la relación y que de paso
conseguir que el ser humano adopte comportamientos más adecuados en su
propia vida familiar social y laboral. Quiero decir con ésto que
aprovechando la neurosis canina se podría hacer una magnífico trabajo con
los dueños.

5.- ¿Dónde debe acudir una persona para someterse a este tipo de terapias?

Cada vez existen más personas sensibilizadas en este abordamiento
psicoterapéutico.De momento tengo referencias en casi toda la Península ya
que hago unos cursos de formación en dicha materia a la que han venido
muchas personas que ya están formadas en este ámbito. La combinación de
perros y caballos es además muy formativa. el caso es que se me puede llamar
para pedirme referencias que con mucho gusto ofrecería.

6.- ¿Qué hay que estudiar para llevar una terapia de este tipo?

Hay que tener estudios en psicoterapia o haberse formado como
psicoterapeuta, los psicólogos clínicos, psicopedagogos, terapeutas
ocupacionales con una formación además en etología canina, veterinarios,
etólogos, o gente que tenga experiencia en este ámibito independientemente
de la formación, ya que en perros no existe todavía una formación
universitaria en España. La experiencia y la formación en los ámbitos de
terapia a seres humanos es suficiente para comenzar a trabajar. Recomiendo
que de cada caso se haga ciencia y mediciones para poder sacar adelante en
el ámbito científico esta materia de estudios que puede darnos muy buena
referencias a través de los resultados.

7.- ¿Qué precio y duración tienen?

Aqui no hay nada establecido, cada uno se hará un espacio en el que
determinará la duración del tratamiento y el precio. En principio ni tiene
porqué ser largo ni costoso. Es siempre una magnífica ayuda para otros
abordamientos terapeuticos, es mejor que no sea exclusiva, porque es una
terapia que en principio no cura, sino que mejora, y aunque se sabe de casos
de curaciones espectaculares, es mejor ir con la idea de recibir una ayuda
por parte de los perros a otras terapias también aplicadas a las diferentes
enfermedades o psciopatologías que se estén tratando.