Un caballo para mi vida, Un caballo para mi felicidad

Un caballo es para el hombre desde tiempos remotos, más que un animal domesticado. Es un símbolo de libertad, de poderío y de jerarquía y es también quizás el único animal que comunica sus atributos a su jinete y se convierte en parte de él, juntos son un binomio, la moderna forma de nombrar a

los centauros.

¡Error!Marcador no definido.


Quién sabe montar ha experimentado la agilidad, el movimiento armónico y la fuerza de un caballo. Él representa para su jinete más que un medio de locomoción, es una parte esencial de una actividad placentera que puede convertirse en una verdadera pasión. Pero, para las personas que sufren algún tipo de discapacidad, el caballo puede significar no sólo el medio de adquirir de pronto todos sus atributos, sino una extraordinaria forma de tratamiento. El caballo es una fuente inagotable de estímulos, que favorecen la coordinación motora, la atención, el equilibrio, los reflejos y, muchas otras respuestas autóno

mas, también actúa sobre las funciónes cognoscitivas, y especialmente sobre las respuestas emocionales. Todas las sensaciones y emociones que se despierten al practicar la equitación fueron las que llevaban hace casi 50 años a los investigadores a emplear un método terapéutico con la ayuda de un caballo para el tratamiento de personas con alguna discapacidad.

- Hipoterapia

- Equinoterapia

- Terapia Ecuestre son algunos de los nombres que recibe

A partir de entonces la parálisis cerebral infantil, el síndrome de Down, el autismo, la disfunción cerebral infantil y muchos otros trastornos físicos y emocionales, han ido encontrando una alternativa terapéutica fuera de una clínica o de un consultorio.

---




La equinoterapia y su importancia

La equinoterapia (terapia con la ayuda del caballo), surgió desde el año1952 en los países escandinavoas a partir de que una de sus nativas llamada Liz Hartal ganó una medalla olímpica de plata en Adiestramiento, a pesar de estar impedida por haber padecido poliomelitis.

Este evento llamó mucho la atención a los terapeutas en búsqueda de nuevas y más eficaces formas de terapias para enfermedades físicas y psíquicas. Y sus resultados eran sorprendentes, además inesperadas.

La equitación para personas con discapacidad, se desarrolló demostrando sus excelentes resultados en la rehabilitación de músculos, recuperación o mejoramiento del equilibrio y desarrollo de la autoestima en personas víctimas de accidentes graves (mutilaciones), parálisis cerebral, síndrome de Down y otras discapacidades.


El movimiento armónico del paso del caballo, así como la utilización de la mayoría de los músculos del cuerpo humano al montar, resultan en un gran ejercicio para fortalecer aquellas áreas que requieran de una mayor atención, como pueden ser la hipotonía clásica en los niños con síndrome de Down, la falta de equilibrio de la parálisis cerebral y

otras lesiones cerebrales menores, así como el relajamiento de los miembros inferiores en personas que requieren del uso de sillas de ruedas.

Así mismo, aspectos psicológicos como son la autoestima y la seguridad en sí mismo, se ven beneficiados al vencer el miedo e ir teniendo logros importantes durante las terapias. Otro aspecto que se destaca es la mejor comprensión de las personas con discapacidad y su valor como ser humano por parte de personas - principalmente niños y adolescentes - que no sufren de ninguna discapacidad, lo que contribuye a una mejor integración social.

De Escandinavia, la equinoterapia pasó a Inglaterra y de ahí a los Estados Unidos de América y Canadá, donde en la actualidad existen más de 500 centros de equinoterapia que dan servicio a más de 35'000 jinetes y sus familias, organizados en la North American Riding for the Handicapped Association (NARHA) principalmente, así como en la National Center for Equine Facilitad Theraphy (NCEFT).

En México se comenzó a conocer acerca de los conceptos desarrollados en Europa y Estados Unidos durante los años 60's y 70's, para la utilización de caballos en el tratamiento de diversas discapacidades, a mediados de los años 80's. Sin embargo ha tenido un desarrollo lento y se ha mantenido como una mundo terapia de muy alto costo, ya que en nuestro país todas las actividades de ecuestres

son casi siempre reservadas para los grupos de más alto poder adquisitivo.

A lo largo de 4 décadas se ha demostrado el beneficio de este tipo de terapia para el mejoramiento de aspectos como la autoestima, corrección de problemas musculares, equilibrio, desarrollo de lenguaje, integración familiar y otros que bordean frecuentemente a las personas que sufren de alguna discapacidad.

Ahora se consolida para ofrecer una alternativa terapéutica especializada en las hermosas instalaciones del Parque Japón Las Aguilas en México D.F., que son el marco ideal no sólo para disfrutar de la actividad ecuestre, sino que permiten el desarrollo de programas de campo, de la capacitación, la recreación y la relación con la naturaleza y sobre todo, una comunicación efectiva con el caballo.

---



Nuestra Misión

Brindar el servicio de equinoterapia a niños y adolescentes víctimas de cualquier discapacidad, al igual que a personas víctimas de accidentes, problemas de conducta y/o aprendizaje, a fin de que pueden tener acceso a los beneficios de la rehabilitación mediante el uso del caballo, apoyando por este medio su mejor desarrollo integral como seres humanos y su integración y adaptación a la sociedad; con una visión de asistencia social, haciendo accesible también el servicio a personas de bajos recursos.

---



Filosofía y principios rectores

El - Centro Ecuestre de Rehabilitación Las Aguilas - tendrá como principios rectores de sus actividades: el actuar siempre sin fines de lucro, la no discriminación de persona alguna por motivos de raza, credo, nacionalidad, condición económica o social. Y el apoyo a personas con mayores necesidades y menores recursos en la medida de sus propias posibilidades.

Así como, coayudar a la mejor comprensión de las necesidades y valor intrínseco de las personas con discapacidad entre otros sectores de la sociedad, a fin de promover una mejor convivencia entre las personas víctimas de incapacidades y aquellas que no las tienen.

---



Administración

La administración del CERLA está encargada a una mesa directiva integrada por padres de familia de los niños y adolescentes que acuden a recibir equinoterapia, con el apoyo técnico y profesional de personas que de manera voluntaria desean involucrarse con los fines de la asociación. La mesa directiva consta de:
- un Presidente
- un Secretario
- un Tesorero
- dos vocales

Adicionalmente la asociación cuenta con un consejo asesor integrado por profesionistas especializados en áreas como: Medicina, Medicina del Deporte, Psicología, Psiquiatría, Educación especial, Veterinaria, Aministración.

---



Actividades que realiza el
CERLA para cumplir con su misión

Coordinar sus planes de trabajo con las

instancias del gobierno involucradas en el proyecto de equinoterapia del Parque Ecológico Japón, principalmente con la Delegación Alvaro Obregón y la Dirección General de Desarrollo Urbano.

Establecer y mantener estrecho contacto con las diferentes instituciones de educación especial, principalmente aquellas ubicadas en las cercanías del Parque Ecológico Japón, a fin de ofrecer el servicio de equinoterapia a los alumnos que a ellas asisten.

Establecer y mantener estrecho contacto con la Federación Ecuestre Mexicana, así como con diferentes empresas que brinden apoyo para la mejor prestación de los servicios, así como que realicen donativos en especie o en efectivo que reduzcan los costos de equipamiento y operación a fin de poder brindar el servicio con cuotas accesibles.




Recibir en concesión, permiso de uso o por cualquier otro título los inmuebles e instalaciones requeridos para la creación de un centro de equinoterapia adecuado.





 

Crear y mantener el contacto con la operación del CERLA, un consejo asesor que permita brindar los servicios de asesoría médica, psiquiátrica y psicológica afines al otorgamiento de la equinoterapia.

 

Establecer los convenios necesarios, para que aquellos estudiantes de carreras afines al objetivo social, puedan realizar su servicio social apoyando en las diferentes actividades de la Asociación.

Establecer

cuotas de recuperación que sean accesibles, así como un programa de becas para que familias de bajos recursos puedan acceder a los beneficios de la equinoterapia.

 

Fomentar la formación de equinoterapeutas a través de la capacitación de las personas interesadas.