LA ADICCION A INTERNET

 

 

¿QUÉ ES INTERNET?

Internet es este universo infinito y virtual que se nos ofrece desde hace unos diez años a través del ordenador personal y una línea telefónica.

Un mundo casi completo para la satisfacción de nuestras necesidades y en el que se plantean variables muy parecidas a las que se plantean en nuestra vida de relación con nuestras gentes y circunstancias.

En internet nos podemos relacionar con personas de todo el mundo que estén conectadas, podemos iniciar relaciones profesionales, personales de amistad e intercambio de ideas, podemos iniciar relaciones afectivas y hasta incluso sexuales, a través del llamado cibersexo. Los adelantos y la capacidad de acceso por parte de la mayoría de las personas a la tecnología hacen posible las conversaciones en simultaneo, la vídeo cámara y el micrófono que con un coste ridículo hacen posible las conversaciones con imagen y sonido con cualquier usuario. Además podemos decir quienes somos o crearnos una falsa o escondida identidad, producto de nuestros sueños sobre quien queremos ser. Nadie nos ve si no queremos que se nos vea, ni nadie se entera de quien verdaderamente somos si no nos autorrevelamos.

Tenemos ante nosotros una infinita biblioteca universal a través de la cual podemos informamos sobre cualquier tema que nos interese y sacar artículos, cada vez mas afinados e interesantes e informarnos sobre los últimos adelantos e investigaciones que se van haciendo sobre aquello que nosotros también investigamos. Incluso conectar fácilmente con aquellas personas doctas en nuestros temas de interés.

Podemos darle salida profesional y personal, también podemos darle salida comercial, comprar, vender, ofrecer nuestros productos, hacernos publicidad e iniciar negocios. Música, cine, vídeo juegos, risas y diversión, negocios, amigos y clientes.

 

Existen listas de correos en las que participamos con opiniones con personas afines de las cuales pueden salir grandes ideas en el intercambio.

Aprendemos, leemos, participamos, nos hacemos un espacio y nos sentimos a veces importantes. Podemos comenzar a viajar a lo largo del mundo, sabiendo que seremos bien recibidos después de haber establecido correspondencia con personas interesantes, para los aventureros y exploradores del mundo la red puede ser una gran fuente de satisfacción en ese sentido.

Y además. Siendo el ser humano como es, podemos iniciar batallas, robar, mentir, piratear y comerciar con temas prohibidos y penalizados en nuestra anárquica red. No existe la policía, no hay caras ni rostros ni gestos ni señales de quienes somos a no ser que no nos protejamos adecuadamente y los grandes expertos saben muy bien como hacerlo.

Una verdadera tentación por la cual nuestra vida pueda estar focalizada través de la red y no solo darle una salida lúdica, profesional o de entretenimiento, sino también vital... y en la salida VITAL es en la que está el origen del problema de la adicción a internet.

PERFIL DEL ADICTO A INTERNET

Las personas que están o se sienten solas, las personas introvertidas, las personas con taras físicas y psíquicas, las personas con falta de habilidades sociales, habilidades de comunicación en directo, tímidas, con problemas en sus relaciones interpersonales bien por personalidad como por circunstancias personales (divorcio, duelo...) así como cualquier personalidad propensa a la adicción puede caer adicta a la red.

¿QUÉ ES LA ADICCIÓN A INTERNET?

Ocurren cuando una persona deja de controlar su vida, porque pasa horas y horas conectado a la red y se olvida de todo lo demás. Deja de hacer cosas importantes para su vida profesional de cara a la realidad, deja de comunicarse con sus semejantes, esposa, marido, hijos, amistades, compañeros de trabajo y familia. Deja de hacer deporte, salir al aire libre y seguir desarrollando habilidades sociales e interpersonales, deja de cuidarse físicamente en cuanto a comidas, horas de sueño y vigilia etc. Deja la lectura de libros para solo leer publicaciones en la red y abandona los hábitos de lectura

Y en general todo lo que esto implica de perder amigos, arruinarse por no trabajar y no acudir a reuniones importantes con facturas telefónicas fuertes y perdida de la oportunidad de ganarse la vida. Se rompen matrimonios, las familias se desunen, se deja de estudiar, se deja de hablar y comunicarse, se abandona el cuidado físico incluso se enferma.

SE PRODUCEN ENFERMEDADES DE TIPO PSÍQUICO Y FÍSICO.

Las físicas tienes que ver con desnutrición, falta de vitaminas, problemas de espalda, calambres en las manos, perdida de visión, problemas en las cervicales y problemas postulares, así como todas las asociadas con las psíquicas.

Las psíquicas están relacionadas con ansiedad, obsesión, pérdida de contacto con la realidad, pérdida de la identidad y compulsión por la mentira. Mentira en cuanto a horas de acceso y en cuanto y a obligaciones cumplidas tanto de cara a sí mismo como de cara a los demás. Agresividad y frustración por la falta de atención y cumplimiento de las necesidades sociales y falta de contacto con la realidad exterior a internet. Se experimentan síndromes de abstinencia asociados con ansiedad y falta de satisfacción, así como sintomática de culpabilidad.

Ocurren verdaderos dramas de niños que se meten en líos, de personas que rompen sus matrimonios, de familias que quedan desunidas, de profesionales que abandonan sus trabajos... y de personas que pierden el contacto con la realidad y se crean problemas de identidad.

Esta es la adicción a internet, se está en un estado alterado de consciencia que termina por invadir la vida de las personas que no la saben controlar. La emisión de endorfinas que se produce en toda adicción y que crea un estado artificial de satisfacción es la base de cualquier adicción, incluida internet.

Los ciberenamoramientos, el cibersexo provocan soluciones emocionales que no son mas que virtuales y producen frustración e insatisfacción a la larga, falta el contacto de los sentidos: olfato, tacto, oído y vista, es decir, contacto real.

Internet es una gran herramienta en nuestras vidas, una enorme e infinita herramienta que si sabemos controlarla y darle salida oportuna y responsable se convertiría en nuestra aliada, sino en nuestro enemigo, porque a la larga produce una gran insatisfacción y todo lo contrario a la felicidad.

¿CÓMO SE RESUELVE LA ADICCIÓN A INTERNET?

Primero y principal, como cualquier adicción, es RECONOCIÉNDOLO. Ser consciente de ello es el primer paso.

El siguiente paso consiste en PEDIR AYUDA.

Son los dos pasos principales a través de los cuales, incluso, se podría decir que ya producen un cierto alejamiento de la red. La toma de consciencia y el acto de humildad de petición de ayuda son quizás los dos pasos principales en el inicio de la "desintoxicación" de la red sobre todo cuando ésta adquiere una dimensión vital en la vida de la persona.

La terapia que se emplea es la de introducir en la vida de la persona eventos de otro tipo que se conviertan en motivaciones paralelas a la red. Es importante el aire libre, el ejercicio físico, el deporte. Si incluso se requiere, salir un tiempo fuera del "entorno internet" con vistas a desensibilizar la relación que hay entre el "lugar" en que se produce la adicción de esa manera en "el retorno" puede haber otro punto de partida diferente en el momento de volver a entrar a internet. Es también aconsejable la relación con personas a su vez adictas y formar grupos de autoayuda en los que se hable del tema. De esta manera y al hablar sobre las catástrofes ocurridas en las vidas de otras personas uno tome mayor consciencia todavía de lo importante que es vivir la vida disfrutando de lo que se nos ofrece y no padeciéndolo.

Lectura de libros, salidas profesionales, estudios interesantes, deporte, aire libre y naturaleza, relación con personas en el mismo trance y si es necesario psicoterapia de la personalidad y exploración de otras variables motivacionales para introducir en la vida de la persona adicta a internet, son las claves psicoterapéuticas para reconducir a la persona a un manejo útil y responsable de esta magnifica y grandiosa, aunque a su vez peligrosa herramienta de vida.

PROFESIONALES

Los profesionales que fundamentalmente se encargan de la rehabilitación de esta disfuncionalidad o adicción, son los psicoterapeutas, psicólogos clínicos o psiquiatras que a su vez son psicoterapeutas. La unión entre la medicina y la psicoterapia es fundamental para la rehabilitación de la adicción a internet, si existe una depresión de fondo o una neurosis obsesiva compulsiva se puede introducir una terapia farmacológica adecuada para el tratamiento de fondo de tal adicción.

Puede existir también una patología familiar que se haya convertido en un disparador de tal adicción cuando la persona percibe falta de unión, de comunicación en la familia. Con lo cual es fundamental un Psicoterapeuta de Familia, cuya función también es competencia del Medico de Familia.

Detrás de toda adicción hay una patología que hay que corregir de cara a la prevención de una reincidencia, es por eso que no sólo se trata a la persona adicta sino también a toda la familia de cara a responsabilizar a todos en la ayuda del enfermo.

PREVENCION

La prevención es fundamentalmente responsabilidad de padres, profesores y también de los medios de comunicación en la difusión de esta nueva patología. Es importante detectar las primeras etapas en las que las facturas telefónicas y las horas que pasa la persona conectada, a tiempo para informar a la persona de los peligros que conlleva su actitud y en caso de detectar una actitud de ignorancia, defensiva y agresiva, poner enseguida remedio y pedir ayuda a un profesional.

 

CITAS

"Toda mentira de importancia necesita un detalle circunstancial para ser creída".
Prosper Mérimée (1803-1870); escritor francés.

"La verdad levanta tormentas contra sí que desparraman su semilla a los cuatro vientos".
Rabindranath Tagore (1861-1914); poeta hindú.

"El tiempo es un gran maestro que arregla muchas cosas".
Pierre Corneille (1606-1684); dramaturgo francés.

"De todas las formas de engañar a los demás, la pose de seriedad es la que hace más estragos".
Santiago Rusiñol (1861-1931); pintor y escritor español.