Variantes instintivas. Apuntes del taller de Russ Hudson

VARIANTES INSTINTIVAS DE LOS ENEATIPOS

 

Hay 3 áreas básicas instintivas. Las 3 están presentes en todos los seres humanos

 

Auto-conservación

Sexual

Social o de apego

 

Estas tres áreas las priorizamos de forma inconsciente. A uno de ellos le prestamos más atención y a otro lo postergamos para tratar con él. Cuanto más vivamos en ello, más desequilibrio habrá en nuestras vidas. Se disparan sentimientos de vergüenza ante dicho desequilibrio pues vemos la falta de posibilidades para abordarlo y el desequilibrio existente y del que no nos habíamos dado cuenta.

 

Existe un apilamiento, una jerarquía de los tres instintos:

 

Nuestra prioridadel dominante, el que más obsesiona y al cual le prestamos más atención, nuestro miedo. Miremos nuestra biografía y veremos cuál de los tres hemos fomentado más, cuál es el que más se repite en nuestras decisiones y actos. Ese es el prioritario.

 

El secundario, como vacaciones del primero y como su sostén y refuerzo. Nos ayuda a reforzar  nuestra prioridad; por ejemplo si somos conservación y tenemos como secundario el sexual, nos centramos en nuestro trabajo que seguramente nos obsesione de alguna manera, buscando seguridad pero, de vez en cuando, necesitamos experimentar cosas intensas y excitantes para descansar del primero o bien nos sirve como inyección de energía para fomentar el primero.

 

El tercero es el llamado punto ciego: es el que menos tenemos en cuenta, somos conscientes de él pero no de su importancia, le postergamos, incluso cuando vemos a otra persona cuya prioridad es nuestro punto ciego, nos produce rechazo, nos incomoda o molesta porque esa persona sí lo maneja. Es el que sentimos que algún día hay que arreglar. Sin embargohay que ocuparse de él y trabajarlo, es aquí donde hay que poner nuestra atención: es el pasaje secreto hacia nuestro equilibrio. Cuando comenzamos a trabajarlo lo sentimos comoalgo arriesgado porque pensamos que abandonamos nuestra prioridad. Trabajando el punto ciego pasará a ser más importante pero nunca nos obsesionará como el primero.

 

Hay cierta flexibilidad en esto pues en determinado momentos de la vida el apilamiento cambia, pero, cuando las cosas se resuelven, volvemos a repetir nuestro patrón.

 

Es de máxima importancia el equilibrio entre los tres instintos, es lo que nos dará la perspectiva completa a semejanza que un jardín zen japonés, donde hay que sentarse en diferentes lugares y perspectivas para poder ver todas las piedras que en él están colocadas, pues si sólo te sitúas en un lado nunca verás todas las piedras, nunca tendrás la perspectiva completa. Los tres instintos son básicos y estamos viviendo en ellos todo el tiempo. Algunos de ellos ocupan más lugar en nuestras vidas.

 

Instinto principal o dominante: me ocupo de él todo el tiempo.

Instinto secundario: me ocupo de él sólo a veces

Instinto llamado punto ciego (blind spot): “lo dejo para otra vida”.

 

La clave es prestar atención al punto ciego.

 

Instinto dominante: creo que así seré feliz

 

Instinto secundario: vacaciones del principal. Cuando traigo el secundario decido hacer algo diferente. A veces usamos el secundario para apoyar al dominante.

 

Punto ciego: El último es el más importante para focalizar, a partir de un momento dado, nuestra atención. No lo tenemos en cuenta, no se trata de que no  tengamos conciencia de su importancia pero no lo ejercemos y no comprendemos que las demás personas lo usen o lo ejerzan, es el pasaje secreto al equilibrio.

 

La espiritualidad es el equilibrio en los instintos usados como la expresión de la inteligencia natural.

Neurosis la expresión de los mismos a través del ego.

 

Nunca el punto ciego va a obsesionarnos. Hay que trabajarlo, por supuesto, pero sin peligro de que vaya a ser jamás el dominante. Cuando prestamos atención al punto ciego lo percibiremos como amenaza para el instinto dominante.

 

El instinto dominante drena los otros instintos, sobre todo si el nivel es bajo.

 

 

 

Auto-conservación

 

Es el instinto más básico y fundamental. Toda vida lo tiene y es difícil concebir el no tenerlo. Incluso una ameba a la que se le arrima una fuente excesiva de calor huirá hacia otro lado, o una planta se orientará hacia la luz o el agua, sin cerebro o sin sistema nervioso desarrollado, cualquier ser vivo posee la auto-preservación.

 

Es el motor para mantener la vida. La inteligencia de la naturaleza operando en nosotros. Inteligencia básica operando. Estar consciente del cuerpo y de sus necesidades. Fácil de llevar si se está consciente.

 

Se podría tratar simplemente de la consciencia de nuestro cuerpo y saciar nuestras necesidades auto-preservativas pero el ego lo distorsiona obsesionándose con la supervivencia.

 

El instinto de Auto-conservación es la seguridad, la salud y sensación de bienestar. Sobrevivir con comodidad. Una manera de amar es velar por la supervivencia también de los demás.

 

Tenemos un cerebro mesentérico que está en el estómago y el cerebro reptiliano. El reptiliano está en la base del cerebro.

 

Los componentes de la Auto-conservación tienen que ser eminentemente prácticos.

 

Tiene que ver con:

 

Seguridad

Salud y cuidado del cuerpo

Sensación de bienestar y confort

Supervivencia

Dinero

Trabajo

Recursos necesarios

Autonomía

Entorno

Hogar y cobijo

Consistencia

Seguridad

Estabilidad

 

Las personas que priorizan este tipo de cosas, suelen ser personas orientadas a lo doméstico, les gusta estar en casa o en un entorno cómodo, preocupándose por los recursos que necesitan (sus vitaminas, agua, comida), les gusta asegurarse de que tienen lo que necesitan y les gusta tener suficiente tiempo, no les gusta perder el tiempo. Su hogar lo tienen como base de operaciones.

 

Les importa mucho preservar su energía piensan: ¿Tengo energía suficiente o estoy cansado? Tienen miedo a perder su energía, pueden sentirse drenados con otras personas, pueden encontrase a gusto con una persona pero sentir que necesitan retirarse, no quieren perder su energía, necesitan repuestos o un “plan b”.

 

Suelen ser autónomos, les preocupa la autonomía, ser autosuficientes, les gusta hacer sus propias cosas y creen no necesitar a nadie.

 

Les preocupa el dinero y se ocupan de ello, suelen ser prácticos y estar al tanto de la entrada y salida de dinero y recursos. Suelen ser el subtipo que más ahorra.

 

Les preocupa la salud o estar interesados en estos temas, notan pronto si algo en sus cuerpos anda mal, así como perciben el bienestar de los demás, perciben enseguida si alguien se encuentra bien o mal.

 

Tratan de cuidar de  los demás, haciéndose cargo de otros en sus necesidades básicas, se preocupan por la supervivencia de otros.

 

Son personas arraigadas, que tratan de ser consistentes, seguras y estables para ellos mismos y para los demás, les gusta proteger a los demás en estos aspectos.

 

Su sentido del tiempo es lineal (sentido “cronos”) el tiempo es limitado, cantidad de tiempo frente al concepto “cairos” del tiempo donde el tiempo tiene un sentido fluido y no-lineal (cuando el tiempo pasa muy lento o muy rápido, por ejemplo)

 

Cuando existe una relación amorosa entre dos personas con este instinto como dominante les gusta establecer una gran relación doméstica donde crear un nido, un hogar, se conocen muy bien. Las relaciones sexuales entre instintos auto-preservación son muy quinestésicas, basada en el tacto y la sensualidad, les gusta dejarse ir con el otro. La actividad sexual relaja el sistema nervioso aliviando la tensión más reptiliana, “aquí me puedo relajar y estar bien”

 

AUTOPRESERVACIÓN COMO INSTINTO SECUNDARIO

 

Se manifiesta cuando todo lo relacionado con este aspecto como la casa, el confort, el dinero o el trabajo y la seguridad no se tratan como algo neurótico, sino como una vacación del primero, descansas del instinto dominante. Y también le sirve de soporte. Gustas y disfrutas de quedarte en casa, tranquilo y enraizado.

 

Punto ciego Auto-conservación

 

No soy doméstico y hay una gran falta de regularidad y rutina en mi vida. No tengo rutinas. No pienso demasiado en el dinero y hay una negación de la salud.

 

Por ejemplo si el dominante es social y el punto ciego auto-preservación harían cosas como dejar de ir al baño si lo necesitan con tal de no molestar o interrumpir al grupo.

 

Si el dominante fuese sexual y el punto ciego conservación, dejarían de lado aspectos como el anterior con tal de no perder intensidad en la conversación que están teniendo, por ejemplo.

 

Las personas con el punto ciego en este instinto no suelen dormir siempre a la misma hora, se saltan comidas habitualmente y descuidan sus finanzas, por ejemplo. Niegan su salud, no acuden al médico si se encuentran mal, no cuidan su salud o su cuerpo.

 

A veces no vemos el punto ciego, porque existe un miedo tan grande alrededor que no se puede soportar. Nos aterroriza lo que pueda ser real de nosotros mismos. No se ve a veces en nosotros. El miedo es que no crezco y por tanto no puedo asumir responsabilidades. No puedo cuidar de mí mismo, quizás si acaso encuentre a alguien que me cuide, voy a ser un niño indefenso para siempre.

 

“no soy confiable, no pueden depender de mí, no puedo cuidar de mí mismo y si tengo suerte alguien lo hará por mí y me cuidará porque siempre seré un niño indefenso” No manejan bien el mundo físico o material y se sienten inválidos en eso.

 

Si ponemos tiempo y energía ahí, es cuando mejor nos sentimos con nosotros mismos y dejamos por tanto de estar neuróticamente preocupados por el instinto dominante. Prestar atención al cuerpo, a la salud, al dinero, a la práctica de la vida cotidiana.

 

“Se hizo un ejercicio de tres en tres en donde cada uno respondíamos ante los dos que nos escuchaban en silencio y con aceptación a la pregunta “Dime en qué no le presto atención al instinto de Auto-conservación” (lo recomiendo...)

 

Siempre que ponemos energía en nuestro punto ciego, nos sentimos mejor, nos equilibramos, nos sentimos mejor y olvidamos el dominante, las cosas se vuelven posibles.

 

 

 

 

Sexual, instinto de atracción

 

No se trata sólo de sexo, se trata de que los seres humanos no sólo necesitan comodidad, sino estimulación, si no hay estimulación, el individuo se enferma. La energía sexual se trata de ir mucho más allá de nosotros mismos. No es altruismo, es más estar atraídos por algo y necesitar vivirlo, experimentaloEnergía, fuerza, ir hacia fuera.

 

Por ejemplo el atletismo, hay una parte que es Auto-conservación (cuidado del cuerpo) pero si uno quiere ganar, entonces se enfoca hacia lo sexual: GANAR COMPETIR.. Lucha por el derecho a pelearse, se relaciona también con la agresión, triunfar y también mostrarse (por ejemplo a la hora de vestir). Es la parte que quiere atraer y buscar aquello por lo que nos sentimos atraídos. Es como el campo de atracción entre nosotros.

 

*** No todos los instintos tienen necesariamente que estar activados todo el tiempo ***

 

 

Que las cosas sean estimulantes, excitantes, es como una pila que tenemos para estar excitados, interesados. Intensidad en la energía. Es una motivación diferente a la Auto-conservación.

También llamado de atracción, se trata de la obtención de la estimulación, de la energía y la competición, ir más allá de la supervivencia, sentirse atraído por algo de una manera no altruista, de tener la energía para ir hacia fuera.

 

Busca la estimulación y la intensidad, la activación, la agresión, es la parte que quiere atraer y buscar lo que le atrae, funcionando todo el tiempo. Quieren tener el sistema nervioso siempre activado y que las cosas de la vida siempre sean estimulantes.

 

La sensación de estar plenamente vivos, sin pesadumbre y experimentando. En realidad todos los momentos son así en la vida, esa energía siempre se encuentra ahí, en cada instante, pero si no somos capaces de verlo nos volvemos adictos a llevar las cosas al extremo, a la adrenalina y al peligro.

 

Es esa parte nuestra que quiere perder el control, perderse en algo, ya sea conduciendo, escuchando música o bailando y sintiendo el flamenco, por ejemplo, perderse en cualquier cosa que estés haciendo  pudiendo llegar a hacer las cosas en el filo.

 

Si no se está presente en esto, las personas sexuales buscan a quien tenga esa energía, van a la caza de esa energía intentando encontrar personas con las que puedan conectar y que posean esa energía. Sí las personas carecen de esa energía, no les estimula y no interaccionan con ellas.

 

No sólo es acerca de la sexualidad, pero es la misma energía. La energía de la atracción. Sensación de estar plenamente vivos, realmente experimentando las cosas. Cuando es nuestro instinto dominante nos hacemos adictos. Cuando no estamos presentes nos hacemos adictos a la adrenalina, al límite, al extremo. Incluso puede llegar a gustarnos el peligro. Es como si hubiera una parte nuestra que quisiera perderse en esa energía, perdernos en algo. Esto se relaciona con la sexualidad, pero también con la música o bien escuchándola o bien tocándola.

 

Las personas con el subtipo sexual dominante son las que menos necesitan experimentar el sexo, ya que es sexual todo lo que hacen, es más interesante la actividad que el propio sexo (se puede tener una relación sexual con un bocadillo de jamón, no se disfruta por la nutrición, sino por lo exquisito mmmmmmmmm)

 

Esta energía crea inquietud y es difícil asentarse. Son los que tienen más agilidad y están más prestos al movimiento. Si la energía está activa sigo, pero si decae quiero volver a activarla.

 

En niveles bajos las personas con energía sexual predominante son personas muy dispersas y tienen a obsesionarse con: relaciones, drogas, ideas, dolor. Autodestrucción: como la polilla que se tira al fuego.

 

Tampoco es lo mismo que placer. Estimulación no es lo mismo que placer, tampoco mezclar esto con amor romántico, son dos temas diferentes. No tiene que ver con la intimidad, la intimidad es comunicarse con el corazón, entonces lo que hace el sexual es que además haya energía de atracción de tipo sexual.

 

Todo tiene su lado positivo y negativo. El tipo sexual quiere quemar su energía, el conservación quiere conservarla.

 

Las personas entre 15 y 24 años están más enfocados a esta energía, pero un tipo con sexualidad dominante no se parará después. Los tipos sexuales irradian esa energía a la que podemos llamar también carisma. El que una persona sea atractiva o no es independiente.

 

Los tipos sexuales siempre se quejan de que se les interpreta mal. Pero la energía es lo que es.

Lo que busca el tipo sexual es una relación intensa, no es tanto el tema doméstico, como el conservación. Tienen cierto miedo a los temas domésticos. Lo que se busca es un encuentro con alguien que posea la misma energía. Se distingue una persona sexual por la mirada profunda e inquisitiva, mantienen la mirada fija y penetrante.

 

La relación es una relación excitante mientras me mantenga interesado, por ejemplo teniendo problemas, es una manera también de mantener el interés. Son personas agresivas, peleonas y tener con quien pelear es una manera de  mantener esa energía. A veces somos un poco demasiado para la gente, sobre todo los cuatros y los ochos, ya de por sí intensos y con sobrada de energía...

 

SEXUALCOMO SECUNDARIO

 

Si el sexual actúa como vacaciones o apoyo al dominante significa que te gusta hacer cosas diferentes y aventureras o intensas, hacer algo irresponsable aunque eso no sea tu prioridad. Se trata de romper con tu forma usual de hacer las cosas, es la energía que te apoya para realizar cosas, te ayuda a sacar proyectos hacia delante y terminarlos.

 

SEXUAL COMO PUNTO CIEGO

 

Son síntomas de sexual en punto ciego cuando ves que ciertas cosas en tu vida por las que has sentido pasión, las has postergado y sientes que te falta ese fuego, esa pasión que dejas para otro momento.

 

Inconscientemente está el miedo a ser demasiado grande y cuando ves a otras personas que tienen esa energía piensas que se muestran demasiado, te da cierta vergüenza y es que levantan tu herida.

 

Personas con este punto ciego piensan de sí mismos que son algo aburridos, que no son interesantes o atractivos, que no les van a tener en cuenta. “Nadie me ve, realmente no soy atractivo pero eso no lo necesito porque eso no es real”

 

Tratan de mantener baja esa energía sexual, nunca escuchan música excitante e intensa, por ejemplo, nunca avivan su propio fuego, pero es por el miedo.

 

Reaccionan a las cosas antes de darle la oportunidad de que les guste, intentando mantenerse intactos.

 

Son personas muy conscientes de sí mismas que no se dejan llevar y cuando lo hacen se sienten artificiales pensando de nuevo que no son atractivos, sienten vergüenza si dejan que eso salga.

 

 No quiere decir que no lo tengamos, es que no se ha tomado la oportunidad para ejercitarlo. Se pospone algo que produce excitación.. No hago honor a mi fuego.. Una vida sin pasión.  Yo sé que tengo pasión pero no hay nada específico sobre ello.

 

Cuando sexual es punto ciego, les cabrea alguien con energía sexual, prefieren no tenerla delante. Nos levanta nuestra herida. Además tratamos de mantenerla baja (escuchar música nueva era, jamás pop rock)

 

Se sabe que abajo hay pasión, pero no se hace nada para fomentarla. Por miedo.

 

Se reacciona ante las cosas sin darse uno cuenta de que quizás nos podría gustar, lo rechazamos como protegiéndonos para que no levante dicha pasión. Y así mantenernos intactos y completos

 

Bajo en auto-conservación: no soy práctico.

 

Bajo en sexual: soy aburrido, pesado, no soy interesante, soy genérico.

 

 

Social

 

Fue el último en desarrollarse en el mundo animal, es el de la adaptación y afiliación. También usa este término Claudio Naranjo. Deseo de conectar con otros seres humanos. Es el instinto de afiliación, de cooperación, de interdependencia instintiva. Sin la buena voluntad de otras personas, estaríamos muertos. Fue el último en desarrollarse en la evolución.. Se trata de cuidar de los demás para que me cuiden. Reciprocidad manteniendo la conexión.

 

Las culturas orientales están más orientadas al instinto social (cuidarse y tocarse para fijar lazos y relaciones unos con otros, como los monos cuando se desparasitan).

 

El origen del instinto social es la relación padre-hijo. Esta fue la primera: cuidar y proteger a los pequeños para que pudieran crecer. La familia.

 

Queremos hacer las cosas juntos, no solos, hay cosas que no podemos hacer por nosotros mismos.

 

El alcohol está asociado con el instinto social.

 

El altruismo es también tema social.

 

Empresas-organizaciones-asociaciones-cooperaciones.

 

 

Tenemos pues, 9 energías, 3 instintos y nueve niveles.

 

Una de esas energías está más presente y es el eje de nuestra vida psicológica, el eje de la rueda. Referencio las 8 restantes energías desde la mía (ningún individuo puede ser objetivo)

 

En los niveles altos de integración los instintos estarán más alineados y la personalidad más flexible.

Cuanto más bajo el nivel, más distorsionado se vuelve nuestro instinto y más obsesivo, aterrorizado y desesperado estará el ego. Si bajamos de nivel, nuestra personalidad se obsesiona con uno de los tres instintos. Y dicha obsesión hace que nuestro ego dañe nuestro dicho instinto. Se confunde el ego con el instinto (Me provoco justo lo que el instinto con su inteligencia intrínseca neutralizaría).

 

Cuanto más bajamos de nivel más obsesionados y además sentimos justificada hasta nuestra locura... porque los instintos tratan de la vida y la muerte y esa tendencia se da en el plano psicológico convirtiéndose en una necesidad vital aunque estemos haciéndonos daño a nosotros mismos y a los demás.

 

Hay que prestar atención al instinto al que no estamos haciendo caso y así el principal no será tan obsesivo en nosotros, esta es la clave de la psicoterapia.

 

La meditación es algo que se puede usar para estar presente en todos los flancos de mi vida.

El instinto social también tiene que ver con los errores, las equivocaciones de los demás. Alejar a los que cometen errores, el destierro, es el peor de los castigos. (Experimento cruel con monos a los que se les mantuvo aislados del grupo y se volvían locos y morían).

 

El instinto social también tiene que ver con ocuparse de los bebés, jugar reunirse.

 

La inteligencia colectiva. Sensación de contribución para hallarle sentido a nuestras vidas.

La inteligencia del instinto es mucho más poderosa que la inteligencia mental. Es la fuerza de la evolución en nosotros. El instinto de auto-conservación es el más obvio.

 

Pero no estaríamos aquí si no hubiera instinto sexual ni tampoco si no hubiera instinto social.

Estamos desarrollando nuestra especie. No sabemos qué estamos haciendo, pero lo estamos haciendo.

 

Es difícil estar en niveles altos sin trabajarnos los instintos, sino sobreactuamos como adolescentes en cuestiones de dinero, sexualidad y culto a los demás y a sí mismo.

 

Si yo me trabajo el instinto controlo mi vehículo y me ayudo a ser amable y a despertar. Nadie puede hacer esto por mí. Es un acto voluntario y porque me quiero a mí mismo.

 

Gurdjieff decía que nuestros problemas vienen de usar nuestros instintos de una manera descentrada pensando con el cuerpo y sintiendo con la cabeza.

 

El instinto social es el menos entendido. Lo han explicado de una manera sencilla pero equivocada.

Hay diferentes manera de tener relaciones de uno a uno, no sólo en los sexuales. Hay relaciones de uno a uno en los 3 instintos.

 

El instinto social es el ser capaces de darnos cuenta del otro y adaptarnos al otro. Si no sabemos hacer esto, estamos perdidos.

 

Cuando tenemos hijos nos adaptamos a ellos, sino ellos no sobrevivirían. La inteligencia de la naturaleza toma partido.

 

Leer las emociones de los demás y a veces adaptarnos para que la relación funcione. Nuestra habilidad de adaptación a otros creará lazos. Además, si somos capaces de hacer vínculos con otras personas, seremos capaces de sobrevivir. Es la parte de conseguir que las dos partes ganan en las relaciones, creando vínculos. Y por esa razón fue la última en desarrollarse y tiene que ver con el desarrollo de las emanaciones. Cuidar de los demás y que nos cuiden. Reciprocidad.

 

Los animales también tienen su versión de este instinto. Los vínculos de las manadas, su instinto social. Es muy profundo este instinto, no tiene que ver con la mente o elección, sino por ejemplo con esos pájaros que vuelan para Africa en manada. No se reúnen antes para definir la fecha de salida y el destino... sino que el propio instinto social les lleva a cooperar para emigrar y el vínculo social les lleva a saber el momento de partida y el origen. Uno de ellos liderará y se irán repartiendo funciones.

 

El social también es un grupo de dos personas o la pareja en el sentido de ser consciente de las necesidades del otro y de la capacidad de adaptación para que la relación funcione.

 

La necesidad de cuidar de otro o que nos cuiden, no es elección, sino instinto. Necesitamos sabernos en pertenencia, y esto no es nada sentimental.

 

Lo que hacemos importa, y nuestra contribución importa y que siempre somos bienvenidos. Sin ello enfermamos, es necesario para sobrevivir, no es una bonita idea.

 

No sólo son fiestas y reuniones, esto es absolutamente incompleto.

 

Algunas culturas tienen más instinto social que otras. La occidental ahora no tienen tanta como antes, sin embargo en Japón, Corea y China hay más interés en formar parte de un conjunto.

 

En Japón, todo lo que hacemos se refleja en nuestra familia, trabajo o profesión. Si hay algo no correcto que yo haga, se avergüenzan todos. En algunas culturas orientales, cuando llevan máscaras en la boca, no es para no contagiarse, sino para no contagiar.

 

En USA no es así, y esto ha hecho que nuestra cultura se haya vuelto “loca”. No hubo solidaridad con el tornado Catrina...

 

Lado oscuro:  sería la necesidad de asegurarse que tenemos un lugar de manera que dependamos de ello, por ejemplo en la política: tener o no tener poder. Otra parte no bonita del instinto social es echarle la culpa a otros cuando uno comete un error, para no ser castigados o no tener problemas. Si es a otro a quien castigan, no será a mí. No queremos ser expulsados, preferimos que sea otro y así seguir ocupando el lugar en la estructura.

 

En su mejor expresión: yo gano, tú ganas.

 

Jerarquías de las manadas. Hay diferencias ente una jerarquía que mantiene el consenso y otra que no. Todo el mundo quiere oportunidades iguales, pero no somos iguales. Parte del instinto social es crear fortalezas, como por ejemplo hacer equipo en el mundo de las empresas.

 

Las personas con instinto social dominante son curiosas de los demás, quieren saber acerca de la gente y que la gente sepa acerca de ellos para crear vínculos.

 

Habilidad para leer la comunicación no verbal. Notar las incongruencias. Podemos cambiar o no, pero estaremos afectando al otro.

 

Cuando se tiene de punto ciego, se tiene dificultad para leer a las personas, es cuando se hacen fallos sociales y no se quiere conectar con los otros. Por ejemplo un mono en su manda jerárquica que no lee las señales no verbales, puede ser expulsado de la manada por cometer dichos fallos sociales, y eso podría llevarle a la muerte.

 

Los tipos sociales pueden intuir a otra gente y pueden saber qué están pensando a los demás.

 

De una forma positiva es la forma de conectar con los demás para hallarle sentido a nuestras vidas.

Bajando de nivel: dispersión, se está distraído de esta energía y entonces nos dedicamos a fumar, a beber con los demás dejando el sentido de cooperación,  encuentro y adaptación.

 

Puedo captar a mis amigos para hacer algo con ellos, dar apoyo para que algo inteligente suceda o para crear problemas y obstruir. Se puede desgajar un subgrupo que crea una energía que se desliga de la energía principal. Ser parte o no ser parte del grupo.

 

La gente en general no se considera formando parte, pero en el fondo siempre formamos parte de algo: país, ideología, ser hombre o mujer, gustos, grupos espirituales, política, etc., etc. No son temas casuales, son importantes, también nos intentamos definir por donde pertenecemos.

 

Bajando de nivel la forma adquiere tintes más rígidos y posesivos. Fundamentalismo social mal dirigido para rescatar el instinto social. Gente con mucho miedo, quieren grupos muy fuertes con graves valores.

 

Cada tipo del eneagrama tiene un sentido diferentes del subtipo social y no lo experimentará como que quiere socializar, se trata de otro tema.

 

Para algunas personas el juego social verbal no es el instinto social, por ejemplo hablar del tiempo no es hablar del tiempo, es decir hola.

 

Compartir información forma parte del instinto social.

 

SOCIAL COMO DOMINANTE

 

Personas más abiertas y dispuestas a establecer conexión con la gente y a estar en contacto con otros.

 

Buenos incluyendo a la gente, son capaces de darse cuenta cuando alguien está fuera o excluido y les interesa mucho el contacto.

 

Aunque no se pertenezca a este instinto como principal, o no nos consideremos parte de un grupo, inconscientemente sí lo hacemos, al fin y al cabo formamos parte de un país, de una generación, de un sexo o de una idea vital. Y nos definimos siendo parte de eso.

 

Habla del fundamentalismo como un deseo mal adaptado para rescatar el verdadero instinto social porque estas personas piensan que la modernidad nos aleja de la idea de pertenencia, de los valores de la familia, etc. y por eso crean ese tipo de grupos con fuertes valores.

 

Los que tienen el social como dominante tienen capacidad para lo dicho más arriba sobre el social en general cuando están en niveles altos.

 

Social como instinto secundario

 

El secundario es la manera de separarse del instinto dominante.

 

Si soy sexual dominante y social secundario, el social ayuda para irme de esa intensidad y ayuda a estar con la gente de manera más relajada. Me relaciono con la gente de manera más ligera y ver a otros seres humanos. Conectar con la gente tranquilamente.

 

Si soy auto-conservación dominante y secundario el social, me saco de la practicidad para ir a ver gente de manera relajada. El social apoya y además está bien tener gente que me apoye a hacer negocios. Tener gente en quien apoyar mi supervivencia.

 

UNO DE LOS SECRETOS DE LA LONGEVIDAD ES TENER BUENOS AMIGOS

 

Como siempre el secundario es una manera de separarse del principal, una manera de irse de la intensidad del momento, estando con la gente más relajadamente, más light viendo a otros seres humanos, si se tiene el sexual como dominante. Y es como una manera de disfrutar de los amigos, de sacarte de casa o del trabajo y de la practicidad de la vida si eres conservación dominante.

 

Funcionaría de apoyo y soporte si, siendo sexual como dominante, busco a gente para conectar y siendo auto-preservación como dominante, buscando ayuda en la gente para cualquier asunto conservación, casero, laboral, etc.

 

Habla aquí Hudson del aspecto importante para la longevidad de las empresas: el aspecto social en la empresa es un factor muy importante, más que la calidad del producto o servicio, más que cualquier otra cosa: cómo esa empresa está integrada con otras empresas.

 

Igualmente para las personas longevas, más allá de la salud, de la pareja y el trabajo: los buenos amigos. Los amigos son buenos para la salud y son el secreto de una larga vida.

 

Los tres instintos son igualmente sagrados, hay que utilizarlos para lo que son y ser conscientes de ellos.

 

Social como punto ciego

 

No nos damos cuenta de la comunicación no verbal y damos pasos en falso.

 

Un ejemplo de una persona que tiene como dominante el auto-conservación y el social como punto ciego, estaba reunida con amigos y a uno de ellos le comunican el fallecimiento de su esposa, la pregunta que se hizo ¡¡y lo hizo en alto!!! Fue “Ah, pues ahora ¿tengo que coger el taxi sólo?”

 

Puede ser que nos demos cuenta y que no lo volvamos a intentar: torpeza social.

 

Además si no voy a hacer dinero con él, o no voy a llevármelo a la cama ¿para qué estar con él?

 

Falta en cuestiones como no coger el teléfono, no devolver las llamadas o tardar mucho. La gente tiene la impresión de no ser importante para ellos. Me enfoco en mis necesidades y no me vuelco en las necesidades de los demás. No participo en las cosas si no tienen que ver conmigo o con mis necesidades.

 

Bajo social: tengo la sensación de que la gente tira de mí y me quieren obligar a participar de asuntos que no tienen nada que ver conmigo. También pienso que la gente pierde el tiempo reuniéndose y bla bla bla. No se conectan con las personas, se hacen clichés para hacer como que sí, cuando no.

 

El miedo subyacente es una opinión negativa hacia sí mismos y piensan que son patológicamente egoístas y que no saben cuidar de las personas, “por eso la gente no quiere estar conmigo, soy un inválido social que no tiene una mano para extender, hay algo mal en mí y creo que me estoy perdiendo un sentido de la vida, no tengo nada que ofrecer. Intento conectar pero me digo a mí mismo que no hay esperanza, que realmente no voy a conectar” y eso es una justificación que mantiene al ego vivo.

 

 

Si me hago consciente de ese miedo me daré cuenta de lo ridículo que es, que está sucediendo en la penumbra. Pero cuando lo vuelvo a intentar inconscientemente me vuelvo a repetir todo lo anterior.

 

EL EGO ES COMO EL CAMELLO QUE ME MANTIENE ADICTO A DETERMINADAS COSAS

 

Personas que les resulta difícil leer a la gente de la manera social (conectar con otros, afectarse con otros con curiosidad y vinculación) no quieren conectar con la gente.

 

Para estas personas, les resulta retador trabajar en equipo y no participan en cosas que no tienen que ver con su trabajo o consigo mismos, es como ¿para qué? Y la gente tira de ellos para hacer cosas.

 

Un grupo social también puede ser un grupo de dos, pero donde lo importante es el contenido, no la forma (al revés que en el sexual, donde lo que importa es la forma, la estimulación)

 

En caso de que la pareja esté formada por dos sociales como dominante, se trata de ser un equipo:¿qué podemos hacer hoy? ¿Qué podemos hacer el uno por el otro para que funcione? Nuestra casa es una base para colaborar con otros, se apoyan en lo que pueden colaborar en común, hacen proyectos juntos, salen juntos hacia el mundo.

 

A veces siendo el social el punto ciego podemos pensar que si tenemos baja la energía propia no la tenemos para otros y eso no siempre es verdad pues estar con los otros y conectar con la gente puede ser muy vigorizante. Hay que hacerse consciente del robot que lleva el automático puesto y eso nos da la capacidad de elección. Que nuestras programaciones, hábitos y patrones no tomen las riendas, pues eso es lo que actúa cuando no estoy presente.

 

Siempre hay algo de esto en nuestras vidas cotidianas, pero hay que hacer el esfuerzo pues nadie puede hacer el trabajo por mí, tiene que ser voluntario y hacerse por uno mismo.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.